Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Sergio López Aguirre

31 / 12 / 1969
entrevista

Dakota, Alicia, Jennifer

Este trío protagoniza Sabor a miel.

por Vera Anderson / Corresponsal Hollywood

Esta semana se estrena la chick flick Sabor a miel, basada en el bestseller The Secret Life of Bees, de Sue Monk Kidd. Es una historia sureña llena de romance e impregnada por las siempre confusas relaciones familiares –una niña de 14 años, huérfana de madre, se escapa de casa de su padre y se va a vivir a un pueblo de Carolina del Norte, en plena época de efervescencia en las relaciones raciales–. Hablamos con tres de sus protagonistas y esto es lo que nos dijeron:

Dakota Fanning: una niña normal

¿Qué aprendiste sobre las abejas en esta cinta?
Tuve mucha suerte porque mi personaje, Lily, es la que las cuida, así que pude usar los guantes todo el tiempo. Pero el personaje de Queen Latifah tenía mucha experiencia, así que ella no los necesitaba. Seguramente sí estuvo más nerviosa, pero yo siempre estuve muy protegida. Pero sí aprendí mucho en la escuela de abejas. Creo que la mayoría de la gente no sabe lo mucho que trabajan, que mantienen una comunidad donde viven todas juntas, y que se mueven hacia un mismo propósito: el servir a su reina. Creo que es un paralelo muy bueno con lo que sucede en la cinta, de cómo la gente está tan dividida por razas y en el panal todos son iguales sin importar las circunstancias, todas van hacia un mismo fin.

Has trabajado en el cine desde los seis años en Yo soy Sam, ¿cómo escoges un guión hoy en día?
Sólo me tengo que sentir muy atraída hacia el personaje, con ganas de interpretarla y tiene que ser algo diferente a lo que haya hecho antes. Sobre ésta, leí el libro cuando tenía como diez u once años y desde entonces ya estaba firmada para hacerla, pero el guión no estuvo listo. Me identifico mucho con los temas en la novela.

¿Has tenido alguna experiencia personal con el prejuicio?
He tenido suerte de nunca pasar por algo así personalmente, pero mi abuela creció en el sur en esta época y ella me ayudó mucho con historias y anécdotas. Su padre era el alguacil del pueblo, así que obviamente él sí pasó por muchas cosas así y tuvo que ser el fuerte, para hacer lo correcto y no como el que vemos en esta cinta. Por otro lado, él adoptó a un niño afroamericano, lo cual era extraordinario en esa época. Mi abuela y este niño crecieron juntos, así que te imaginarás que ella tuvo muchas historias qué contarme.

Siempre has hablado sobre cómo trabajas mucho en mantener tu niñez normal, ¿sigue siendo cierto?

Sí, claro. Me gusta mucho la escuela, la tarea, me encanta ser porrista, leer, lo hago desde que tengo dos años. Me encanta pasar una tarde con un libro, es algo que comparto con mi abuela.

Ya estás en la prepa, ¿sientes que tu fama se interpone cuando conoces a alguien nuevo, tal vez a un chico?
Creo que he tenido mucha suerte. El año pasado fue mi primero en una escuela normal porque hasta entonces toda mi educación había sido en casa. No sabía qué esperar, pero en cuanto llegué, sentí que había estado ahí toda la vida. Fue la cosa más sencilla. Realmente he tenido la mejor experiencia en términos de los amigos que he hecho y en verdad ha sido el mejor año de mi vida. ¿Saben que trabajo en el cine? Claro que sí. ¿Les caigo bien porque les gustó una cinta mía o porque soy famosa, o realmente por mí? Creo que no debes ser demasiado cuidadosa con la gente. Debes dejarlos entrar sin asumir cosas sobre ellos antes de realmente conocerlos. He tenido mucha suerte al hacer grandes amigos que son muy genuinos y creo que los seguiré viendo para siempre.

Jennifer Hudson: recordando tiempos difíciles

Hablemos sobre el casting, ¿fue un reto que tu coestrella tuviera 14 años?
Trabajar con Dakota fue increíble. También hicimos Winged Creatures juntas, aunque ahí no compartimos tanto tiempo. Fue un proceso muy aleccionador para mí. Aunque de edad soy más grande, ella tiene mucho más experiencia que yo. Aún estoy aprendiendo sobre la industria y seguido iba con ella a preguntarle qué eran algunas cosas, términos o procesos. Ella tiene todas las respuestas. Es muy madura y aunque tiene mucha experiencia, mantiene los pies en la tierra. Tuvimos oportunidad de conocernos bien antes del rodaje e hicimos una conexión fuerte. Ella me platicaba sobre su caballo y yo sobre mis perros, cosas normales de amigas. Y todavía nos mantenemos en contacto, es una persona única.

¿Y qué tal trabajar con Alicia Keys?

De hecho, yo la conocí antes de la filmación, en eventos de música y cosas así. Me emocionaba mucho trabajar con ella así de cerca, como actriz o como cantante. Fue genial que nos pudiéramos encontrar para este el filme. Es muy talentosa y creo que hizo un excelente trabajo aquí. Y también es un gran ser humano.

¿Qué te llamó la atención sobre este personaje?
Prepararme para él fue un viaje extraordinario. Intenté meterme lo más que pude a ese tiempo y volverlo muy real para mí. Vi muchos documentales sobre la era de los derechos civiles y, bueno, también escuché la música de la época, todos lo hicimos. Tuve libros, crónicas del movimiento de derechos civiles. Investigué lo más que pude. Tanto, que al llegar al set mi mente ya no pensaba en otra cosa, todo lo veía a través de este filtro que me había creado. Entre más leía, más desgastada me sentía. Como si realmente hubiera vivido ese tiempo.

¿Has tenido experiencias con el prejuicio?
Nunca me había dado cuenta de cuántas veces me he topado con eso. No lo sabía identificar, porque no nos toca de la misma forma. Toda la vida me han pasado cosas, pero siempre asumí que la gente era grosera y ya. Pero antes del filme, a Dakota y a mí nos pusieron de ejercicio que fuéramos a una tienda, y cuando llegamos, me trataron muy mal. La experiencia me abrió los ojos. Desde entonces, entre más cosas leía sobre lo que sucedió en aquella época, más me sorprendía. Estaba descubriendo lo que el racismo es en verdad. Y ya lo había experimentado, pero no lo recordaba. Cuando tenía como 13 años, estaba viajando con mi familia y nos detuvimos en un McDonald’s. Éramos los únicos clientes negros ahí y hasta intentaron negarnos el servicio. Al final nos aventaron la comida al mostrador, ni se molestaron en calentarla, sólo querían que nos fuéramos. Ésa fue la única experiencia directa que he tenido. Aunque sí hay otras cosas más pequeñas, pero nunca las identifiqué como racismo. En retrospectiva, aprendí que es algo con lo que he lidiado toda mi vida.

Alicia Keys: de la música al cine hay un paso.

¿Puedes hablar un poco sobre tus influencias como actriz?
Lo principal para mí, tanto en la música como en la actuación, es el siempre estar evolucionando. Sobre todo como actriz porque la gente ya me conoce como música. Para mí es importante el estar rodeada de buenos actores, pero también de cosas inesperadas. Nunca quiero hacer lo que se espera de mí. Seguramente muchos creerán que voy a interpretar a una cantante, pero no quiero caer en ese molde. Quiero seguir haciendo cosas inesperadas tanto en el cine como en la música. Eso me motiva.

En este papel te desapareces por completo, llevaste tu actuación a un nivel completamente nuevo, ¿crees que tu futuro conste de menos música y más películas?
No me molesta mucho perder un poco mi identidad como cantante. Creo que hacer cosas diferentes, expandir todo lo que hago y encontrar nuevas formas de expresarme, me hacen una mejor artista, punto. Se me hace medio tonto el pensar que uno se tiene que limitar. Si te gusta y te entregas apasionadamente, y eres bueno haciéndolo, el expresarte es una parte muy importante de la vida. Siento una conexión fuerte con la actuación, con el cine, a contar historias, a crear un ambiente genuino y auténtico que atrape a la gente. Es lo mismo con la música, ya sea que la veas o la escuches, si te puedes relacionar con ella. Creo el cine y la vida se corresponden mucho. Así que sí, sí quiero hacer más películas. Quiero seguir sintiéndome libre. Me gustaría hacer algo muy fuerte e intenso, como la historia de la activista política Angela Davis. En el sentido de una mujer que vive un momento muy duro, en una posición importante de poder, dentro de un ambiente muy sexista. Un ambiente hostil que le llega a un grupo grande y pone sus vidas en riesgo. Me gusta tomar historias reales y darles vida para que la gente las conozca. Eso me encantaría. Otro de mis papeles de ensueño sería el de la cantante y actriz Lena Horn. No quiero limitarme de ninguna forma e interpretar un papel completamente diferente cada vez.

Hablemos de este rol en particular… ¿alguna vez te has topado con el prejuicio?
Mi relación con él es interesante. Como sabes, mi madre es italiana y escocesa, mientras que mi padre es afro americano, y siempre he estado muy orgullosa de eso. Además, tuve mucha suerte de crecer en Nueva York, que es una ciudad muy ecléctica, siempre me he sentido muy afortunada de ser parte de una diversidad tan grande de gente. No fue sino hasta que me fui de Nueva York, que realmente experimenté el prejuicio y me di cuenta del odio que puede tener una persona hacia alguien más sin siquiera conocerlos. Eso me molestó muchísimo. Me volvió muy rebelde. Lo retaba. Recuerdo tener como diez años y sentirme muy enojada por todo lo que sucedía a mi alrededor. Es increíble pensar que esto todavía existe. Ahorita, en este momento, todavía sucede. Ojalá esta gente despertara.




 

Autor

Sergio López Aguirre

Stanley Kubrick alguna vez dijo "Para tener una visión más amplia, no sólo vean cine bueno, también el malo" obvio le hice caso en lo segundo y es muy divertido.

Ver más artículos de Sergio López Aguirre

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas