the defenders
Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Jessica Oliva

16 / 11 / 2016
Fantastic Beasts and Where to Find Them entrevistas eddie redmayne

Q&A Eddie Redmayne por Animales fantásticos y dónde encontrarlos

Platicamos con Eddie Redmayne sobre Newt Scamander, su pasión por las bestias mágicas, la música y la charla que tuvo con J.K. Rowling para prepararse.

Cuando nos reunimos con Eddie Redmayne en Los Ángeles, estaba en la víspera de su primera visita a Comic-Con en la vida, a punto de enfrentarse como un novato a la pasión que caracteriza al evento geek por excelencia. por fortuna, ahí conviven sus personas favoritas.

Si hubiera un geek en el mundo mágico, ése sería Newt, ¿cierto?

Absolutamente. Pero lo que me encanta es que la razón por la que los geeks son bastante atractivos todo el tiempo es porque son verdaderos apasionados de lo que sea que los interese, y él tiene este amor ciego y algo miope por las criaturas, ¡y todo tipo de criaturas! Lo que amo de él es que su favorita no es necesariamente la más dulce o dócil. Oh, no. Él ama a la tierna de la misma forma en que ama a la más viciosa, atemorizante y "fea".

Especialmente en los últimos trailers, cuando está preocupado por ellas destruyendo Nueva York, porque están rodeadas de humanos horribles...

¡Claro, amo eso! (ríe). Los demás piensan: “Oh, ellos [las personas] están en riesgo. Y él piensa: “¡Sí! Ellos [las bestias fantásticas] están en riesgo”. Es increíble.

Aparte de la actuación, ¿te has sentido tan apasionado por algo como lo está Newt por las bestias mágicas?

Siempre he sido apasionado de la música, toco el piano y disfruto cantar mucho, pero seguramente no llego al nivel de Newt. Él ha dedicado toda su vida a eso y justo lo que me gusta de este héroe y en general del cuarteto que vemos en esta película es que todos son muy apasionados. Personalmente encuentro esa cualidad muy atractiva, ese amor por algo en específico, porque de cierta forma demuestra que vives la vida al máximo.

A diferencia de Harry Potter, éste no es un héroe que haya salido de las páginas de un bestseller, lo que significa que no está previamente dibujado en la mente de ningún fan. ¿Hablaste con J.K. Rowling para preparar tu papel?

Tuve la oportunidad de conocerla justo antes de que empezáramos a filmar y sabía que sólo tenía una hora con ella. Estaba muy emocionado y nervioso de conocerla, pero al sentarme todo eso se esfumó y en el primer segundo fue así como: “¡Hola! ¿Oye, cómo Newt hace esto y aquello, y lo otro...?”, (ríe). Fuimos directo al grano. Sucede que, por un lado, yo ya había hecho mucha preparación sobre quién es Newt, y, por otro, no hay nada que ella ame más que hablar de sus personajes, así que los dos simplemente no paramos. Estuvimos: bla, bla, bla, ¡durante toda la hora! (ríe). Fue increíble, muy divertido.

¿Qué preguntas le hiciste?

Más que nada sobre su historia, su pasado. Quería los detalles específicos, justamente porque no hay libros que puedas consultar y que te digan, sobre todo, cómo actuaría Newt en cada situación. Y también sobre ideas que yo ya tenía sobre cómo era su relación con la gente que lo rodea y cómo se sostiene a sí mismo de cara al mundo.

Supongo que no podrás revelarnos esas respuestas...

Uff, no. Porque de verdad espero que los fans las descubran. Y, además, tenemos algo así como un pequeño hombre de Warner Bros. dentro de nosotros que nos grita todo el tiempo: ¡Cállate! (ríe). La secuela tendrá sorpresas. Era increíble que Jo [Rowling], quien también escribió el guion de la segunda, de pronto venía al set y me decía: “¡Hola!, no tengo permiso para contarte esto, pero fíjate que va a pasar esto y lo otro...” (ríe). Y yo le respondía: “¡Claro que me puedes decir! ¡Es tu mundo!”. Ama hablar de él y de los personajes, porque para ella son algo real, y tiene el poder de hacer que para ti se convierten en algo real también cuando te habla de ellos.

Has platicado que eras fan de los libros de Harry Potter. En un balance expectativas vs. realidad, ¿cómo fue para ti entrar a esta producción? ¿Hubo algo de la experiencia que te sorprendiera desde tu visión como fan?

¡Claro! Los detalles, los elementos a mi alrededor... ¡todo! Tan sólo el hecho de que tu niño interno de nueve años ha esperado décadas enteras para agarrar una varita. Pero en el momento en el que te la dan... Habíamos tenido pláticas y discusiones de cómo sería y yo me había puesto a pensar: “Oh, creo que mi personaje la agarrará así, y hará esto y lo otro”. De pronto te dan este objeto y piensas: “Bien, éste es mi momento”. Pero en el instante en que me la dieron fue como: “¡Oh! ¿Cómo... le hago...? Oh, Dios, éste es el momento que he esperado toda mi vida, ¡y me dio pánico escénico por completo! (ríe). Simplemente no supe qué hacer con ella y me preocupé de que yo fuera a ser un desastre (ríe). Al final, regresé a las películas de Potter y me fijé en cómo Daniel [Radcliffe], Rupert [Grint] y Emma [Watson] sostenían sus varitas. Fue muy informativo. Me ayudó también Alex Reynolds, la coreógrafa con quien trabajé en La teoría del todo y en La chica danesa.

David Yates es prácticamente ya un miembro de la comunidad mágica. ¿Cómo fue trabajar con él?

Lo más padre fue justo que nunca te hacía sentir como que –ya que él sabe todo de este mundo– tenías que hacer lo que él te decía. Tanto él como David Heyman y J.K. Rowling nos liberaron para tener todas las ideas que quisiéramos y que no nos sintiéramos limitados por lo que había pasado antes. Claro, todos nos inspiramos con lo que vino antes, y fuimos respetuosos con eso. David es muy generoso y además es capaz de crear una bestia enorme como lo es esta película, que involucra mil departamentos: efectos, marionetas, props, etc. Pero en su núcleo es un director de actores, ésa es su vocación. Así que si le quitas toda esa parafernalia, en la que también se las arregla para concentrarse, es un extraordinario director. Así que, de cierta forma y aunque estuviéramos haciendo una película enorme, también se sintió como si estuviéramos involucrados en un filme independiente.

¿Qué tan divertido fue poder participar en la creación de Newt? En este caso, y sin libros, interpretarlo también es escribirlo de cierta forma.

¡Claro! Lo interesante fue que con las películas de Harry Potter tenías a los libros, y luego a la interpretación de ellos. Y la responsabilidad que siento es que los fans del mundo y los espectadores sólo van a conocer a Newt a través de esto y de mí. Sí se sintió como una responsabilidad de creación. Como Jo estaba ahí, siempre fue muy receptiva a las sugerencias. Juntos podíamos crear la mejor versión de él.

¿Estas nervioso de ir a Comic-Con?

¡Estoy emocionado y nervioso y aterrorizado! Nunca he ido. Sólo voy a improvisar y ojalá salga con vida.

 

Este texto fue publicado en la edición impresa de Cine PREMIERE, noviembre 2016.

Autor

Jessica Oliva

Periodista, editora en Cine PREMIERE y bailarina frustrada en sus ratos libres. Gustosa del cine, la literatura, el tango, los datos inútiles y de la oportunidad de desvelarse haciendo lo que sea.

Ver más artículos de Jessica Oliva

COMENTARIOS

 

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas