Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Vera Anderson

30 / 05 / 2013
entrevistas Twilight escritor

Entrevista con Stephenie Meyer por La huésped

La también autora de Crepúsculo (Twilight) habla acerca de la adaptación de su novela The Host.

Es por todos conocido que Stephenie Meyer, quien solía ser un ama de casa mormona y se convirtió en una sensación literaria, se ha convertido en un ícono de la cultura pop de tamaño inconmensurable.

A pesar de esto, fue una sorpresa descubrir a las hordas de fanáticos que la esperaban afuera de su discreto hotel de Beverly Hills, donde nos encontramos para platicar sobre la nueva película basada en su novela La huésped (The Host). Pero ¿cómo sabían sus seguidores que se encontraría ahí? Este nivel de devoción ha estado presente desde que publicó el primero libro de Crepúsculo (Twilight) en 2005.

Actualmente hay mucha expectativa por la adaptación fílmica La huésped, que no involucra vampiros pero que también es un best seller. Parece que los fans siguen hambrientos por lo que Stephenie Meyer tiene que ofrecerles. Esto es lo que ella dice al respecto…

En cierta medida comenzaste una nueva ola de romanticismo con la serie de Crepúsculo. ¿Sentías que no había suficiente romance en el mundo?
Bueno, ciertamente no pensé que iba a contribuir con algo que afectaría a las personas. Personalmente no me gustan las novelas que son meramente románticas. Me gustan las novelas de acción que tienen elementos de romance… donde funciona como una especie de sal que adereza lo que comes. Es bueno tener ese ingrediente. Creo que soy una persona romántica y mucho más cínica que mis personajes.

En la serie de Twilight presentaste a una chica normal que se sentía atraída por dos hombres: un vampiro y un hombre lobo. En La huésped tienes a dos tipos normales que se enamoran de una chica. ¿Es una constante deliberada?
Bueno, en realidad aquí tengo a un cuarteto. Originalmente el trío que debería de aparecer en La huésped eran dos mujeres y un hombre. Obviamente las dos chicas están en un cuerpo. Eso lo tornaba un poquito más complicado. En cuando al cuarto personaje, pues creo que hay un deseo subconsciente en mí de tener un final feliz, pero no, originalmente no era el plan. Como escritora mi parte favorita es cuando los personajes comienzan a tomar el control y hacen lo que quieren. Pero lo emocionante siempre es la historia. No pienso más allá. 

¿Estudiaste creación literaria en la escuela, tomaste clases?
Evité la creación literaria a propósito. Tenía que tomar una clase de escritura creativa para poder graduarme y tomé poesía porque sentía que puedes fingir. Sólo tienes que hacer que suene obscuro y la gente pensará que tiene un significado muy profundo. Así que hice trampa durante todo el curso pretendiendo escribir cosas muy serias. Para mí la idea de estudiar creación literaria era atemorizante porque cuando escribes un ensayo de investigación para una clase tienes expertos que te dan citas y tienes un tema muy serio que no te pone en una posición vulnerable. En los talleres de creación literaria si no les gusta lo que escribes significa que tú no les caes bien. Es algo que me daba miedo cuando era más joven y no escribía más allá de mis tareas.

¿Qué tipo de facultades crees que se necesitan para ser una buena escritora?
Bueno, yo siempre conté historias. Es lo que hacía de niña. Cuando estaba aburrida me contaba cuentos a mí misma. Creo que para ser escritora debes de leer mucho. Es muy importante. Creo que nunca la hubiera hecho si no fuese una lectora voraz. Pero también creo que si quieres escribir lo harás y si es disfrutable seguirás haciéndolo. Muchas personas que quieren ser escritoras no necesariamente quieren escribir, sino haber publicado algo. El proceso es lo que cuenta. Si no disfrutas el sentarte a redactar entonces no deberías de involucrarte en este oficio. El resto no es divertido. El proceso de escribir es la mejor parte.

¿Qué te motivó a seguir escribiendo al principio?
La historia. Estaba metidísima y era muy disfrutable. Era tomar algo de mi cabeza y convertirlo en algo concreto a lo que podía acudir una y otra vez. Me encantaba. Solía pintar y tener un cuaderno de recortes. Siempre buscaba alguna manera de ser creativa porque tenía esa necesidad. La escritura cumplió con esto mejor que otras actividades. También escribía porque se sentía muy bien. Luego quería saber qué pasaba en la historia, como cuando lees un libro que te emociona. Con Twilight no sabía qué pasaría y quería descubrirlo. Dejé que la historia continuara y la viví de la manera que experimentas un libro en el que estás muy metida y en el que piensas en la noche y no quieres cerrarlo. Pero dura más, lo que es fantástico.

¿Cómo eras de chiquita?
No escribía cuando era niña, pero sí leía. Como parte de una familia grande cada quien asume un papel y yo era el ratón de biblioteca que se la pasaba leyendo. Tenía una silla con descansabrazos y era mi favorita porque me podía acostar a lo largo. Siempre estaba ahí: en mi silla con un libro. Casi siempre leía los libros de mi mamá y mi papá porque no podía ir a la biblioteca a diario y leía muy rápido. Simplemente leí todo lo que tenía. Cuando era muy joven pasé por Lo que el viento se llevó y Mujercitas, y también un poco de Zane Grey porque mi papá tenía varios de sus títulos. Leía todo lo que estaba a mi alcance.

¿Quiénes son tus autores favoritos?
Siempre me encantarán Jane Austen, Charlotte Bronte y Shakespeare, fueron lecturas muy formativas. Recientemente he estado leyendo a Laini Taylor y me encanta Paolo Bacigalupi, quien escribió Ship Breaker y The Drowened Cities. Como trabajo en la industria me entero de lo que se publicará pronto y me avisan qué vale la pena. Es muy divertido. También me dan libros todo el tiempo, así que mi lista de pendientes siempre crece. Hay muchísimo de todo. Tengo libros de ciencia-ficción y westerns… pero no tengo mucho de terror, no me encanta. Tampoco tengo mucho de romance. Pero suele ser un rango muy grande, así que me interesan muchas cosas.

Los zombies son muy populares actualmente, ¿te interesan?
– Ríe– Los zombies no me interesaban para nada como personajes, hasta que leí Warm Bodies, que me encantó. No es algo que me atraiga pero Warm Bodies logró que me gustaran y que me interesara en el género por primera vez. Creo que nunca escribiría eso. Pero ya sabes… nunca digas nunca.

 

La huésped se estrena en México el 31 de mayo de 2013, es dirigida por Andrew Niccol y protagonizada por Saoirse Ronan y Diane Kruger.

Autor

Vera Anderson

Es escritora, fotógrafa, cineasta y vive en Hollywood con su esposo y su traviesa cachorrita Airedale. Promete estar más activa en Twitter y espera que el guión que escribió con su hermano se convierta en película.

Ver más artículos de Vera Anderson

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas