Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Jean-Christophe Berjon

11 / 05 / 2016
cannes Festivale

Cannes 2016 de la A la Z (1/3)

Desde Francia, nuestra primera parte de una guía de lo que esperamos en el festival.

A, como Allen, Woody
Es con Café Society, nueva comedia de Woody Allen, que se abre esta edición 59 del Festival de Cannes (con Jesse Eisenberg, Blake Lively y Kristen Stewart). Allen es de los cineastas más frecuentemente invitados por el festival, ya que viene por catorceava vez (desde Manhattan en 1979). Pero durante décadas, no acompañaba sus películas, huyendo de las multitudes del más grande festival del mundo.

Pero en los años noventa, empezó a venir y a tomar placer a la fiesta cinematográfica. Sin embargo, nuevamente abre la competencia, pero no estará en ella. Siempre se negó, rechazando la idea de comparar películas, y por protegerse de ver cintas juzgándolas y no viviéndolas. Como bien lo explica: “¿Quién puede decidir que una obra de Matisse es mejor que una de Picasso o de Jackson Pollock? Quiero poder gozar de las películas de otros directores sin tener que pensar: ¿esta o no mejor que la mía?
Para agradecer y reconocer su trabajo el festival le otorgó una Palma de Oro de honor en 2002.

B como Boxeo
Desde Toro salvaje, el nombre de Robert De Niro ha estado siempre vinculado con el mundo del boxeo. Y este año el festival (de cual fue presidente del jurado en 2011 y protagonista de dos Palmas de Oro, Taxi Driver y La misión) le rinde un homenaje personal con la función especial y única en el Grand Théâtre Lumière de Manos de piedra del venezolano Jonathan Jakubowicz.

Este retrato del leyendario boxeador panameño Roberto Durán (caracterizado por el siempre excelente y muy carismático Édgar Ramírez) ofrece a De Niro el gozable papel de su entrenador Ray Arcel.


C como Camboya (o Corea)
Dos películas de Camboya en Cannes, en una misma edición: ¡nunca había sucedido! La presencia fuera de competencia de Rithy Panh (con Exilio) no sorprende. Pero que su país sea también presentado con Diamond Island de Davy Chou en competencia en la Semana de la crítica es inédito.

La búsqueda de cinematografías desconocidas es un ejercicio esencial de los seleccionadores del festival, como lo expresan frecuentemente Charles Tesson y Edouard Waintrop, delegados generales de la Semana de la crítica y de la Quincena de los realizadores. Este año, películas llegan de Líbano, Singapur, Indonesia, Islandia, Taïwan, Afganistán, Egipto o Finlandia, por ejemplo.

Dentro de los países más representados se encuentra Rumania, con una película en Una cierta mirada Câini de Bogdan Mirica, dos en competencia Bacalaureat y Sieranevada, y una tercera en competencia, que sucede en Bucarest Toni Erdmann de Maren Ade.

También Corea esta muy presente en selección oficial con Mademoiselle del muy reconocido Park Chan-Wook, con una aventura policiaca Goksung y una función de medianoche con contaminación y luchas nerviosas Tren para Busan.

Y, hecho inédito, de manera confidencial y casi clandestina, se va a filmar durante el festival un largometraje coreano, dirigido por el director Hong Sang-soo (galardonado con el Gran Premio Una cierta mirada en 2010 con Hahaha) y protagonizado por Isabelle Huppert.

Finalmente, más convencional, el cine italiano esta muy presente en la Quincena de los realizadores, con la película de apertura del maestro Marco Bellocchio  (Fai Bei Sogni) y Fiore de Claudio Giovannesi y La pazza gioia de Paolo Virzí.

D como Doinel, Antoine
Más que un actor emblemático, Jean-Pierre Léaud es parte esencial de la memoria del cine. Al ofrecer su cuerpo de 20 años al legendario Antoine Doinel, el alter ego de pantalla de François Tuffaut, y personaje central de una de sus grandes películas su ópera prima (Los 400 golpes), Léaud se convirtió poco a poco en su personaje, muy afectado por la muerte de Truffaut su padre, su gemelo.

Ahora, protagoniza La muerte de Louis XIV del audaz y experimentado catalán Albert Serra.
¡Se le extrañaba desde sus magníficos personajes para Jean-Luc Godard, Bernardo Bertolucci, Jean Eustache, Jacques Rivette (memorable La maman et la putain), Philippe Garrel y, más recientemente, Bertrand Bonello (El Pornógrafo), Olivier Assayas (Irma Vep), Tsai Ming-liang (¿Y allí que hora es?) y Aki Kaurismäki (Contraté a un asesino y El Havre)!

Después de Clint Eastwood, Woody Allen, Bernardo Bertolucci o Agnès Varda, Jean-Pierre Léaud recibirá una Palma de Oro de Honor por su carrera fuera de serie.

Aki Kaurismäki, recibirá el Carosse d’Or de las manos de los Sociedad de los Realizadores Franceses en apertura de su Quincena.


E como Elenco
Cannes sin estrellas (de Hollywood o del mundo entero), no sería Cannes. Esta edición 2016 es particularmente atractiva. La nueva realización de la siempre peculiar Jodie Foster, Money Monster, nos trae a Julia Roberts (por primera vez sobre la Croisette) y a George Clooney, el francés Jean-François Richet a Mel Gibson, William H. Macy… ¡y Diego Luna! en Blood Father, y The Nice Guys de Shane Black a Ryan Gosling, Russell Crowe y Kim Basinger, para proyecciones de gala (fuera de competencia).

En competencia, Sean Penn invitó para su The Last Face a Charlize Theron, Javier Bardem, Jean Reno y Adèle Exarchopoulos (actriz-personaje de la palma de Oro por La vida de Adele), y la francesa Nicole Garcia filmó a Marion Cotillard, Louis Garrel y al alemán Alex Brendemühl en Mal de pierres.

Otro ejemplo. La Quincena de los realizadores invitó para su clausura a Paul Schrader con su magnífico elenco: Nicolas Cage y Willem Dafoe (Dog Eat Dog).


F como Farza
El muy intenso Bruno Dumont (Camille Claudel, Hadewidj, La humanidad…) sorprendió a todos el año pasado con una comedia policiaca muy singular P’tit Quinquin. Sigue en el mismo tono y, ¡oh sorpresa!, en competencia esta vez con Ma loute, donde confía a grandes comediantes (Fabrice Luchini, Valérie Bruni Tedeschi y la inesperada Juliette Binoche). Una farza satírica: registro muy pocas veces representado en Cannes desde la desaparición de Marco Ferreri…

De manera global, Cannes sufre a encontrar comedias suficientemente ambiciosas para el nivel de sus selecciones. Pero en los últimos años se pudieron gozar de la absurda Rubber, de la cruel Retratos salvajes, o de la enloquecida El nuevo nuevo Testamento, entre otros.

G como Galardonados
Dentro de los 21 competidores, el exitoso rumano Cristian Mungiu presenta Bacalaureat. Ya galardonado con una Palma de Oro con su segunda película,  4 meses, 3 semanas, 2 días y un doble premio de guión y de actuación para Más allá de las colinas.

Otros premiados con una Palma en competencia, son Ken Loach (El viento que acaricia el prado), y Jean-Pierre & Luc Dardenne (dos veces, con Rosetta y El Niño).

Otros galardonados con importantes premios del festival compiten de nuevo en esta edición 2016. Bruno Dumont (La humanidad), Xavier Dolan (Mommy), Pedro Almodóvar (Todo sobre mi madre y Volver), Nicolas Winding Refn (Drive), Park Chan-wook (Old Boy), Jim Jarmusch (Flores rotas), Brillante Mendoza (Kinatay), Olivier Assayas (Irma Vep), o Cristi Puiu (La muerte de Dante Lazarescu). Finalmente, después de dos Premios del Jurado para sus dos primeras películas Red Road y Fishtank, la talentosa británica Andrea Arnold regresa a Cannes con American Honey, su primera realización estadounidense.

Otro cineasta galardonado con una Palma de Oro, Claude Lelouch presentará en Cannes Classics su película restaurada exactamente 50 años después de su Palma (y de sus dos Oscares), Un hombre y una mujer (con Jean-Louis Trintignant y Anouk Aimée). Chabadabada, chabadabada…


H como Hermanos
Cineastas humanistas, cuidadosos testigos de la realidad social de nuestro mundo, los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne regresan en competencia con La fille inconnue.

Su estilo ultra-realista, coqueteando con una forma documental, busca acercarse al máximo a sus personajes para favorecer la identificación del espectador con los protagonistas. Y, un poco como pudo suceder con el movimiento Dogma de Lars von Trier y Thomas Vinterberg, o con el mundo ambicioso de Carlos Reygadas, los hermanos (desde La Promesa y Rosetta) influenciaron a muchos cineastas en el mundo entero.

En esta edición también aparecen como productores de Bacalaureat de Cristian Mungiu (en competencia oficial), así que de La bailarina de Stéphanie Di Giusto y de Voir du pays de las… hermanas Delphine y Muriel Coulin (en Una cierta mirada).

I como Iberoamericanos
La excepcionalmente mínima representación del cine latinoamericano en Cannes 2016 valora todavía más la infalible presencia del encantador y audaz Gael García Bernal. Protagonista de Neruda la nueva incisiva película del reconocido cineasta chileno Pablo Larraín (Oso de Oro en Berlín, pero nunca invitado en competencia en Cannes) para quién ya había protagonizado la exitosa No (también estrenada en la Quincena de los realizadores).

Chile y México también son representados en la misma Quincena con la nueva locura ego-centrada de Alejandro Jodorowsky, Poesía sin fin protagonizada por sus hijos Brontis y Adan (el querido cantante Adanowsky).

Argentina es representada por el cineasta Santiago Loza, miembro del jurado de cortometrajes y por una ópera prima en Una cierta mirada, La larga noche de Francisco Sanctis de Francisco Márquez y Andrea Testa, reflexión sobre la solidaridad y la conciencia política.

Y, en selección oficial fuera de competencia, el venezolano Édgar Ramírez podría impresionar mucho (como lo hizo hace seis años con el Carlos de Olivier Assayas) con su caracterización intensa de Roberto “Mano de piedra” Durán.


Mañana la parte 2

Autor

Jean-Christophe Berjon

Ex-director de la Semana de la Crítica (sección del Festival de Cannes) y del Festival de Biarritz, asesora el Festival de Morelia. Ex-editor de L’Annuel du Cinéma, conduce el programa Contra Campo.

Ver más artículos de Jean-Christophe Berjon

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas