Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

ílex De la Iglesia dignifica la televisión

COLUMNA LaMadrePatria

Por: Jaime Iglesias

08 / 12 / 2008

ílex De la Iglesia dignifica la televisión

Arrogándonos una cierta pátina cultural, aquí en España, la Televisión ha sido, durante décadas, estigmatizada con el calificativo de "la caja tonta". Cierto es que los programadores de las distintas cadenas no se han caracterizado a lo largo de los años, precisamente, por hacer acopio de ideas que nutriesen de calidad las rendijas de programación de un medio depauperado consagrado a las "tertulias rosas", los debates políticos plagados de histeria, los reality shows importados y las series de ficción.

Uno podría pensar que este último apartado, el de las series, es el que ofrece un registro más amplio para implementar fórmulas novedosas, creativas, para contratar a buenos profesionales y embaucarles en producciones de calidad, con guiones trabajados, actores respetados y el empeño de ofrecer un producto digno. Pero "acá no hay plata", que diría un argentino, ni tampoco ganas de hacer las cosas bien, podría apostillar el típico español promedio, quejumbroso ante esa visión estereotipada que nos pone a los ibéricos en el furgón de cola en lo que a trabajos de precisión se refiere.

 

La máxima que reza que "España es un país de chapuzas" es un mito pero como todos las frases que trascienden alberga su parte de verdad. Uno ve las series que factura la HBO y contempla la producción de series españolas y no puede por menos que sentir pena ajena, y no por una carencia  pulcritud formal, porque como ya hemos dicho aquí presupuesto no hay, sino por nulidad intelectual. El empeño de las televisoras por abordar formatos novedosos es escaso y sólo van a lo seguro, series que agraden a un público hetrogéneo, sin un target definido, que puedan ser vistas por los abuelos, los niños, las amas de casa, los ejecutivos más fresas y también por los pandilleros. Series cuyo único empeño es dar vueltas y vueltas al argumento inicial en aras de lograr la máxima rentabilidad y con el riesgo de matar a la gallina de los huevos de oro. Aunque, visto lo visto, eso no es un peligro porque finiquitada la serie en cuestión se recicla a sus guionistas y a sus actores en algún otro proyecto similar y a seguir haciendo caja.

En este sentido es de admirar que desde la marginalidad que le procura su escasa audiencia, una televisora pública, como "La 2" de Televisión Española, aspirante perpetua a convertirse en una cadena de arte con unos noticiarios diferentes y contenidos culturales, fiche a Álex De la Iglesia (con seguridad, el cineasta más dotado de su generación) para rodar una sitcom de ciencia ficción que pese a su espíritu desenfadado y al humor más naco posee una factura técnica impecable.

El nombre de la serie en cuestión es Plutón Brb Nero (léase verbenero y se obtendrá un chiste muy local: llámase putón verbenero a personas promiscuas a la hora de satisfacer su líbido). Su trama es toda una declaración de intenciones: "En pleno siglo XXV la especulación inmobiliaria ha puesto al planeta Tierra al borde de la desaparición, se ha construido hasta en los Polos, provocando el deshielo con las consiguientes inundaciones a nivel global que han hecho desaparecer ciudades como Londres, Nueva York o Benidorm. La humanidad sobrevive en zonas cenagosas y se ve afectada por plagas y epidemias que amenazan con destruir la especie. El Presidente de los Estados Unidos del Mundo Mackuley Kulkin III inicia su mandato con dos decisiones polémicas: cambiarse de sexo otra vez y mandar al espacio exterior una nave con la intención de encontrar en la galaxia un platena habitable hacia el que migrar a toda la población de la Tierra.

La nave en cuestión se llama Plutón BRB Nero y es comandada por el incompetente y soberbio Capitán Valladares, un engreído militar cuyas órdenes son cuestionadas incluso por su mujer que no hace otra cosa que llamarle a cada rato a cobro revertido desde la Tierra para reprocharle su escasa atención a los problemas domésticos. A su lado el obeso Teniente Querejeta complementa en su rol de Sancho Panza el posmoderno quijotismo de su Capitán.

Apenas unos pocos personajes más completan esta estimulante propuesta entre la tradfición picaresca española y el comic tradicional, dos fuentes de inspiración permanentes en la obra de ese nunca justamente valorado realizador llamado Álex De la Iglesia. Su talento siendo superior al de, digamos, Amenábar, siempre es cuestionado por su filiación políticamente incorrecta y sus excesos burlescos. Pero lo que está claro es que una serie como Pluton BRB Nero dignifica la televisión en España.

Para sus fans mexicanos que,  me consta, son legión, he seleccionado un par de capítulos de la Primera temporada, actualmente en emisión en nuestro país, concretamente el capítulo 5, titulado, "Mis memorias" y el número 10, "Empatía".

Ahí van los links

¡Que ustedes los disfruten!

 

 MIS MEMORIAS

http://pluton.rtve.es/capitulo-5-mis-memorias.html

EMPATÍA

http://pluton.rtve.es/capitulo-10-empatia.html

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER