Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: J. Ivan Morales

18 / 05 / 2015
ciencia ficción Disney

5 películas clásicas que te recordará Tomorrowland

No sabemos si la nueva producción de Disney se convertirá en clásico, pero tiene muchos elementos que podrían acercarla.

¿Qué hace que una película sea un clásico?

Es difícil decir con exactitud qué elementos tendría que tener, pero sin duda uno de ellos sería el tiempo. Por lo mismo, estamos algo en desventaja para decir si Tomorrowland (que se estrena en cines este viernes 22 de mayo) está destinada a verse múltiples veces a lo largo de los próximos 50 años, como varias de esta lista, pero sí podemos ver algunos elementos que comparte con otros clásicos. En lo que llega el viernes y salimos todos a ver la nueva aventura dirigida por Brad Bird (Los increíbles, Misión Imposible: Protocolo fantasma), escrita por Damon Lindelof (Lost) y protagonizada por George Clooney y Britt Robertson, veamos con qué clásicos comparte elementos.

5. Willy Wonka y la fábrica de chocolate


Willy Wonka, el ingenioso inventor del papel tapiz de sabores y la goma de mascar de tres platillos, bien pudo ser el creador de la tierra de Tomorrowland, el lugar futurista sin límites al que Casey (Britt Robertson) tiene que ayudar a salvar al lado del Frank Waller de George Clooney. Algunos de los elementos dentro de aquella tierra (como las albercas voladoras), rayan en lo absurdo, pero dejando un poco de lado las reglas de la física que rigen nuestro universo… en realidad son creaciones –para utilizar un término muy al estilo Wonka– fantabulosas que nos gustaría conocer de primera mano.

4. Alicia en el país de las maravillas (1951, Dirs. Clyde Geronimi y Wilfred Jackson)

Ya sea en la versión animada o en cualquiera de las diversas aventuras que ha tenido Alicia en live-action, una cosa es constante: los personajes que se encuentra en el camino son mezcla de sabios milenarios y bufones absurdos. De igual forma, los personajes que comenzarán a rodear a Casey en su viaje hacia Tomorrowland y una vez que haya llegado ahí, simuláneamente serán de gran ayuda y una terrible barrera para conseguir su objetivo. Desde los hilarantes dueños de la tienda de coleccionables (escena que, por cierto, les hará agradecer que Disney sea también la casa de Star Wars y Pixar), a la pequeña Athena e incluyendo al David Nix de Hugh Laurie… Todos, memorables hasta el último diálogo.

3. El mago de Oz (1939, Dir. Victor Fleming)

La Dorothy de Oz entra por error, mientras que Casey lucha mucho por hacer que la dejen pasar. Pero una vez que están en sus respectivas tierras desconocidas, sólo su ingenio las hará salir victoriosas. Al igual que Dorothy, en Casey no hay lugar para el tedio, la aburrición, ni la apatía. Ella es una líder natural y sabe que aunque los que la rodean se hayan dado por vencidos, es su trabajo mantenerlos motivados y, de ser necesario, arrastrarlos hasta el final. La curiosidad insaciable de ambas protagonistas quizá sea lo que las mete en problemas pero, ¿dónde estaríamos si los grandes exploradores e inventores del mundo no hubieran tenido la misma curiosidad? 

2. Cuenta conmigo (1986, Dir. Rob Reiner)

Quizá las similitudes con una película como Cuenta conmigo no sean evidentes a primera vista. En lo que se asemejan ambas producciones, es en la atmósfera nostálgica general que ambas logran crear. Es una nostalgia por algo que ninguno de nosotros vivió (...a menos de que alguno de ustedes se haya encontrado un cuerpo humano en el bosque un día con sus amigos…), pero que todos sentimos en algún momento. En el caso de Cuenta conmigo, es un sentido de amistad como nunca se volverá a repetir, la amistad que uno tiene a los 12 o 13 años. En el caso de Tomorrowland, Brad Bird y Damon Lindelof lograron recrear un sentimiento de nostalgia hacia lo maravilloso que lucía el mundo cuando éramos chicos. Antes de todo el cinismo, antes de toda la "sabiduría" de la adultez. 

1. Trilogía Volver al futuro (1985, 1989, 1990 Dir. Robert Zemeckis)

Quizá sea sacrilegio comparar a cualquier película con Volver al futuro (¿ayudaría si la comparamos con Volver al futuro 2?), pero en lo que se parecen ambas es que son cintas llenas de maravilla, aventura, intriga, dueñas de una historia compleja (que no es lo mismo que complicada), pero en su esencia extremadamente sencillas de entender. Ambas son películas que de manera simultánea funcionan para niños, para adolescentes y para adultos. Pero más que eso, ambas parecen diseñadas específicamente para inspirar en los jóvenes una fascinación y curiosidad por la ciencia y la tecnología (de entrada, en ambas el héroe/heroina tiene un mentor científico), mostrando estas como disciplinas maravillosas e inspiradoras. En ambas cintas, la ciencia y la invención es un camino viable y deseable. Ambas están construidas como generadoras de conversación y preguntas. En ambas, la curiosidad y proactividad son los atributos más recompensados.

Autor

J. Ivan Morales

Escritor, director de cine y director editorial en ésta, su amigable vecina publicación de cine, Cine PREMIERE. Nunca perderá la esperanza de una segunda temporada de Studio 60 on the Sunset Strip y Firefly.

Ver más artículos de J. Ivan Morales

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas