Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Jean-Christophe Berjon

23 / 05 / 2016
cannes

Cannes 2016: Gimme Danger, el excelente documental sobre Iggy Pop

Gran año para Jim Jarmush. La española Mimosas se lleva el Gran Premio Nespresso de la Semana de la crítica.

En esta ocasión, la estrella que electrizó la Croisette fue una estrella pop. Iggy Pop, figura central del excelente documental Gimme Danger de Jim Jarmusch, brilló en la alfombra roja de una función de medianoche muy exitosa. 2016 quedará como un gran año para Jarmusch después de Paterson, muy bien recibida en competencia.

Fuera de competencia también se presentó el ejercicio formal del catalán Albert Serra La mort de Louis XIV. Magnífica ocasión para los organizadores de homenajear a su protagonista Jean-Pierre Léaud, mancuerna fetiche de François Truffaut (dió vida al famoso personaje Antoine Doinel, alter ego del director galo nacido en Los 400 golpes y protagonista de la mayoría de sus películas). Léaud recibirá el domingo una Palma de Oro de Honor, reconocimiento máximo del festival.

En la competencia, Bacalaureat de Cristian Mungiu (ya galardonado con una Palma de Oro con 4 meses, 3 semanas y 2 días) sedujo a la crítica internacional. Una reflexión glacial sobre la corrupción omnipresente en Rumania a través de un médico íntegro que, para apoyar a su hija víctima de una agresión, entra en una terrible espiral de mentiras y manipulaciones. Brillante demostración...

La segunda película en competencia del día no recibió el mismo éxito. El niño consentido del festival, el québécois Xavier Dolan, se acostumbró a los triunfos sobre la Croisette. Con Juste la fin du monde (y su espectacular elenco francés: Vincent Cassel, Marion Cotillard, Léa Seydoux), el autor de Mommy recibió algunos abucheos. Una enorme sorpresa. Pero la crítica francesa no fue tan dura como sus colegas extranjeras. Adaptando la obra de teatro homónima (de Jean-Luc Lagarce), Dolan quiso quedarse con una musicalidad muy teatral de los diálogos. Ejercicio de estilo arriesgado que, aparentemente, no supo convencer a quien no es francófono.

En la selección Una cierta mirada pudimos descubrir dos óperas primas. La muy bella finlandesa The happiest day in the life of Olli Mäki de Juho Kuosmanen (filmada en blanco y negro, y en un ambicioso Super-16mm) cuenta la agridulce aventura de un boxeador enamorado. Y Pericle il nero [Pericles, el negro] del italiano Stefano Mordini, un film noir desesperado donde un encuentro sensual podría salvar al héroe.

Fuera del Palais, se podía por fin descubrir el nuevo documental político de Laura Poitras, Risk empezado antes (y acabado después) de Citizenfour (Oscar al mejor documental en 2016). Después de las revelaciones de Edward Snowden, es Julian Assange y el escándalo de WikiLeaks que documenta con agudez Poitras. Como no puede salir de la embajada de Ecuador en Londres, Assange mandó una cápsula para Cannes… En la también, una ópera prima francesa explosiva, pintura social feminista de la integración y de la delincuencia en los suburbios (Divines de Houda Benyamina), recibió un espectacular triunfo provocando las lágrimas de las tres adolescentes protagonistas y de la joven cineasta, frente a una audiencia de pie.

Jueves corresponde al último día de la Semana de la crítica. Y la hora de su palmarés, dominado este año por la española Mimosas de Oliver Laxe, galardonado con el Gran Premio Nespresso. También premiadas Albüm del turco Mehmet Can Mertoglu, la camboyana Diamond Island de Davy Chou y la israelí Una semana y un día de Asaph Polonsky. La ceremonia de premiación fue seguida de la presentación de tres primeros cortometrajes dirigidos por las reconocidas actrices (Laetitia Casta, Sandrine Kiberlain, Chloë Sevigny). Otro gran ritual del día: la fiesta de despedida de la sección, organizada en conjunto con el Festival Internacional de Cine de Morelia y tradicionalmente nombrada La última noche. Sobre la playa de la Semana, la fiesta fue plena hasta las 2:30 de la mañana (hora máxima autorizada para el ruido al aire libre en pleno centro de la ciudad).

Al mismo tiempo, estrellas hollywoodenses y personalidades mediáticas se juntaban en le Cap d’Antibes para la gala de l'AmfAR, asociación de lucha contra el sida. Participaron entre muchos otros Katy Perry, Leonardo DiCaprio, Kevin Spacey, Adrien Brody, Uma Thurman, Elle Fanning, Faye Dunaway, Helen Mirren, Milla Jovovich, Juliette Binoche y Boris Becker. Precio mínimo para asistir a la cena: 11.500 euros. Nada que ver con la realidad de la mayoría de los cineastas invitados a Cannes para presentar sus películas..

Autor

Jean-Christophe Berjon

Ex-director de la Semana de la Crítica (sección del Festival de Cannes) y del Festival de Biarritz, asesora el Festival de Morelia. Ex-editor de L’Annuel du Cinéma, conduce el programa Contra Campo.

Ver más artículos de Jean-Christophe Berjon

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas