the defenders
Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: César Albarrán Torres

31 / 12 / 1969
entrevista

Ben Affleck: escándalos políticos

Habla sobre Los secretos del poder y el futuro del periodismo.

Por Vera Anderson / Corresponsal Hollywood

¿Quién iba a decir que el otrora "niño bonito" de Hollywood se convertiría, con todas las de la ley, en un gran actor y director? En Los secretos del poder (State of Play), Affleck interpreta a una estrella de la política, un joven senador con madera de presidente quien se ve envuelto en un escándalo que involucra también a los medios impresos. Esto fue lo que nos contó en exclusiva. Y sí, la película ya suena para los Oscares.

¿Crees que tu trabajo como actor ha cambiado desde que empezaste a dirigir?
Aprendí mucho sobre escribir y actuar al dirigir una película. Es una analogía un poco cruda, pero es como si estuvieras en una línea de ensamblaje haciendo una pequeña pieza de una máquina, y no es hasta que vas y juntas todas tú mismo que realmente tienes un entendimiento honesto de cómo funciona todo como unidad. Hacer eso me dio una nueva apreciación de la actuación y creo que mi acercamiento sí cambió, aunque me costaría trabajo encontrar cosas específicas. Creo que más bien fue como un instinto de qué cosas funcionan mejor y cómo pueden unirse las cosas editorialmente. Y creo que uno mejora conforme va trabajando con gente mejor. Russell es un gran actor. Robin Wright Penn también es genial. Yo no tuve escenas con Helen Miren, pero el sólo hecho de estar en el mismo poster que ella, ya me hace mejor actor –ríe–.

En la cinta, Helen Miren dice algo así como: “Dame un encabezado o algo de qué escribir”. Como en la película, los periódicos están sufriendo por mantenerse a flote y, en el proceso, parecen más interesados en los encabezados que en la integridad periodística. Como celebridad del otro lado, ¿qué piensas?
Creo que tienes un buen punto. Definitivamente he estado del lado de la ecuación en el que soy parte de una historia exagerada o de plano inventada con el único propósito de vender más periódicos, revistas o tener más hits en una página. Creo que temáticamente esta cinta trata con tu pregunta. Estamos ante un momento interesante en el que los periódicos están perdiendo relevancia frente a internet. Y es una transición. Esta podría ser la última película jamás situada en un periódico. Los blogs se están apoderando de todo, para bien o para mal, todavía no tenemos el veredicto final. Y no sabemos cuál será el modelo o cómo se verá el mundo editorial. Lo seguro es que va a cambiar y todos estamos intentando averiguar qué significa esto en el mundo en internet. Algunos de nosotros estamos hasta al frente, otros le clavan las garras, resistiéndose al futuro. Pero esa fue una de las cosas que realmente me gustaron sobre esta historia, que le echa un vistazo a esa pregunta provocativa, ¿cómo va a funcionar esto?

¿Crees que tus hijos van a crecer sin saber lo que se siente la tinta en sus manos? ¿Que los domingos estarán leyendo el periódico en sus laptops?

Sí, creo que los periódicos van a desaparecer. Y pronto. Y tal vez mis hijos me dirán, “¿Me estás diciendo que diario imprimían todas las noticias en papel y las llevaban a cada una de las casas?”. Les parecerá un desperdicio increíble, además de ineficiente y extraño. Y si lo piensas, sí lo es. En la cinta puedes ver dos modelos diferentes, justo como es internet hoy: están las noticias serias y relevantes y los rumores sin sentido. Pero eso es cierto en las versiones impresas también. Hay algo muy interesante que puede suceder con los bloggeros, y es que cada uno puede ser un corresponsal. Están en todos lados, así que pueden reportar todo mientras sucede. En Mumbai hubo gente que empezó a bloggear sobre lo que sucedía, al instante. Puedes mitigar los problemas de los estándares, porque hay tanta gente escribiendo al respecto, que en cuanto uno diga una mentira, tendrá a diez personas diciéndole que no es cierto. Así que tendrías una especie de democratización del periodismo. Ese en un modelo genial, ¿no? O podría resultar en el tipo de caos sumamente ruidoso, de rumores y mentiras que ha destruido el periodismo y lo convirtieron en algo horrible. No tengo idea, pero cuando el New York Times despide a 200 personas, tu piensas “Son el New York Times, deben tener dinero”… entonces ahí se ve el futuro. Y da miedo. Pero creo en el buen desenlace. No tengo idea. Tú eres la periodista, yo soy sólo un actor.

Autor

César Albarrán Torres

Es investigador del Programa de Culturas Digitales de la Universidad de Sydney. Es el editor fundador de cinepremiere.com.mx y escribe sobre cine, televisión y tecnología en diversos medios nacionales e internacionales.

Ver más artículos de César Albarrán Torres

COMENTARIOS

 

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas