Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Días loquísimos: los Globos de Oro

COLUMNA Hollywood Boulevard

Por: Vera Anderson

12 / 01 / 2009

Días loquísimos: los Globos de Oro

 

Vera Anderson and Mad Men creator Matt Weiner

En español:

Días y noches alocadas – tres días de diversión de los globos de Oro, ¿pero alguna vez volverá a ser lo que era antes? Después de que la última entrega de los Globos fue cancelada debido a la huelga de escritores, la celebración de este año prometía ser la más grande de todas. Y ciertamente las estrellas aparecieron, pero ¿no parecía todo muy plano o simplemente soy yo que estoy cansada después de 10 años de ser parte de la supuesta mejor fiesta del año? Si, la alfombra roja fue asombrosa como siempre, y dentro la (ilegal) terraza para fumar es donde aún ahora todas las estrellas se reúnen durante los comerciales y algunas veces (no le digan a nadie) durante la transmisión en vivo. El espectáculo en sí mismo, es, el espectáculo – no hay forma de predecir quien será aburrido o hilarante, lo único que puedes tener por seguro es la cantidad de estrellas que encontraras. Pero este año – culpando a la economía – algunos de los estudios se abstuvieron de dar sus tradicionales fiestas post ceremonia. Con sólo 3 fiestas – la de HBO, el gran ganador de televisión, en la que la cola para entrar en su fiesta de alberca era de una hora, la de Universal que estaba muy apagada debido a que no ganaron nada por FROST/NIXON ni por MAMMA MIA y la de Warner Bros / Instyle que fue menos glamorosa que en el pasado, pocas celebridades se quedaron por mucho tiempo después de la ceremonia para celebrar – ya sea que se fueran a casa o a fiestas privadas en otros lugares. (La fiesta de Slumdog fue en un lugar diferente, y estaba muerta para cuando llegamos ahí…) La cuestión de los Globs que siempre los hace mágicos es que todo mundo está atiborrado debajo del mismo techo, con seis u ocho fiestas en diferentes pisos y techos del mismo hotel, por lo que siempre te encuentras con un Tom Cruise o una Scarlett Johansson en las escaleras o en el elevador, y esto alimenta la espontaneidad de la noche. Es triste que eso se haya ido para siempre. Habiendo dicho esto, aún así fue una noche impresionante y estoy segura que a los ganadores ¡no les importó un bledo el hecho de que hubiera menos fiestas!

******************************************

Crazy days and crazy nights – three days of Golden Globes fun but is it ever going to be the same as it ever was? After last year’s Globes were cancelled because of the Writers’ Strike, this year’s celebration promised to be the biggest and best ever. And certainly the stars turned out - but did it all seem a little flat or am I just jaded after ten years of being part of this supposedly best party of the year? Yes the red carpet was amusing always, and inside, the (illegal) smoking porch is still where all the stars gather during commercials and sometimes (shhh!) actually during the live broadcast. The show itself is, well, the show – there’s no predicting who will be boring or hilarious, the only thing you can bank on is the star wattage. But this year – blaming it on the economy – the some of the studios pulled back from hosting their traditional on-site Globes after-parties. With only three parties – HBO the big TV winner with an hour-long waiting line to get in to their poolside celebration, the Universal party deflated by no wins from FROST/NIXON or MAMMA MIA, and even the Warner Bros/ InStyle party less lustrous than usual, few celebrities lingered long after the ceremonies to party – either going home or on to private festivities at off-site locations. (The Slumdog party was at a different venue, and dead when we got there…) The thing about the Globes that always makes it magical is everyone crammed under the same roof, with 6 or 8 parties on different floors and rooftops of the same hotel, so you’re always running into a Tom Cruise or Scarlett Johansson on the stairs or in the elevator, and it feeds the spontaneity of the night. It’s sad if that’s gone forever. That said, it was still a grand night, and I’m sure the winners didn’t give a damn that there were a few less parties!

Vera Anderson

Es escritora, fotógrafa, cineasta y vive en Hollywood con su esposo y su traviesa cachorrita Airedale. Promete estar más activa en Twitter y espera que el guión que escribió con su hermano se convierta en película.

Ver más artículos de Vera Anderson

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER