Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Los 10 mejores monstruos clásicos de Universal

Por: Luis Miguel Cruz

30 / 10 / 2012
1/10

El jorobado de Notre Dame (Dir. Wallace Worsley, 1923)

El monstruo
Quasimodo es un hombre completamente deforme, cuya monstruosidad y la maldad de Jehan Frollo le han obligado a vivir en las torres de Notre Dame, alejado completamente de cualquier contacto con la sociedad. Todo cambia cuando Quasimodo conoce a la hermosa Esmeralda, la cual cautiva inmediatamente al jorobado con su apariencia física, pero también con su bondad al acercarse y protegerlo desinteresadamente.

En agradecimiento Quasimodo está dispuesto a proteger a Esmeralda de las garras del perverso Jehan, quien ha elaborado un plan para incriminar a la fémina en un crimen atroz. Ahora el jorobado deberá utilizar las torres de Notre Dame como fortaleza y salir completamente a la luz para proteger a la única persona que ha mostrado cierta bondad con él.

La obra original
El jorobado de Notre Dame está inspirado en la novela homónima de Victor Hugo y reproduce con gran fidelidad la mayor parte del texto, incluyendo la sordera de Quasimodo por su trabajo en el campanario de Catedral.

El dato
Aunque muchos pueden alegar que El jorobado de Notre Dame dista mucho de ser una historia de horror, Quasimodo es considerado el primer monstruo de Universal por su evidente deformidad, la repulsión provocada a lo largo de su historia –dentro y fuera de ella– y por el excelso trabajo de maquillaje portado por Lon Chaney, el cual hizo pensar a muchos que en realidad se trataba de un jorobado.

Para interpretar a Quasimodo Lon Chaney tuvo que utilizar una incómoda joroba que pesaba entre 4.5 y 7 kilos. Sin embargo esto no fue lo peor del rodaje, ya que el histrión tenía que utilizar un aparato que mantuviera unidas sus piernas para simular el caminar extraño del jorobado, tecnología que lesionaría sus extremidades provocándole un importante dolor por el resto de su vida. Curiosamente esta dolorosa caracterización sería creada por el propio Lon Chaney.

Aunque sobra decir que se trata de un clásico dentro del género, gran parte de las copias originales fueron destruidas y su conservación sólo ha sido posible por algunas copias de 16 mm. Lamentablemente existen escenas que no han podido ser recuperadas.

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER