Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Megan Fox: ¡Mi pobre papá!

COLUMNA Hollywood Boulevard

Por: Vera Anderson

06 / 08 / 2014

Megan Fox: ¡Mi pobre papá!

En caso de que no estén pudiendo dormir preguntándose porqué no hemos visto mucho de Megan Fox en un buen rato (desde el 2012 en la comedia de Judd Apatow This is 40), se debe a que ha estado muy ocupada teniendo hijos: Noah, de 2 años, y Bodhi, de 5 meses. Pero no se preocupen, ya está de regreso bajo los reflectores, luciendo tan hermosa como siempre, promoviendo su nueva cinta, Tortugas Ninja.

"La maternidad me ha cambiado como persona en todas las formas posibles", dice. "Una vez que has explusado a 2 niños de tu cuerpo, realmente ya no hay a qué temerle. Ha cambiado la forma en la que entiendo a la vida humana, sobre la espiritualidad, porque siento que conozco a estas 2 almas desde hace mucho tiempo porque la unión es muy grande. Eso me lanzó en una búsqueda espiritual. Fui criada en un hogar muy religioso, en un ambiente algo represivo, y aunque algunas de las creencias eran arcaicas, la espiritualidad siempre fue una experiencia muy tangible para mí porque la veía en los rostros de todos en la iglesia. Sin embargo, con el tiempo ya no me sentía satisfecha con esa visión blanco y negro y sentía que necesitaba más respuestas. Todavía necesito más respuestas. Leí muchos libros y hay uno llamado Journey of Souls que es sobre la reencarnación y las vidas entre vidas y todo eso cambió mi perspectiva.

Ahora estoy en hiptnoterapia de vidas pasadas y cosas así. Me estoy volviendo muy metafísica y esotérica, lo cual es lo opuesto a mi familia. Siento que ya sobrepasé ese momento en la vida en el que guardas resentimiento a los padres. Entiendo que nunca van a ser quienes yo quisiera que fueran, así que los quiero por quienes son. Y espero que hagan lo mismo por mí. Ellos me apoyan a su manera. Bueno…", hace una pausa y ríe. "Mi papá nunca me ha dicho nada pero estoy segura que le molesta cuando salgo en la portada de GQ con cerezas en la boca. A veces pienso en eso, ¡ay, mi pobre papá!"

----------------------------

In case you've been losing sleep wondering why we haven’t seen much of Megan Fox for awhile (since the 2012 Judd Apatow comedy This is 40) it’s because she’s been busy having babies - Noah, 2 years old, and Bodhi, 5 months. But have no fear, she’s back in the limelight now, looking as beautiful as ever, out promoting her new movie, Teenage Mutant Ninja Turtles. “Motherhood has changed me as a person in every possible way,” she says. “Because once you have pushed two children out of your body, there’s not much to be afraid of anymore.

It’s changed the way that I think about what is human life, what is spirituality, because I feel like I have had to known these souls before because the bond is too great, and that sort of sent me off on a spiritual quest. I was raised in a really religious family, in a sort of repressive environment, but even though some of the beliefs were archaic, spirituality was a tangible experience for me because I saw it on everyone’s faces and I experienced it going to church. But as I got older I wasn’t satisfied with that sort of black and white environment and I needed more answers, I still need more answers.

I read a lot of books and there’s a book called Journey of Souls, all about reincarnation and lives between lives and that sort of changed my perspective and it’s gotten me into doing past life hypnotherapy and things like that. And I am becoming very metaphysical and esoteric, which is the antithesis of how my family is. But I feel like I outgrew that place in my life where you hold onto resentments towards your parents. I recognize that they will never be who I hope they will be so I try to just love them for who they are. And I hope they do the same with me. They try to be supportive in their own way. Well...” She pauses and laughs, “My father has never said anything, but I am sure it bothers him when I am on the cover of GQ with cherries in my mouth. I think about that sometimes, I’m like, Oy Vey! My poor dad.”

Vera Anderson

Es escritora, fotógrafa, cineasta y vive en Hollywood con su esposo y su traviesa cachorrita Airedale. Promete estar más activa en Twitter y espera que el guión que escribió con su hermano se convierta en película.

Ver más artículos de Vera Anderson

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER