Mi novio es un zombie | Cine PREMIERE
botón rss botón newsletter
Crítica sobre Mi novio es un zombie De Sergio López Aguirre, editor en Cine PREMIERE Crítica: 3.5 de 5. Esta película de zombies, protagonizada por Nicholas Hoult y Teresa Palmer, no se toma tan en serio el mito alrededor de los muertos vivientes.
imagen estrella completa grandeimagen estrella completa grandeimagen estrella completa grandeimagen estrella media grandeimagen estrella vacía grande

Mi novio es un zombie

Esta película de zombies, protagonizada por Nicholas Hoult y Teresa Palmer, no se toma tan en serio el mito alrededor de los muertos vivientes.

Mi novio es un zombie
Por Sergio López Aguirre ( TW ) ( G+ )
07 / 02 / 2013

"¿¡Cómo!? ¡Están destruyendo la mitología zombie! ¡Ahora las niñas querrán que las muerda un muerto en vida!"

Argumentos similares se dejaban leer o escuchar al conocer la trama que tendría la nueva película de Jonathan Levine (50/50) basada en la novela homónima de Isaac Marion, Warm Bodies: R (Nicholas Hoult) es un zombie que durante un ataque a los pocos humanos que quedan en el mundo, ve en una chica, Julie (Teresa Palmer), algo especial y decide "protegerla", aun sin saber bien por qué.

Mi novio es un zombie (arma de doble filo el título, la gente puede huirle a la película creyendo que es un churrazo serie B) es una cinta que hay que tomar a la ligera porque ella misma lo hace. Hemos tenido comedias dentro del género zombie como Tierra de zombies (Dir. Ruben Fleischer) o Shaun of the Dead (Dir. Edgar Wright) pero el eje de la cinta de Jonathan Levine está también ubicado en el romance (cómico.. y zombie, pero con su corazón al fin y al cabo).

Un gran acierto es el recurso de voz en off a cargo de R, quien puede pensar clara y rápidamente, aunque sus movimientos no le ayudan en lo absoluto. Esto provoca momentos graciosos, también gracias a Nicholas Hoult, quien tomó muy en serio el lenguaje corporal zombie (vamos, tampoco se necesita un método actoral de tablas) hasta para las secuencias donde necesitaba “correr”.

La química que logra Hoult con su compañera Teresa Palmer es natural en pantalla, también gracias a la interpretación de la actriz australiana, quien consigue un fluido acento americano, aunado a una excelente sidekick que resulta Analeigh Tipton (Loco y estúpido amor, Damsels in Distress). Así mismo, sorprende ver a John Malkovich en un papel que no demandaba un gran currículum.

Como recurso en este tipo de cine postapocalíptico, las tomas de plano general ayudan a ubicarnos mucho más en este mundo destruido por la plaga zombie, con carreteras abandonadas, vecindarios fantasmas y aeropuertos destruidos. Un detalle fresco a la estructura de este universo son los “bonies”, aquellos muertos en vida que llevan más tiempo en ese estado, lo cual los convierte en seres aún más despreciables. Ellos están totalmente desconectados del mundo, algo similar a lo que hiciera La hermandad (Daybreakers, Dir. Michael y Peter Spierig, 2009) con los vampiros.

Pero Mi novio es un zombie no es la película perfecta, si bien no hay huecos en la historia y la trama no decae, el departamento técnico se percibe flojo al momento de la mayor acción en el último acto de la cinta, especialmente donde aparecen los bonies. La caracterización de los zombies cumple sin llegar a ser espectacular, pero hay una escena que involucra mucho maquillaje que buscaba ser risible, y aunque lo logra, se va más hacia el lado de la burla.

Muchos lo vieron en el tráiler pero hay que recalcar que Mi novio es un zombie, NO ES un drama romántico de “ojalá nadie separe a nuestros enamorados ¡oh dios mío hay un tercero en discordia!”, estamos ante una comedia en donde los protagonistas forman una pareja dispareja y lo aborda de una manera cómica, punto.

¿Destruye Mi novio es un zombie la mitología de los muertos vivientes? La decisión queda en cada espectador, en cada fan. Yo, por ejemplo, de niño disfrutaba Gasparín, sin cuestionarme sobre lo poco probable que era que un fantasma quisiera ser amigos de los humanos, así que agradezco que la película de Jonathan Levine sea una propuesta diferente, un punto de vista de la historia desde el lado zombie. ¿Que se enamore es algo novedoso? No, ahí está otra comedia –underground– del director canadiense Bruce LaBruce: Otto or Up with the people (2009) donde un zombie gay busca reencontrarse con su novio en Berlin. 

Por su parte, George A. Romero se toma a la ligera toda esta revolución zombie y lo expresó en una entrevista en 2010: “A veces en las convenciones a las que asisto me dan ganas de decirle a la gente ‘Consíganse una vida amigos. Me la pasé muy bien filmando todas estas películas pero no se escucha como que ustedes se la están pasando increíble viéndolas. ¡Se involucran demasiado! ¡Relájense!’”. Y si escuchamos el consejo del maestro Romero, podremos disfrutar mucho más no sólo de Mi novio es un zombie sino del cine en general.

Más artículos de Sergio López Aguirre
  • Título original: Warm Bodies
  • Año: 2013
  • Director: Jonathan Levine (50/50)
  • Actores: Nicholas Hoult, Teresa Palmer, John Malkovich
  • Fecha de estreno: 8 de febrero de 2013
trailer
ver más grande
comentarios
Suscríbete a Cine Premiere
enviar a un amigo

Si te gusto este contenido muy probablemente pueda gustarle a algun amigo (a) tuyo, te invitamos a que compartirselo, es muy fácil sólo llena los siguientes campos y envía.

Tu nombre:
Nombre de tu amigo:
Mail de tu amigo:
cp_ipad cp_ipad cp_ipad