Revsita del Mes Suscríbete
Cine PREMIERE #187 – El podcast de las nerds

Booksmart, Historias de miedo para contar en la oscuridad.

August 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Nosotros los nobles

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

21-03-2013

Aunque no es el hilo negro de la comedia, la película de Gary Alazraki es atinada y cumple lo que promete.

  • Título original: Nosotros los nobles
  • Año: 2013
  • Director: Gary Alazraki (Ópera prima)
  • Actores: Karla Souza, Luis Gerardo Méndez, Juan Pablo Gil, Gonzalo Vega
  • Fecha de estreno: 23 de marzo preestreno - 28 de marzo de 2013 nacional

La ópera
prima de Gary Alazraki es una comedia simple, a la que se le agradece primero
que nada su sencillez, claridad y ligereza. Desde el inicio, cuando presenta uno
a uno a los jóvenes herederos de la muy distinguida familia Noble, la historia
deja muy claro que su misión no es la de encontrar el hilo negro del cine de arte
festivalero, ni la de lograr juicios profundos. Más bien, cumple con hacer
pasar a los espectadores un buen rato y, de paso, burlarse –y al mismo tiempo compadecerse-
de los juniors y mirreyes buenos para nada que andan sueltos por ahí.

Después
de comprobar que sus hijos no son más que niños consentidos, el empresario Germán
Noble (Gonzalo Vega) decide fingir la bancarrota familiar para obligarlos a
salir adelante con sus propios medios. Sin coches último modelo ni tarjetas de
crédito, Javi (Luis Gerardo Méndez), Bárbara (Karla Souza) y Charlie (Juan
Pablo Gil) se ven obligados por primera vez a trabajar y a sobrellevar un
estilo de vida muy distinto, que ahora incluye una casa en ruinas, peseros y
viajes regulares a la central de abastos.

La
comicidad en Nosotros los nobles nace
sobre todo de los estereotipos, tanto del mundo de los ricos como del de “los
pobres”. En su mayor parte, la historia cuenta situaciones algo exageradas, que
no molestan demasiado por aquello de que mantiene siempre un tono no
pretencioso, en el que se vuelve fácil no tomarse las cosas muy en serio. Lo
más importantes es que logra poner en la vitrina a los pintorescos arquetipos de
ambas clases sociales, para reírse de ellos sin ser juiciosa o clasista.

Otro de
los éxitos del filme, sin el cuál nada habría funcionado, es que sus personajes
principales logran  “caer bien”. La niña fresa,
el universitario hipster, el junior pedante establecen sus distintas
personalidades insoportables y terminan por levantar ternuras. Aunque es cierto
que quizá les falta un poco de profundidad para hacerse completamente
memorables, es inevitable no sentir simpatía por ellos. Lo que tienen en común es
lo que los hace entrañables: esa frecuente ingenuidad en los jóvenes acomodados
(y que hoy ni siquiera tienen que ser de las clases altas), ajenos a las dificultades
de la vida en sí.

En suma,
se trata de una película de humor inocente pero atinado, con personajes
simpáticos y que marca un digno regreso de Gonzalo Vega a la pantalla grande.
Es poco probable que cambie vidas, pero hace sonreír y pensar lo suficiente como
para salir de la sala sin la sensación de haber gastado el dinero en balde.

Periodista, editora en Cine PREMIERE y bailarina frustrada en sus ratos libres. Gustosa del cine, la literatura, el tango, los datos inútiles y de la oportunidad de desvelarse haciendo lo que sea.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios