Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Carlos Jesús González

22 / 02 / 2016
Berlinale

Berlinale 2016: Últimos apuntes

Los números finales, curiosidades y más.

La Berlinale 66 ha llegado a su fin. Como cada año, los números registrados en esta edición superaron a los de la anterior. Así, el considerado como el festival de cine más grande del mundo vuelve a arrojar cifras impresionantes: más de 400 filmes presentados; 330 mil entradas vendidas; 20 mil profesionales de la industria cinematográfica provenientes de 128 del mundo; 3,700 periodistas registrados.

Fiel a lo que llamaremos “la constante Berlinale”, el concurrido encuentro navegó entre cintas respaldadas por nombres conocidos a nivel internacional, como lo fue ¡Salve César!, de los hermanos Coen, presentada fuera de concurso, y aquellos otros filmes que, dada su carga social o política, difícilmente podrían proyectarse en otros festivales categoría A, como Venecia o Cannes. En sí, nadie puede dudar que lo que hace de la Berlinale un evento único es precisamente su insistencia en concebir al cine no sólo como una fuente de entretenimiento sino también como termómetro y a la vez espejo de las realidades que preocupan y asolan al mundo.

Este año no fue la excepción. Días previos al pistoletazo de salida, se anunció que el lema para este año sería “el derecho a la felicidad”, ¿y quién mejor para legitimar dicho derecho que las cientos de miles de personas que huyen de los conflictos en Medio Oriente y buscan una mejor vida en Europa? Nadie pareció sorprendido de que Gianfranco Rosi se llevara el Oso de Oro por mejor película con Fuocoammare, descarnado documental que evidencia el arribo masivo de refugiados a la isla de Lampedusa. La propuesta del cineasta italiano no dejó de recibir comentarios elogiosos desde que fue proyectada por vez primera y Meryl Streep, presidenta del jurado de la selección oficial, no fue la excepción: “Fuocoammare muestra lo que el documental es capaz de conseguir: exigir un lugar frente a nuestro ojos”, dijo algunos segundos antes de depositar la estatuilla más codiciada en manos de Rosi.

No tan vital –y por demás surgida desde el terreno de la ficción- pero igualmente válida es la aspiración a la felicidad de una mujer a la que su marido ha dejado por otra. Así sucede en L’avenir, drama sutil y honesto que la francesa Mia Hansen-Løve guía con notable inteligencia, por lo que su premio a mejor director es más que justo. Es una lástima que Isabelle Huppert, quien finalmente carga con todo el peso de la historia, no se haya llevado el Oso de Plata a mejor actriz, pero siquiera éste recayó en otra figura consagrada de la actuación como lo es la danesa Trina Dyrholm, sin cuya presencia Kollektivet, del genial Thomas Vinterberg, perdería la mitad de su encanto.

Quizá algo menos contentos deberíamos estar los mexicanos, ya que esta ocasión no nos llevamos ningún premio a casa. Aun así, títulos como Maquinaria panamericana, la durísima y valiente Tempestad y Soy Nero, esta última incluida en la selección oficial, gozaron de buena aceptación por parte del público, uno al que puede calificárselo de todo excepto de amateur. Así lo demuestra A lullaby to the sorrowful mistery, filme del filipino Lav Diaz que pese a sus desafiantes 482 minutos de duración se hizo acreedor del premio Alfed Bauer por su supuesta aportación innovadora al séptimo arte. Y eso que no fue la película más larga exhibida en el festival: le ganó Chamissos Schatten, de 709 minutos.

En resumen, pruebas no faltan de que se trató de una Berlinale apegada a la tradición que ella misma ha fomentado. Y si bien los rostros de George Clooney, Julianne Moore y la estrella local Daniel Brühl acapararon la mayor parte de los flashes, el glamour no se impuso a la celebración de un tipo de cine diferente, un cine que a causa de su forma o contenido por lo general no encuentra sitio en las salas comerciales. Un cine que no me gusta definir de comprometido por el abuso que se ha hecho del término o sencillamente porque es una palabra que me molesta.

Pero ya la dije.

LISTA DE PREMIOS PRINCIPALES

Oso de Oro para Fuocoammare (Fire at sea), de Gianfranco Rosi

Gran Premio del Jurado para Smrt u Sarajevu/Mort à Sarajevo (Death in Sarajevo), de Danis Tanovic

Premio de mejor director para Mia Hansen-Løve, por L’avenir (Things to come)

Premio de mejor actriz para Trina Dyrholm, por Kollektivet (The commune)

Premio de mejor actor para Majid Mastura, por Inhebbek Hedi (Hedi)

Premio de mejor guión para Tomasz Wasilewski, por Zjednoczone stany milosci (United States of love).

Premio por contribución artística para Mark Lee Ping-Bing, por la fotografía de Chang Jiang Tu (Crosscurrent).

Premio Alfred Bauer para Hele sa hiwagang hapis (A lullaby to the sorrowful mistery), de Lav Diaz

Premio de mejor ópera prima para Inhebbek Hedi (Hedi), de Mohamed Ben Attia.

Premio FRIPESCI de la crítica internacional para Smrt u Sarajevu/Mort à Sarajevo (Death in Sarajevo), de Danis Tanovic

Autor

Carlos Jesús González

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Ver más artículos de Carlos Jesús González

COMENTARIOS

 

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas