Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Carlos Jesús González

19 / 02 / 2016
Berlinale

Berlinale 2016: Genius, Colin Firth y Jude Law tremendas actuaciones

Cerrando la edición 66 del Festival Internacional de Cine de Berlin en forma espectacular.

Por lo general, la Berlinale dispara sus títulos más llamativos en el primer tercio del festival, que es cuando la prensa todavía está fresca y se realiza el mayor número de actividades con medios. Para esta edición, sin embargo, los organizadores decidieron guardarse un par de joyitas justo para la parte final, quizá para darle guerra a los inevitables cabezazos que invaden al cuerpo luego de dietas de veinte películas o más en unos cuantos días.

La primera de ellas fue Genius, cinta dirigida por Michael Grandage que narra la entrañable y a la vez peculiar relación profesional –pero también afectiva, casi de tono paternofilial- mantenida entre el escritor Thomas Wolfe y Max Perkins, este último editor literario de sólo de Wolfe sino también de autores como Ernest Hemingway y Scott F. Fitzgerald. El siempre correcto Colin Firth hace un excelente trabajo como Perkins, pero es Jude Law quien rompe la pantalla –en una de esas se lleva un osezno plateado- con su visceral retrato de Wolfe, un tipo que escribía con el ansia y la prolificidad de un maniaco y cuyo único contrapeso en el mundo era precisamente su editor. Las pinzas son cerradas de forma armoniosa con las intervenciones de Laura Linney y, sobre todo, Nicole Kidman, actriz que es imbatible cuando está bien dirigida.

Genius es disfrutable hasta para quien no ha pasado de leer un par de Harry Potters, y habrá incluso quien corra a la librería por su copia de El ángel que nos mira, lo que no me parece nada mal.

El exceso de Spike Lee

Pero si Genius es todo contención, Chi-raq, la más reciente película de Spike Lee es completamente lo opuesto. Arriesgado, sin duda, pero también víctima constante de sus propias obsesiones, el director oriundo de Atlanta toma la obra dramática de Aristófanes, Lisístrata, la mete en una licuadora con la cultura gangsta del Chicago actual, y trae frente a nuestros ojos una obra que navega entre el manifiesto político y el delirio. Todo parece tener cabida en ella: protestas contra la segunda enmienda estadounidense (léase: el derecho a tener armas), monólogos subidos de tono por parte de Samuel L. Jackson y un desfile constante mujeres afroamericanas dotadas de curvas de desmayo.

Pese a sus excesos, la cinta posee momentos notables, entre ellos el apasionado discurso que John Cusack, investido de sacerdote, realiza a la mitad de la cinta y, por supuesto, el apego a la propuesta central de la historia: ¿qué pasaría si todas las mujeres del mundo se declararan en huelga sexual hasta que sus hombres dejasen de hacer la guerra?

La excelente salud del cine danés

Desde hace varios años el cine danés es considerado uno de los más interesantes del mundo. Ello se debe en gran parte a la labor de directores de enorme talento, como es el caso de Thomas Vinterberg. En lo personal, yo no le conozco una sola cinta mala. Como a muchos, me noqueó con Festen: la celebración, y con la aplaudida La caza me confirmó –si es que alguna vez lo dudé, cosa que no recuerdo- que es un cineasta total.

Aunque se trata del que quizá sea su trabajo más personal hasta el momento, The commune no decepcionará a los que, sin añadir más adjetivos, gustan del buen cine. Haciendo uso de un guión redondito y un coro de actores de sólido talante, Vinterberg nos sumerge en la Dinamarca de los setenta, época en la que aparentemente el optar por vivir en comuna era una costumbre bastante socorrida. Cuando niño, el mismo Vinterberg vivió en una de estas peculiares organizaciones sociales, por lo que no se le dificulta mostrarnos que dentro de esta vida en conjunto, al igual que en todas, hay elementos positivos pero también otros que llevan a la destrucción y al engaño, que los que más te lastiman son siempre aquellos a quienes más amas.

Y así, con esta cinta que uno definitivamente no debe perderse, cierro este modesto seguimiento a la edición 66 del festival de cine más grande del mundo. Agradezco mucho a los que me han acompañado en este pequeño y gratificante viaje.

Nos vemos el próximo año. Después de todo, 67 es un gran número.

p.d. No se pierdan de la crónica general del evento la próxima semana.

 

 

Si te gustó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda:
  • La caza (Dir. Thomas Vinterberg, 2012)
  • Malcolm X (Dir. Spike Lee, 1992)
  • Festen (Dir. Thomas Vinterberg, 1996)
Autor

Carlos Jesús González

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Ver más artículos de Carlos Jesús González

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas