Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: César Albarrán Torres

31 / 12 / 1969
noticias

Del Toro cautiva en Los Ángeles

Presentó su novela Nocturna (The Strain) en legendaria tienda de comics.

 Parece que todo lo que toca Guillermo del Toro lo convierte en arte. Y atraídos por esa genialidad artística, más 200 seguidores se reunieron ayer en la tienda de cómics Meltdown de Los Ángeles, quienes -–con la novela Nocturna en la mano–, asistieron como fieles seguidores a rendirle culto a su príncipe de las tinieblas.

Pero al Gordo le sucede el fenómeno inverso al que experimentaría cualquier ser humano si consiguiera fama, dinero y éxito, pues en vez de subírsele los humos, sus pies están cada vez más puestos en la tierra sus sueños, eso sí, en el cielo. Alrededor de las 23 horas del lunes decenas de personas se apostaban afuera de la emblemática tienda de cómics en el corazón de Sunset Boulevard, un museo de la animación con algunos de los ejemplares más peculiares jamás impresos. La fila comenzaba en la entrada del lugar y se extendía por la calle hasta casi tocar la esquina. Adentro -–en un espacio consagrado como galería de arte– un numeroso grupo de asistentes, representantes y periodistas, rodeaban a Del Toro con la intención de saludarlo. Él accedió feliz y desparpajado como es, pero tan pronto llegó la media noche, interrumpió todas las conversaciones y caminó al interior de la tienda para sentarse a la mesa de lo que sería su oficina durante las siguientes tres horas.

Y entonces, comenzó el espectáculo. Guillermo tomó la iniciativa y dirigió unas palabras a sus seguidores, que con Nocturna en la mano, esperaban emocionados el momento para conocer al director de Cronos, Mimic, Hellboy y El laberinto del fauno. “Hace muchos años Gastón y yo (el chileno dueño de la tienda) compartimos sueños. Yo estaba haciendo la posproducción de Mimic y hablábamos de cómo quería convertirme en cineasta y él, poner la mejor tienda de cómics del mundo. Es hermoso regresar y ver que ambos hemos cumplido”, dijo el realizador mientras conseguía los primeros aplausos de la noche.

Entre las personas que adquirieron la publicación por $30 dólares destacaron niños, adolescentes y hasta actores, como fue el caso de Tyrese Gibson, de Transformers, que fue uno de los primeros en conseguir la firma del Gordo. Cerca de las 3 de la mañana, y después de haber colocado su firma y un autoretrato en más de 200 libros, Del Toro dio por concluida su misión y pidió un aplauso para todos los que habían colaborado en una noche tan especial.  “Estoy muy, muy feliz. La realidad es que cuando cambias de medio, es como volver a empezar. Cuando escribimos la novela no teníamos ni idea de lo que iba a pasar y mira en donde estamos”, expresó emocionado.  Para los que quieran saciarse de Del Toro y no quieran esperar a que Nocturna llegue a México, pueden comenzar con asistir este miércoles a la inauguración del Museo del Estanquillo, donde nos podremos deleitar con la exposición Diseccionando fantasías.

– Salvador Franco / Desde Los Ángeles






 

Autor

César Albarrán Torres

Es investigador del Programa de Culturas Digitales de la Universidad de Sydney. Es el editor fundador de cinepremiere.com.mx y escribe sobre cine, televisión y tecnología en diversos medios nacionales e internacionales.

Ver más artículos de César Albarrán Torres

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas