Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

¿Cuál es el mejor Batman de la historia?

Por: Clara Itzel Hernández Valladares

18 / 10 / 2011
1/5

¿Cuál es el mejor Batman de la historia?

George Clooney
Película: Batman & Robin (1997)
Edad cuando interpretó a Batman: 36 años
Altura: 1.80 metros

Actuación

Nadie duda de las capacidades histriónicas de George Clooney, aunque hay que reconocer que es, por mucho, el peor Batman de la historia. De inicio, el actor fue incapaz de mostrar la sobriedad que caracteriza al personaje, pues en todo momento presentaba su peculiar sonrisa –no sabemos si sonreía de alegría o se burlaba del guión– que nada tiene que ver con el murciélago.

En cuanto al físico, el actor se mostró con el físico que lo ha caracterizado desde E.R., es decir, en forma pero lejos de parecer un superhéroe capaz de patearle el trasero a los villanos más temibles de Ciudad Gótica.

Traje

De inicio, George Clooney portó un traje completamente negro –brillante, pero negro al fin–, con una máscara que le imposibilita la vista periférica casi en un 90%, con protuberancias que buscan emular un ceño fruncido y con una nariz tan grande que bien podría sacarle el ojo a sus rivales. Sin embargo, todo pasa a segundo término cuando nos percatamos que el legendario traje del hombre murciélago tiene pezones. Esta situación es aún más lamentable al tratarse de la segunda aparición de las bati-tetillas.

Más adelante, Clooney decidirá desviar la atención de sus pectorales –el daño ya estaba hecho– para portar un extraño atuendo con vivos en plata –adiós camuflaje– que más bien parece una extraña armadura. A esto agreguemos las extrañas con rallador de queso en los costados.

De cualquier modo, ya nada importa. Nunca podremos respetar a un Batman con pezones en el traje...

Gadgets

Lejos de preocuparse por tener algún tipo de sofisticado armamento, el Batman de Clooney parecía disfrutar de los deportes extremos. Como prueba, sólo tenemos que recordar los patines de hielo que ocultaban sus botas o las batitablas de surfear que le permitían escapar de construcciones a punto de explotar.

A esto agreguemos sus útiles lásers capaces de descongelar las fechorías de Mr. Freeze, pero sobre todo una cámara de video integrada que le permite grabar los verdaderos planes de Poison Ivy.

Eso sí, debemos reconocer la inteligencia de George Clooney por nunca salir de la baticueva sin su tarjeta de crédito. Aunque esto terminó siendo uno de los momentos más lamentables de la franquicia, debemos reconocer que al menos Clooney es un murciélago precavido: nunca sabes cuándo necesitarás un plástico para comprar una bonita flor.

Enemigos

Por un lado tenemos un inusual Mr. Freeze, que cuando no está buscando la manera de congelar Gótica, disfruta de leer el periódico portando una abrigadora bata en su gélida guarida.

Por otro lado, la vengativa Poison Ivy está harta de las acciones que el ser humano realiza contra las plantas, por lo que ha decidido utilizar sus encantos femeninos para destruir a sus enemigos. Por si esto fuera poco, sus poderes de seducción son los únicos capaces de generar un distanciamiento entre los inseparables Batman y Robin, aunque afortunadamente contarán con el apoyo de Batichica, quien es inmune a sus encantos.

Finalmente tenemos una caricaturizada versión de Bane, con una curiosa máscara que pareciera remitirnos a un luchador mexicano, con prominentes venas moradas y con una inteligencia tan miserable que apenas es capaz de generar tristes rugidos. Esperemos que Chris Nolan logre regresarnos la fe en este personaje.

Aliados

Tras adoptar al joven Dick Grayson en Batman eternamente y darle su propio traje con pezones, Batman decidió cobijar a Bárbara Wilson, la sobrina de su leal mayordomo (no confundir con Bárbara Gordon, quien nada tiene que ver con esta historia).

Al igual que el llamado joven maravilla, la Srita. Wilson terminará encontrando la entrada a la baticueva y decidirá tomar un traje –al parecer el batiarmario está saturado de atuendos de diversas tallas y para todos los géneros– con el objetivo unirse a la lucha contra el crimen. Esta incorporación no sólo permitirá tener una nueva aliada, sino que abrirá paso a bromas como "¿Qué tal [llamarte] Batipersona?" o el cliché "ahora tendremos que matarla".

Sin embargo, el verdadero brillo de este equipo se encuentra en las escenas que muestran sus respectivos traseros cada vez que suben sus batipantalones.

Interés amoroso

Luego de múltiples relaciones fallidas, Batman decidió hacer a un lado sus sentimientos para enfocarse en sus deseos carnales por Poison Ivy.

El mejor momento

Cuando Batman aparece corriendo acompañado de Robin y Batichica, con la batiseñal a sus espaldas. No, no porque el momento sea épico, sino porque el filme finalmente ha terminado.

El peor momento

No logramos decidirnos entre los batipezones, la batitarjeta de crédito o el zoom al trasero de los actores mientras se ponen sus respectivos trajes. ¿Ustedes qué opinan?

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER