Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: César Albarrán Torres

31 / 12 / 1969
entrevista

Clive Owen: contra la avaricia bancaria

El inglés protagoniza Agente internacional.

por Vera Anderson / Corresponsal Hollywood

Pudo haber sido James Bond, pero los productores prefirieron a Daniel Craig. Aún así, Clive Owen no se intimida con nada y protagoniza Agente internacional, una trepidante cinta del aleman Tom Tykwer en donde, acompañado de Naomi Watts, enfrenta a los avaros gigantes financieros que nos tienen en la precaria situación actual.

Filmando Agente internacional, ¿qué aprendiste sobre el sistema bancario?
Creo que es impresionante lo adecuada que es la cinta para esta época. Cuando me mandaron el guión, también incluyeron mucha de la investigación que hicieron sobre cómo funcionan los bancos, la globalización y artículos sobre corrupción interna en tiempos pasados. Aunque el filme es un thriller entretenido y muy grande, está basado en hechos reales.

¿Crees que el público tenga una experiencia catártica al verte corriendo disparándole a banqueros, en medio de esta crisis?
Qué chistoso. Tal vez. Creo que siempre fue un guión relevante, pero con el colapso de los bancos, las grandes preguntas que formulamos: ¿Puedes confiar en tu banco? ¿Usan nuestro dinero de manera adecuada? ¿De verdad son las instituciones cuerdas que nos hacen creer que son? Son preguntas que todos se hacen ahora y la pregunta central en la mente de todos es: ¿Está seguro nuestro dinero?

¿Cuál es tu relación con el dinero?
Tengo más del que solía tener –ríe–. Sabes, yo vengo de una familia de clase trabajadora y hay tantas personas en el mundo estresadas sobre el dinero… Me siento tan afortunado de tener más que antes, pero nunca olvidaré de dónde vengo. Pasé toda mi niñez y crecimiento sin dinero, y ese tipo de cargas te dejan una impresión indeleble.

¿Tienes las cualidades necesarias para de verdad ser el agente que interpretas aquí?
Lo que más me atrajo de este personaje fue su personalidad apasionada y casi obsesiva. Hay algo emocionante sobre interpretar a una persona tan dedicada. Se trata de un tipo que anda por ahí intentando que la demás gente le crea y requería una cierta energía a lo largo de cada escena porque lo que lo motiva es una especie de enojo y pasión. ¿Y sobre mí? Es una pregunta difícil. La dejaré para que la conteste alguien más.

Como actor, ¿hubo algo que en realidad no quisieras hacer, pero no tuviste opción porque era parte del trabajo?
No, realmente nunca pasé por eso. Si llegaba a una audición y me pedían hacer algo que yo no consideraba correcto, les explicaba por qué no lo haría. Siempre he sido muy claro. Nunca hice nada sólo para conseguir la chamba, aún cuando era más joven.

¿Sientes que tus primeras cintas, como Croupier, o los cortos de BMW, ayudaron a expandir tu carrera internacionalmente?
Estoy seguro que sí, claro. Croupier fue el punto decisivo. Hasta entonces, había hecho varias películas pequeñas y tenido mucho trabajo en Inglaterra, pero fue la primera cosa que tuvo un impacto en Estados Unidos y me abrió muchas puertas, de repente estaba juntándome con gente, y sí se sintió un gran cambio. Los cortos de BMW fue lo primero que tomé después de Croupier y le pensé mucho porque no me gustaba la idea de haber estado en una cinta que gustó mucho y pasarme a lo que yo sentía era una serie de comerciales. Una vez que los proyectos se aclararon y vi que era una concepto muy adelantado a su tiempo e inteligente, que eran mini-películas con algunos de los mejores directores del mundo, con historias de verdad, me pareció un proyecto muy interesante con el cual involucrarme. No hay duda de que eso me abrió muchas puertas también.

¿Cómo te ves a ti mismo como actor?

Definitivamente no me veo como un héroe de acción. En mi opinión, he hecho una cinta loca de acción, Shoot ‘Em Up, que era una comedia de acción, y todas las demás sólo han tenido un poco de acción. Es interesante lo que me atrae de ellas. Desde muy chico, supe que quería ser actor. Estuve en una obra escolar a los 13, y desde ese momento, decidí que a eso me quería dedicar. Si no hubiera funcionado, es un pensamiento de miedo, porque nunca he querido, ni podido, hacer nada más. Lo irónico es que el primer papel que tuve fue en Oliver!, donde interpretaba al experto carterista Jack Dawkins, mejor conocido como “The Artful Dodger” y, de alguna forma, creo que sigo haciendo el mismo papel una y otra vez.

 

Autor

César Albarrán Torres

Es investigador del Programa de Culturas Digitales de la Universidad de Sydney. Es el editor fundador de cinepremiere.com.mx y escribe sobre cine, televisión y tecnología en diversos medios nacionales e internacionales.

Ver más artículos de César Albarrán Torres

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas