Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

El inicio de la Berlinale, edición 61

COLUMNA FestivalBerlinale

Por: Staff Cine PREMIERE

10 / 02 / 2011

El inicio de la Berlinale, edición 61

Joel Coen, director de Temple de acero (True Grit).

El día de hoy ha iniciado la edición 61 de la Berlinale, el afamado Festival de Cine de Berlín, y yo haré lo que quede en mis manos por mantenerlos al tanto de los acontecimientos que día a día vayan teniendo lugar.

Vale la pena iniciar comentando que esta vez, a diferencia de otros años, se cuenta con únicamente 16 películas en competición. Cosa rara porque comúnmente se tenían de 18 a 19 filmes. Las voces más críticas lo atañen a que el año pasado los organizadores habrían “tirado la casa de la ventana” para celebrar el sexagésimo aniversario y por eso ahora sufren de cierta resaca de tipo financiero…

Golpeada por la crisis o no, lo cierto es que esta Berlinale pasará a la historia, al igual que el último festival de Cannes, por dejar entre su jurado una silla vacía, un espacio en el que nadie se atreverá a sentarse y que permanecerá impoluto hasta el día 20 de febrero, cuando se de por concluido el evento. El lugar pertenece al cineasta iraní Jafar Panahi, a quien el gobierno de dicho país ha metido preso por seis años alegando la creación de documentos fílmicos que atentan contra la estabilidad del estado. Lo peor es que a esta condena se le ha sumado otra que, desde mi humilde opinión, podría considerarse aun peor: ¡Tampoco podrá filmar 20 años! De nada han servido las cartas abiertas que el cineasta Abbas Kiorastami, y que incluso gente de Hollywood como Robert De Niro han firmado en pos de su liberación. Lo que ha quedado, insisto, es sólo un sillón abandonado, una ridícula instalación a la impotencia que calca aquella otra que el chino Liu Xiaobo dejó sin firmar en Estocolmo.

Mirándola desde un punto de vista más amable, esta Berlinale también pasará a la historia por haber arrancado con True grit, la cinta más reciente de los hermanos Coen, presentada fuera de competición. Sobre la película… bueno, de la película ya se hablará y mucho. En lo personal, he de confesar que los westerns nunca han sido mi cosa y ésta no es la excepción. Si bien, la pericia narrativa que caracteriza a los Coen transpira en varias secuencias y su humor negro, tan clásico, tan Coen, hace acto de presencia en momentos que de tan precisos parecen rigurosamente premeditados. Al parecer ha sido un éxito de taquilla en Estados Unidos y no dudo en que se quiera repetir la hazaña –hazaña para un producto Coen- en Europa. Los mencionados hermanitos, Bridges, Brolin y ese último gran descubrimiento de apellido Steinfield estuvieron presentes en una conferencia de prensa que en lo personal siempre recordaré por una sola cosa: no soy el único que en el fondo no puede con John Wayne. Los invitados no lo dijeron así, por supuesto, pero lo insinuaron. ¡Bien!

Mañana, por cierto, me tocará una pequeña charla con algunos miembros del elenco. Trataré de evitar hacer cualquier pregunta sobre El gran Lebowski, mi película favorita de los Coen –junto con Barton Fink-, pero mejor no prometo nada.

Bis morgen.

Ah, y lo olvidaba, si van a ver algo del injustamente castigado Panahi, no se pierdan “Offside” (2006), una invaluable joyita.

–Carlos Jesús González / Corresponsal Berlín

Staff Cine PREMIERE

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Ver más artículos de Staff Cine PREMIERE

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER