Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #178 – El episodio perdido

X-Men: Dark Phoenix y la revista impresa de junio.

June 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Epitafio

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

16-08-2016

Epitafio es un filme de imágenes hermosas que coloca a tres conquistadores españoles en una expedición contra las fuerzas de la naturaleza.

  • Título original: Epitafio
  • Año: 2015
  • Directores: Rubén Imaz, Yulene Olaizola
  • Actores: Xabier Coronado, Martín Román, Carlos Triviño
  • Fecha de estreno: 19 de agosto de 2016

Uno de los más grandes errores humanos es tomar a la naturaleza por sentado. En la modernidad, esa postura nos ha llevado al exterminio de las especies, el deterioro ambiental y un creciente distanciamiento de aquello que nos dota de materia prima para subsistir. Pero hubo una época en la que los recursos naturales y nuestro medio ambiente, lejos de explotados, eran venerados como si de deidades se tratara.

En Epitafio, la dupla de directores conformada por Yulene Olaizola y Rubén Imaz decide mirar atrás y, a través de una anécdota basada en los textos de la conquista de nuestro país, hacen un recordatorio del poder de la naturaleza y su capacidad para poner a prueba las capacidades humanas; no sólo las físicas, sino también las espirituales. Para su primera película como dupla (ambos tienen créditos individuales previos, ya sea como directores, productores, guionistas y hasta fotógrafos) los directores mexicanos optan por una hazaña que, al igual que la que sus protagonistas buscan realizar, se siente ambiciosa pero no imposible: conjugar un cine emocionante y de aventuras con un tratamiento más cercano al denominado “cine de arte”, donde los silencios y la majestuosidad de sus imágenes muchas veces transmiten más que lo que cualquier diálogo podría.

Inspirados en la expedición de tres conquistadores españoles al cráter de un volcán durante la conquista de México, Olaizola e Imaz toman la valiosa decisión de no revisitar la historia desde la perspectiva de los vencidos o las “víctimas”. Los protagonistas de Epitafio son aquellos que históricamente identificamos como los villanos y, aunque la película nunca redime sus actos barbáricos (mismos que nunca vemos en pantalla), tampoco decide exhibirlos como las villanescas figuras en las que los libros los han situado.

Tampoco es que estos sean venerados o vistos con empatía pero, si hay algo sobresaliente en Epitafio (además del impecable trabajo de fotografía) es la humanidad de la que los directores dotan a sus personajes para, sin nunca hacernos sentir una empatía arraigada en la identificación ideológica, sí hacerlo desde la situacional. Para ello ayuda enormemente el papel de la naturaleza, que salta de la pantalla con valores visuales impactantes, en mayor medida debido a que ambos (al igual que su elenco y equipo de producción) transmiten la inclemencia con la que ésta puede tratar hasta a los corazones más endurecidos por la ambición, al mismo tiempo que constantemente nos pone en perspectiva respecto al diminuto espacio que la raza humana ocupa dentro del planeta que habitamos.

Epitafio sufre de varias carencias actorales, es verdad, y en ocasiones los directores pecan de preciosistas en su propuesta poético-visual, sin embargo es digno de nuestra admiración el empeño y la intención que le ha sido puesto a su más reciente trabajo. Si bien es cierto que sus preferencias por un cine más pausado y observacional ayudan a que el medio ambiente como personaje (y verdadero antagonista) haga explícita su magnitud, también es justo decir que es el principal nutriente de un ritmo que pondrá a prueba al espectador más impaciente, no obstante la grandilocuencia de sus imágenes y el increíble relato del que se sirven para recordarnos nuestro lugar en la naturaleza. 

Periodista y comentarista de cine en El Fanzine, Nylon, Puentes, Cine Premiere y quien se deje. Mi papá me puso a ver Buenos Muchachos a los diez años y "as far as I can remember, I always wanted to be a gangster".

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios