Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Clara Itzel Hernández Valladares

31 / 12 / 1969
entrevista

Denzel Washington: hombre de acción

Pelea contra el asesino en Rescate del Metro 1 2 3.

Por Vera Anderson

Denzel Washington es un hombre callado y pensativo, y lo mismo se puede decir de su forma de acercarse a su trabajo, ya sea como actor (Gangster americano) o como director y estrella (The Great Debaters). Su más reciente trabajo es de nuevo frente a la cámara en Rescate del metro 1-2-3, la actualización del clásico de 1974 hacia un thriller sobre los temas que han estado en la mente de todos desde el 9/11.

Creciste usando el metro, ¿cuándo fue la última vez que te subiste antes de esta cinta? Ah, ¿osea que tú crees que ya no me subo porque soy famoso –ríe–? Pero el volverme a subir me trajo muchos recuerdos. Algunos buenos, otros no tanto, pero fue muy divertido. Soy de Nueva York, amo Nueva York y realmente adoro filmar en Nueva York. Y ya tenía un buen rato desde que veía la ciudad desde una ventana en el tren, saliendo de un túnel. Eso lo disfruté mucho.

¿Qué tuvo de especial este proyecto que te conveció de quererlo hacer? Tony Scott fue lo que me atrajo. Nos gusta trabajar juntos y a los dos nos encanta investigar mucho, así que me llevó a las autoridades de tránsito. Nos metimos al cerebro de todas sus operaciones y de hecho encontró a la persona en quien los hechos de mi personaje están ligerando basados. Él se ha metido en problemas, se llevó un poco de dinero, ese tipo de cosas. Ése fue un giro de tuerca interesante. Todo lo que yo sabía de la cinta original es que él era un policía y le dije a Tony que yo no quería ser uno. Le dije: "¿Qué si fuera un tipo normal?". No que un policía sea algo extraordinario, pero sólo no quería volver a interpretar a uno. Y me dijo: "Bueno, no, conseguimos a este tipo que de hecho tenía una posición más alta y lo regresaron a consignación". Esa idea me gustó, me gustó el hecho de que estaba pasado de peso, se tira el café encima, no sabe cómo usar una pistola, todas esas cosas se me hacían más atractivas que interpretar a otro policía.

Dices que querías interpretar a un hombre ordinario... ¿Puedes todavía ser normal en tu vida o siempre es extraordinaria?
En primera, el sólo hecho de vivir ya es extraordinario. El estar de este lado del pasto ya es un regalo, yo no doy eso por sentado. Pero no sé qué es una vida extraodinaria. No sé qué significa eso. Salvar vidas en África es extraordinario. Luchar por tu país puede significar una vida extraordinaria. No sé. Yo sólo soy un actor. De vez en cuando me siento en un cuarto con alguien como tú tomándome fotos y hablándome, y para algunos eso tal vez parezca extraordinario. Pero en mi vida soy relativamente ordinario, criando a los niños y trabajando, ¿sabes?

Y recientemente has mezclado un poco al trabajo con los hijos...
Cierto, mi hijo más grande es un productor asociado en la última película que hice, The Book of Eli. Fue algo que él realmente quería que yo hiciera. Es un proyecto muy espiritual, la cinta tiene un espíritu. Me pidieron que no revelara los detalles de la historia, pero él tiene el último libro espiritual en la Tierra y es su trabajo el llevarlo al otro lado del país, a donde tiene que estar. Es un filme sobre el bien y el mal, y el mal uso del poder, y mi hijo, John David, se entusiasmó muchísimo con él, tuvo muchas ideas y me conveció de hacerlo. Ahorita estoy trabajando en otro proyecto para televisión. Todavía no estoy listo para hablar de él, pero él también está trabajando conmigo en ese. Luego, mi hija se la pasó en la sala de edición todo el verano, internando como editora. A todos les encanta y saben mucho de cine, más que yo, de hecho. Ven muchísimas películas. Mi hija más pequeña se va a la universidad a estudiar actuación. Es muy, muy buena de hecho. Y eso me alivió muchísimo –ríe–, porque le dije que sería muy honesto con ella cuando trabajaba en su audición para las diferentes escuelas.

¿Les das consejos?
Estoy aprendiendo a quedarme callado. Cualquiera que sea padre entiende que llega un momento en que son adultos también y tienen una opinión aunque tú sigas pagando la renta. Es un balance difícil. Tienes que dejarlos ir, no romper su espíritu y esperar lo mejor. Mi esposa y yo les enseñamos lo que sabemos. Y fueron muy afortunados de tener a sus abuelos vivos gran parte de su niñez, los padres de mi esposa. Pasaron mucho tiempo con ellos en North Carolina, durmiendo en sleeping bags y corriendo por allá con los demás niños, teniendo una vida "normal".

¿Cuál fue el mejor consejo que te dio tu madre?
El mejor consejo de mi mamá fue: Mantén las cosas simples.

Autor

Clara Itzel Hernández Valladares

Clara Itzel es una comunicóloga junkie de los animales, TV, cine, libros, tatuajes, pop culture, té & café. La pueden seguir en instagram (@MissClaraItzel) y leer en ElMoodRandom.com

Ver más artículos de Clara Itzel Hernández Valladares

COMENTARIOS

 

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas