Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Stellan Skarsgård y el humor escandinavo en la Berlinale 2014

COLUMNA Kino central

Por: Carlos Jesús González

10 / 02 / 2014

Stellan Skarsgård y el humor escandinavo en la Berlinale 2014

In Order of Disappearance es la mejor película en el día 5 de la Berlinale 2014.

Pagaría una considerable cantidad de euros por saber qué pasó por la cabeza del gran Stellan Skarsgård cuando Shia LaBeouf realizó su comentadísimo "acto de rebeldía" el domingo 9 de febrero en la Berlinale 2014. Ello ocurrió, como relatamos hace unas horas, durante la conferencia de prensa de Nymphomaniac

¿Será que Skarsgård se rió por dentro o, por lo contrario, se sintió sumamente incómodo, atacado por esa sudoración repentina e incontenible que provoca la llamada "pena ajena"? Suposiciones aparte, lo más seguro es que el numerito en cuestión le haya sido tan trascendente como los resultados de la liga femenina de cricket de Bulgaria, si es que la hay, y que luego del showcito se haya ido a dormir pensando en su familia y los helados parajes de su natal Suecia.

De inconfundibles rasgos nórdicos y dotado de una expresión que se queda a medio camino entre la angustia y la más empalagosa de las dulzuras, el viejo Skarsgård –porque hay uno nuevo, al que seguro conocen: Alexander– acudió a esta Berlinale con doble intención: 

La primera, ya se intuye, fue integrarse a la presentación de la polémica cinta de Lars von Trier, director con el que ha trabajado en varias ocasiones y al que une el afán por recorrer tortuosas veredas existenciales. Tal vez esto último se deba a una cuestión cultural que naturalmente nos queda lejos a los que no poseemos antepasados vikingos. En cualquier caso, y tomando como refencia el cine que nos llega de estas regiones, es imposible negar la existencia de una suerte de saudade escandinava que, a diferencia de la lusa, no se queda navegando en la melancolía sino incluso goza de ir más allá, descender a los submundos de lo sórdido y retorcido. Y si a todo esto además se agrega violencia gratuita y mucha sangre, todavía mejor, como nos lo han dejado en claro las cintas de Nicolas Winding Renf (Drive).

Varios de estos elementos también se hallan presentes en el otro filme que Skarsgård vino a promocionar: In Order of Disappearence (Kraftidioten en su título original), del noruego Hans Petter Moland. En ella, Skarsgård interpreta a un limpiador de caminos que vive en un poblado muy apartado de Oslo y, a decir verdad, también de la mano de Dios. En pocas palabras, uno de esos sitios en los que únicamente se puede ser suicida, alcohólico o, como su personaje, el conductor de un camión dotado de una pala gigante que retira la nieve con eficacia asombrosa. En los primeros minutos del filme, y como resultado de las secencias que nos regala Moland, muy invernales y protagonizadas por una pareja de lo más convencional, el espectador puede llegar a pensar de que lo que verá será un dramón muy trágico y muy polar, a la escandinava, pues. Pasado un tiempo más, sin embargo, entran a escena elementos cómicos, violentos, e incluso otros arrancados del cine de acción que convierten al filme en una cosa extraña, ecléctica, ubicada en un terreno un tanto indefinible. 

Pero lejos de ser una mala crítica, tal definición es un verdadero cumplido, ya que la mano de Moland consigue que la suma de géneros alcance una cohesión perfecta. En este ordenadísimo caos en el que caben tanto guiños a Tarantino –me pregunto cuántos cineastas no han coqueteado con él en los últimos 15 años– como a la estética bergmaniana -ay, esos encuadres tan prístinos- lo más destacable es el sentido del humor. Es tan negro, tan de mal gusto, tan irreverente, tan... nórdico. Una verdadera gozada. Tan grande, que hasta el momento el filme ya ha cerrado tratos de distribuición con 30 países.

Así que –crucemos los dedos– con seguridad también llegará a América Latina.

Carlos Jesús González

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Ver más artículos de Carlos Jesús González

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER