Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Hannibal Lecter se dice en danés

COLUMNA Kino central

Por: Carlos Jesús González

13 / 08 / 2012

Hannibal Lecter se dice en danés

En más de una ocasión he expresado que, en lo que a mis gustos se refiere, no hay actualmente en Europa un mejor cine que el que se hace en Dinamarca. Además de poseer directores una manufactura tremenda y de pulso de estatua me gusta que su cine sea de común sórdido y poblado de temas angustiantes, sobre todo por el contraste, pues ya van varios años que Copenhague aparece en el número uno de las ciudades más felices del mundo. Bien sé que estas encuestas son poco fiables, refugio de ociosos e ingenuos, pero en cualquier caso no deja de llamar la atención que una ciudad donde se comen sanos smorebrods y se observa un paisaje embellecido por rubias de desmayo sea abordado cinematográficamete como capital de pederastas, depresivos y heroinómanos. 

Algo de culpa tendrán Lars von Trier, Vinterberg y la cola de temas aciagos abordados por el Dogma. Otra más será de los distribuidores, pues parece que a ellos tampoco les llama la atención mirar a un grupo de vikingos modernos que se lo pasan lo mar de contentos. Por fortuna nuestra, a veces logran colarse joyitas oriundas de esta peculiar península rodeada de islas que nada tienen que ver con padres abusivos ni escenarios apocalípticos. Tal es el caso de A Royal Affaire (En kongelig affaere), película que recomiendo buscar al menos en DVD en caso de que nunca se estrene en México. Las razones por las que esta cinta funciona son simples: imaginen esa fotografía impecable que caracteriza ilustrando una historia de época, una en la que los reyes y reinas, para fortuna nuestra, no son respingados ingleses ni histriónicos franceses sino daneses, es decir, dotados de esa contención de sentimientos propia de los nórdicos. Ahora imaginen que, como reza el título, existe una relación amorosa prohibida, consumada a medias y en lo oscurito que a la larga acarreará consecuencias. Drama seguro que habrá pero uno bien construido, sólido y, por su naturaleza, diferente al que nos tienen acostumbrados este tipo de películas, en ocasiones tan dadas a producir bostezos.  

Habría que agregar que una buena parte de la película se posa sobre los experimentados hombros de Mads Mikkelsen, actor que hasta ahora la mayor parte de la gente reconoce como "uno de los malos de James Bond" pero quien en realidad goza de una trayectoria envidiable en su Dinamarca natal. Entre otras cosas, ha trabajado bajo las órdenes de Nicolas Winding Renf -director que se puso de moda luego de la celebrada Drive-, y desde hace unos meses acapara todos los focos, pues fue elegido -entre, supongo, una horda de actores destacados- como el próximo Hannibal Lecter en la serie de televisión que produce la NBC y que dará inicio en 2013. 

¿Podrá el desconocido Mikkelsen meterse en los zapatos del asesino en serie más conocido -y elegante- de la ficción? Si les queda la duda, dense una vueltita visual por Valhalla Rising, del mencionado Winding Renf... ¿así o más violencia?

 

 

Carlos Jesús González

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Ver más artículos de Carlos Jesús González

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER