the defenders
Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: César Albarrán Torres

31 / 12 / 1969
entrevista

Daniel Craig: vestido para matar

Cine PREMIERE platicó con él acerca de sus proyectos y su vida fuera de la franquicia 007.

Por Vera Anderson

Con el más rudo de todos los Agentes 007, el Casino Royale (2007) de Daniel Craig se convirtió en la cinta de Bond más taquillera de todas, al recaudar cerca de $600 millones de dólares alrededor del mundo. El actor británico también se tornó en un símbolo sexual internacional, luego de que esa imagen de él, saliendo del mar vistiendo sólo un traje de baño Speedo, recorriera la Web. Pero sentada frente a él ahora, Craig no parece tener la pinta de una estrella de cine: sigue con los pies en la tierra gracias a sus raíces, bien fincadas en la clase trabajadora. A working class hero, diría John Lennon.

¿Ha cambiado tu relación con Bond en esta segunda vuelta?
La pregunta que no dejaba de hacerme durante la filmación era si el 007 era el bueno o simplemente el malo trabajando para los buenos. Estoy muy contento con la dirección que tomamos y realmente siento que de ahora en adelante la podemos llevar a donde queramos, claro, si hay oportunidad de hacer otra. La decisión de hacer una secuela directa vino porque sentimos que en la anterior quedaron muchos cabos sueltos, y había que atarlos todos.

¿Qué nos puedes decir de Marc Forster como director?
Necesitábamos a un verdadero cuenta cuentos, alguien con una visión, un amante del cine. Él y yo tuvimos largas conversaciones sobre nuestras películas favoritas, nuestras preferidas de Bond, la influencia que habían tenido en nuestras carreras. Sabíamos que queríamos hacer la cinta más estilizada y bella de toda la franquicia, para poder dejar una marca indeleble.

De esta gigantesca máquina que es la franquicia Bond, emocionalmente, ¿cómo pasas a la historia de Defiance (2008), que es mucho más humana y basada en una historia real?
Quisiera poderte dar una respuesta inteligente, pero la verdad es que no es tan difícil. Es mi trabajo. No hay nada grandioso de ello, ni particularmente difícil, es lo que hago para vivir, y lo he hecho por tanto tiempo que ya tengo un cierto instinto. Los temas que tratan son irrelevantes. Lo que importa es la forma en que te les acercas. Lo que define al personaje en Defiance, es que hay mucho material histórico disponible, así que te apegas a éste lo más que puedes, mientras que con Bond, es invención inmediata. Simplemente amo mi trabajo, genuinamente lo amo.

Luego de que tu fama creciera un poco con el agente, ¿cómo lidias con los fans?
Hoy en día todo el mundo tiene una cámara en su celular y eso hace una gran diferencia en la vida privada de la gente. Es muy difícil decirles que no pueden tomarte una foto porque ya lo hicieron. Así que solamente intento mantenerme lo más privado que pueda y quedarme fuera de los reflectores.

En este punto de tu vida, ¿cuál es lado malo de vivir con una maleta de viaje a tu lado?
Intento estar en mi casa lo más posible, para más o menos poder sentir un poco de estabilidad. Pero este trabajo tiene beneficios y sería tonto no aprovecharlos. Me quedo en hoteles hermosos alrededor del mundo. Y hay muchos privilegios, como el que nos abrieran la Capilla Sixtina antes que al público para que la pudiéramos ver en privado. Siempre me han gustado los trajes hechos a la medida, pero nunca los había podido pagar. Ahora me los regalan y sería una pena dejarlos en el clóset colgados. Siempre he disfrutado vestirme bien y presumir.

Gene Hackman una vez dijo que después de hacer una película de acción donde no lo pueden matar, salió a la calle y sentía que nada lo podía tocar. ¿Alguna vez te ha pasado algo similar?
–Ríe–. La primera cosa que me pasó por la mente cuando salí a la calle al terminar la película, fue irme de vacaciones, tomar y comer lo que quisiera las 24 horas del día, durante al menos dos semanas. Es decir, ¡todo lo que no pude hacer durante seis meses!

         

Autor

César Albarrán Torres

Es investigador del Programa de Culturas Digitales de la Universidad de Sydney. Es el editor fundador de cinepremiere.com.mx y escribe sobre cine, televisión y tecnología en diversos medios nacionales e internacionales.

Ver más artículos de César Albarrán Torres

COMENTARIOS

 

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas