Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Mary Carmen Albarrán

07 / 07 / 2011
Harry Potter críticas de cine fantasía daniel radcliffe emma watson
Calificación Cinepremiere: 5 5
Califica esta película
Calificación usuarios: 0
Califica esta película:

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte - Parte 2

El momento que tardó diez años en llegar cumple, y con creces.

Con esta última entrega comprobamos que la muy discutida decisión de dividir la novela final en dos cintas fue en el mejor afán de hacerle justicia a la obra, lo que se logra. Esta adaptación se yergue entre las más sobresalientes de la franquicia (pensemos en El cáliz de fuego de Mike Newell y, por supuesto, La piedra filosofal de Chris Columbus) por su correcto reflejo de los momentos clave del texto original de J.K. Rowling, pero también por los acertados cambios que favorecen a la narrativa y definen su ritmo. Éste es mucho más acelerado y trepidante que sus predecesoras, especialmente si se compara con la primera parte que, por la naturaleza de la historia, era más pausado. Aquí, donde la trama gira 100% en torno a la batalla de Hogwarts, desde el primer momento está cargada de acción. Las diferencias (algunas más sutiles que otras) apoyan el impacto dramático y sacan provecho de algunos escenarios. El mejor ejemplo es quizá la Cámara de los secretos, cuya estructura sigue siendo imponente; aún más con el esqueleto del basilisco o la casa de los botes (los fans sabrán de qué hablamos y es mejor no revelarlo para los que no han leído nuestro artículo). De esta forma, se explota al máximo el formato cinematográfico (el 3D cumple, sin ofrecer una experiencia reveladora, mientras que el formato IMAX sí brinda el claro beneficio de la magnitud y el impacto). Sí, como en casi toda adaptación, hay omisiones (quizá algunas que enfaden a los puristas). Sin embargo, al ver la cinta como un medio independiente es claro que el dejar ciertas historias fuera es un acierto que actúa en favor del ritmo narrativo.

A la par que nos mantiene al borde del asiento con la trama final, David Yates se las arregla para llevarnos por un viaje lleno de nostalgia. El score hace astutos guiños al tema original de John Williams, deliberadamente propuestos por el compositor Alexandre Desplat. La película fluye con arreglos musicales conmovedores y épicos que, aunque encierran referencias del tema mágico original, se sienten novedosos y acompañan con gracia a los momentos más memorables. Al factor nostalgia se suma el regreso de actores clave que se dan el lujo de aparecer unos segundos (Emma Thompson, Miriam Margolyes, Chris Rankin), lo que genera un sentimiento de continuidad y cierre.

Uno de los mayores aciertos, tanto de dirección como de guión (escrito por el guionista de cabecera, Steve Kloves), es que el tempo de la cinta nunca decae. En sus casi dos horas y media de duración es casi imposible encontrar un momento débil, tarea sumamente difícil de lograr. El sentimiento de urgencia está bien logrado y apoyado con actuaciones tan sólidas y naturales, que resulta complicado no meterse de lleno a la historia e involucrarse con sus personajes. Cabe destacar a Emma Watson (Hermione Granger), quien desde las Las Reliquias de la Muerte – Parte 1 ya se postulaba como una gran promesa histriónica (¡habrá que seguir su carrera!); y a Alan Rickman (Severus Snape), quien se roba la pantalla con la representación más fiel de este villano tan único. Aquél momento tan esperado por los fans, no los decepcionará. Narrado con elegancia –encuadres limpios, llenos de elementos mágicos– es una de las escenas más memorables de la saga. Además, Yates ha creado en Ralph Fiennes la correcta encarnación del mal para este universo. Frío y cruel, apasionado y atemorizante, el actor dota de vitalidad al némesis de Harry Potter.  Como todo villano mitológico es implacable: no tiene reservas para atacar a jóvenes estudiantes y asesinar a quien se interponga en su camino en pos del poder absoluto. Posiblemente uno de los mayores retos a nivel actoral y de dirección es hacer convincente el que los personajes se reten con varitas mágicas y sea, en efecto, amenazante y aterrador.

Es complicado generar emociones ante una audiencia tan poco impresionable como la actual, pero tanto para fans como para no iniciados, la emotividad y genuina vibración que provoca la cinta es innegable. El aspecto visual (cortesía del director de fotografía Eduardo Serra, Más allá de los sueños) nos recuerda un poco a la más querida de todas las películas, El prisionero de Azkaban, con su atractivo juego de vidrios y espejos. Aunado a ello, las escenas de acción son vibrantes: en ellas,  la labor de dirección de arte es notable, pues los elementos están bien cuidados y reflejan con lujo de detalle lo que sucede en un campo de batalla tan imponente y enorme como lo es Hogwarts.

El largo camino recorrido en cuanto a efectos especiales es evidente: desde los fantasmas (Helena Ravenclaw hace que el Nick descabezado de La piedra filosofal sea un tanto penoso), hasta el vuelo en escobas –aún con fallas que resultan casi imperceptibles por la intensidad de la escena–, la calidad marca la altura del listón y refleja el state of the art de la industria. Mención especial a la escena del dragón ciego y el escape de Gringotts, que no sólo destaca por sus detalladas texturas, sino que genera esa difícil sensación de que la criatura construida de manera digital realmente estaba ahí. A pesar de que algunas creaciones de 3D aún se perciben artificiales (como los Trolls), es claro que la saga maduró en el aspecto técnico, como en todas las demás áreas.

El resultado es irrefutable: lo que los fans esperaban (el justo final a su amada historia) está ahí. En suma, el producto cinematográfico creado es casi impecable tanto en su nivel de producción, como en su capacidad para retener a la audiencia (¡incluidos los muggles!) y conmoverla hasta las lágrimas.

El momento que tardó diez años en llegar, temido y ansiado por asiduos lectores y cinéfilos del mundo, finalmente está aquí… y para su buena fortuna cumple, y con creces. Si algo tiene que decirse sobre la mágica conclusión de la saga, es que Harry Potter y las Reliquias de la Muerte – Parte 2 es el cierre cinematográfico perfecto para una década de aventuras con Harry y sus amigos.

Para los fanáticos, que se preguntan si le hicieron justicia a sus momentos favoritos del libro, aquí pueden leer nuestra valoración de cada uno de ellos, y cuidado, porque incluye spoilers.

 

 

Ve el trailer de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte – Parte 2.

 

  • Título original : Harry Potter and the Deathly Hallows – Part 2
  • Año : 2011
  • Director : David Yates (Harry Potter y el misterio del Príncipe)
  • Actores : Daniel Radcliffe, Emma Watson
  • Fecha de estreno : 15 de julio de 2011
VER TRAILER MÁS GRANDE

Mary Carmen Albarrán

Siempre ha sido una ñoña… incluso antes de que se considerara cool. Fue editora de Cine PREMIERE por 5 años y luego buscó nuevos horizontes en una pequeña empresa llamada Google donde ahora es Gerente de comunicación para México, Centroamérica y Caribe.

Ver más artículos de Mary Carmen Albarrán

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER