Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Contagion o todo lo malo viene de China

COLUMNA Viajes a la luna

Por: César Albarrán Torres

31 / 10 / 2011

Contagion o todo lo malo viene de China

 

AGUAS, CONTIENE PEQUEÑOS SPOILERS (AUNQUE TAL VEZ NO MÁS QUE EL TRAILER)

Primero, la evaluación fílmica: Contagio es una  película valiente y redonda. El realizador norteamericano Steven Soderbergh llena la pantalla con un retablo de confusión y un muy medido melodrama, pintando un escenario que se siente bastante real y posible. Los que vivimos el susto de la posible pandemia en México sabemos bien que una vez que la semilla del miedo se siembra, se esparce con facilidad. Soderbergh mantiene una distancia clínica de sus personajes, y, como Hitchcock con Janet Leigh, no se tienta el corazón ante el destino de sus actrices. El trabajo de fotografía es, como en el mejor cine de Soderbergh, espectacular: cuando muera (esperemos que dentro de muchos años) se comenzará a valorar lo innovativo de sus planos y métodos de producción. Si te gustan los buenos thrillers y ver que millones de personas mueran como moscas en escenarios apocalípticos, la disfrutarás.  4/5

Ahora, las quejas sociopolíticas y morales: No es noticia que el cine hollywoodense es reflejo de la visión sociopolítica del imperio estadounidense, y que consciente o inconscientemente los directores perpetúan ciertas nociones (incluso los más "de izquierda", como Soderbergh). No digo que Contagio sea abiertamente propagandística, ni me estoy poniendo igual de paranoico que las multitudes contagiadas. Pero la trama sí revela cierta visión que considero un poco retorcida y francamente conservadora. Me explico:

  • Todo lo malo viene de China. ¿Por qué el virus no se originó en México (como el H1N1) o en, no sé, una granja francesa? El continente chino como la gran amenaza. Esto lo notó mi amigo @castillorocas, quien vive precisamente en Hong Kong y es experto en la cultura de la región, donde el personaje de Gwyneth Paltrow adquiere el virus. No es la primera ni será la última cinta nacida en Hollywood que sitúe a China en la misma posición que la URSS guardaba en las décadas de 1970 y 1980.
  • La infidelidad es letal. Una pintada de cuerno por parte del personaje de Gwyneth Paltrow desencadena millones de muertes. Tal vez Estados Unidos no hubiese tenido que combatir dos frentes si ella no hubiera sido infiel. Casi casi que Gwyneth se convierte en la ramera de Babilonia: ¡qué bíblico nos salió Soderbergh! Esto resuena con el conservadurismo más recalcitrante.
  • Los órganos internacionales no pueden más que el gobierno gringo. Vean la película y descubrirán cómo las autoridades estadounidenses pueden más que todas las demás. Esta percepción es la misma que llevó a Bush a liderar su guerra contra el mundo árabe. Aquí, la Organización Mundial de la Salud  es retratada como una conjura de necios y tontos.

RANT OVER.

¡SÍGANME LOS BUENOS! @cesar_pescado

César Albarrán Torres

Es investigador del Programa de Culturas Digitales de la Universidad de Sydney. Es el editor fundador de cinepremiere.com.mx y escribe sobre cine, televisión y tecnología en diversos medios nacionales e internacionales.

Ver más artículos de César Albarrán Torres

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER