Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Sergio López Aguirre

06 / 08 / 2015
Fantastic Four
Calificación Cinepremiere: 2.5 2.5
Califica esta película
Calificación usuarios: 0.5
Califica esta película:

Los 4 Fantásticos

Fantastic Four es muchas cosas menos fantástica, un reboot que tarda 1 hora con 46 minutos para arrancar... y al minuto acaba.

En Los 4 Fantásticos del 2005 se percibía un aire infantil, soso y sí, hasta cierto punto divertido entre tanta ñoñez. En gran parte, esto se logra gracias a la química entre Chris Evans y Michael Chiklis. Para la versión de Josh Trank, estas bromas entre La Antorcha Humana y La Mole no aparecen sino hasta el último minuto de la proyección de la película. Ese, sin embargo, es el menor de sus problemas.

Y es que el principal obstáculo de Los 4 Fantásticos no es la falta de química entre sus protagonistas o un Dr. Doom con ojitos del tamaño de ese amigo extraterrestre de Simon Pegg en Star Trek de JJ Abrams, o que el cabello de Kate Mara cambia de rubio intenso a castaño entre escenas; no, el problema es que es todo menos fantástica. 

Estamos, nuevamente, ante una historia de origen. Innecesarias como resultan, esta es aún más irrelevante porque estos personajes son los más longevos dentro de la categoría de "grupo de superhéroes", por lo que ya todos sabemos qué poderes tiene cada uno. ¿Por qué no simplemente empezar directo con la acción y mostrar a manera de flashback cómo comenzó todo? Por eso el inicio de Los 4 Fantásticos se siente leeeeeeeento. 

Josh Trank desarrolla muy bien la amistad entre los pequeños Reed Richards y Ben Grimm hasta su etapa puberta, en la que cada uno tiene una psicología que se va definiendo. Posteriormente, comienzan los deux ex machina con toda fuerza: da la casualidad que el doctor Franklin Storm y su hija Sue pasaban por la feria de una prepa y vieron a Richards. El personaje de Kate Mara es regular, nada del otro mundo, mientras que al presentarnos al villano -recluído en la oscuridad de su laboratorio porque, obvio, es el malo y todo debe ser misterioso- Toby Kebbell logra una sólida química con el resto de los protagonistas y no es un malo malvado, simplemente está un poco... resentido con la vida. 

Algo que debemos agradecerle a Trank -después de más de una hora avanzada la película- es la escena donde los personajes obtienen sus poderes y el miedo que hay ante los cambios corporales que se les presentan, un momento de buen suspenso y dramatismo. 

De ahí en fuera no hay mucho más que nos pueda ofrecer Josh Trank y Simon Kinberg (encargado de la franquicia mutante desde X-Men Primera generación). La acción es prácticamente nula hasta el tercer acto, cuando el grupo por primera vez se une. Sin embargo, aquella pelea sucede en otra dimensión donde sólo se destruye... arena y rocas... Difícilmente alguien podrá sentir empatía por esa "destrución". Sí, se abre una puerta a otra dimensión que pone en peligro al mundo, pero... se ve muy poco de nuestra Tierra. 

Por el lado de la música, durante los primeros momentos de la cinta es prometedora, desde un score con mayor peso de ese minimalismo característico de Phillip Glass, hasta en su soundtrack con "Roads" de Portishead, pero posteriormente pasa lo mismo: se va volviendo más genérico con algunos guiños nunca logran despegar. Y ni se diga de algún tema principal... porque no lo hay, o al menos no es ni notorio o fantástico. 

A cuatro semanas de su estreno, se anunció que Los 4 Fantásticos ya no se estrenaría en 3D y con su cambio de color rojo a verde en el planeta cero, al parecer se les olvidó corregir algunos detalles extra porque la película desde que comienza hasta que termina es más oscura de lo normal. Entendemos esta necesidad de darle un look más sobrio y maduro, pero eso no quiere decir que necesariamente TODAS sus escenas se tengan que ver como cuarto de metalero en la noche. Porque una cosa son los laboratorios de cualquier científico y otra es el área de trabajo de las instalaciones Baxter donde el pobre personal acabaría con presbicia, también conocida como vista cansada. 

No hay queja sobre el cast, cada uno de ellos ha demostrado tener las tablas necesarias, desde Jamie Bell con Billy Elliot pasando por Michael B. Jordan en Fruitvale Station, Kate Mara en House of Cards o Miles Teller en Whiplash, sin embargo muchos de sus momentos parecen en automático con poco que hacer ante un pobre guión y uso de diálogos. 

Sólo la taquilla -porque no la crítica- decidirá si habrá una secuela, aunque ya se haya anunciado una para el 2017. ¿Se le debe de dar una oportunidad extra a los 4 Fantásticos? Probablemente sí, pero con una dirección diferente, con más acción, más humor, y mucha más luz, porque una cosa es que tengan superpoderes pero otra es que su vista cansada los haya limitado tanto. 

  • Título original: Fantastic Four
    Año: 2015
  • Director: Josh Trank (Chronicle)
  • Actores: Kate Mara, Milles Teller
  • Fecha de estreno: 7 de agosto 2015 
VER TRAILER MÁS GRANDE

Sergio López Aguirre

Stanley Kubrick alguna vez dijo "Para tener una visión más amplia, no sólo vean cine bueno, también el malo" obvio le hice caso en lo segundo y es muy divertido.

Ver más artículos de Sergio López Aguirre

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER