Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Dí­a 3: Isleños Siniestros

COLUMNA FestivalBerlinale

Por: Staff Cine PREMIERE

14 / 02 / 2010

Dí­a 3: Isleños Siniestros

BLOG: Festival Berlinale 2010.

DiCaprio en una pantalla del famoso Sony Center.

Alto, fornido y con un bronceado que aparenta ser de origen natural –al verlo me lo imagino tomando el sol en un hotel ecoturístico de mil dólares la noche-, y no producto de horas de solárium. Y dando arcadas grandes y sólidas. Y también con la actitud de quien lo sabe todo o casi todo. Así aparece de repente Leonardo DiCaprio, peinándonos con un hi guys que homogeniza edades y nacionalidades. Lo que lo trae a este festival nevado es Teddy, el complejo personaje que interpreta en La isla siniestra, la película más reciente de Scorsese y a su vez acaso uno de los últimos filmes de su tipo que recibe un presupuesto ilimitado –se rodó antes de la crisis o cuando ésta apenas era sombra-. He de confesar que antes de esta entrevista consideraba a DiCaprio un ser arrogante. Me retracto: No sólo es un gran actor –me sorprende cada vez con cada filme nuevo en que lo miro– sino además un tipo de lo más listo y además con corazón. El encabezado del periódico teutón amarillista, Bild: “DiCaprio por Berlín con su mamá”. Qué tierno.

La entrevista que siguió fue a Sir Ben Kingsley, su coprotagonista en el filme mencionado. Creí que dandis de su tipo habían desaparecido en el siglo pasado. Con ademanes de Oscar Wilde tomando el té de las cinco, realiza interesantísimas declaraciones acerca de su personaje, de la película, y al final hasta de la vida o aquello que la vida le representa. Pero de alguna manera no me sorprende: Apenas cinco minutos antes de que apareciera un colega periodista me habla de la seriedad con que se ha tomado la designación de Caballero que la corona británica le otorgó hace un tiempo. Su elegancia y parsimonia dejan un camino llano para Martin Scorsese, Marty, nuestro Marty, quien con cada año que pasa da la impresión de alejarse más de aquel director barbudo y cocainómano de Taxi Driver para erigirse como una autoridad incuestionable en el universo del cine contemporáneo. Más viejo y más sabio –pero no menos freaky–, toma el timón de sus proyectos con la audacia de un guerrillero pero también con la determinación de un dictador. Hace mucho que no temblaba antes de realizar una entrevista. Hoy hasta mis células lo hicieron.

Por cierto, ayer, en una sesión que comenzó por la noche y concluyó hasta bien entrada la madrugada, vi La isla siniestra. Me aferro al derecho que poseo de no decir nada al respecto. Quizá sólo que tuve las pesadillas más placenteras que he soñado en muchas semanas. Y que se me perdone lo barato del oxímoron. 

Fanáticos esperan conseguir algún autógrafo de las estrellas de La Isla Siniestra.

Staff Cine PREMIERE

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Ver más artículos de Staff Cine PREMIERE

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER