Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Arturo Magaña

14 / 10 / 2015
Cine mexicano

Entrevista con Rigoberto Perezcano

El director de Carmín Tropical compartió detalles de su segundo largometraje.

Una majestuosa celebración de XV años, un joven que anhela cruzar a la frontera hacia Estados Unidos y ahora un misterioso asesinato en la comunidad muxe de Juchitán. Estas historias forman parte de la trilogía oaxaqueña del cineasta mexicano Rigoberto Perezcano, quien afirma: ”Todo viene de la cultura de donde vengo, que es Oaxaca. Creo que nacer ahí y filmar ahí, me ha permitido tener un gran crecimiento como realizador y como escritor”.

Tras debutar en 2003 con el mediometraje XV en Zaachila y estrenar en 2006 su ópera prima Norteado, el director regresó a su estado para filmar Carmín Tropical, un thriller sobre una persona que quiere saber qué fue lo que le pasó a su mejor amiga, quien fue brutalmente asesinada.

A pesar de los conocidos problemas políticos y sociales de Oaxaca, para Rigoberto, fue una gran oportunidad filmar en Juchitán. “Estoy casi seguro que es la primer película que se realiza ahí. Y fue un reto porque sabíamos que entrábamos a un paraíso, y uno muy complicado en sus atmósferas. Creo que el calor, la lluvia y sobre todo el viento fueron factores contra los que luchamos muchísimo”.

Nos lo hizo con Norteado y ahora también con Carmín tropical: ambas películas tienen un final abierto que te deja ansioso de más. Así se lo comenté: “lo tengo que aceptar y te lo tengo que decir: después del final, se me salió un “¡no seas cabrón!”… a lo que Rigoberto corrigió y agregó entre risas “no, es un ‘¡no seas ojete!’”…

El cineasta oaxaqueño cuenta que hacer este final le costó mucho trabajo. “Regresamos a filmarlo porque la película lo estaba solicitando. Y al ver la respuesta de la gente, creemos que es el final exacto. Fue mucho trabajo, un proceso largo y desgastante, pero que nos da una satisfacción muy grande. Creo que el final es uno de los aciertos más grandes que tiene la película”.

¿Y que hay de la última parte de su trilogía? “Creo que Norteado y Carmín ya me dieron un músculo. Estoy escribiendo con una velocidad que antes no tenia. Me ilusiona que pueda estar filmando La vereda del Chivo en un año o dos”, y de esa, nos dijo bromeando, “no les voy a decir nada todavía”.

Al final, sin importar los premios o la crítica, lo más importante y difícil será la opinión del público mexicano. Aunque la cinta fue galardonada en 2014 como el mejor largometraje mexicano en el FICM, en la 57ª entrega del Ariel recibió 10 nominaciones y se llevó el de mejor guión y compitió por el Premio Sebastiane Latino (el premio LGTBI del Festival de San Sebastián en 2015), entre otros, el director afirma: “Somos realistas – dice Rigoberto – sabemos que no somos el hilo negro del cine mexicano y que no vamos a romper récords de taquilla. Es una peli pequeña, que queremos que la gente la vea. Las nominaciones y los premios le permite a la gente confiar. Yo lo único que les pido es que tenga la paciencia de acercarse, de correr el riesgo de ver una película que los va a tocar y les va a llevar a un punto que no imaginaban. No sé si la película va a ser buena o mala, no quiero dar mi opinión. Lo que si puedo asegurar es que es una película única. Una película que no tiene una referencia ni nacional ni internacional”. 

Carmín Tropical llega este 9 de octubre a las salas mexicanas. De acuerdo con su director, la película ya se ha vendido en algunos países, incluido Estados Unidos donde ya fue comprada por HBO para transmitirla por televisión en esa nación. ¿La verán?

Autor

Arturo Magaña

Cinéfilo y reportero. Ver, escribir, leer y hablar de cine y series de tv es mi pasión. Soy fanático de Star Wars y tengo un trauma con Friends.

Ver más artículos de Arturo Magaña

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas