Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Escape a la victoria: El cine y el futbol

COLUMNA Kino central

Por: Carlos Jesús González

11 / 07 / 2011

Escape a la victoria: El cine y el futbol

Se me disculpará la ausencia de egnes. Yo soy el primero que salta a defender ese signo de infinito sin cerrar que se acuesta sobre las enes pero hoy escribo desde un equipo ajeno y teutón y no hay manera de hacerla aparecer.

Lo germano en cualquier modo viene a cuento, pues el día de ayer el equipo femenino de dicha nacionalidad perdió contra las japonesas. Tal vez en México sean pocos los seguidores del Mundial de Fútbol de Mujeres que actualmente se celebra en Alemania, pero aquí los estadios se han llenado y no fueron pocos las y los hinchas que sintieron que el espíritu se les rompía al observar a su equipo, el favorito para hacerse del título, perder contra unas aguerridas niponas. Sinceramente, a mí las imágenes transmitidas por televisión me conmovieron más de lo que jamás pude haber imaginado. Parecían más propias de un drama italiano que de una ópera de Wagner, pues las lágrimas eran más abundantes, dentro y fuera de la cancha, que en cualquier otro partido que haya visto en mi vida. 

Tanta sensibilidad, por supuesto, me remitió a lo cinematográfico, y en específico a esa película, creo que bastante mala -sinceramente, no sé si aguantaría otra vista, así que será de esos filmes que prefiero dejar en mi cabeza con su bagno de nostalgia-, pero que en su momento nos hizo felices a varios nignos de mi generación y que se llamó Escape a la Victoria. Hasta donde recuerdo, la trama era idéntica a cientos de películas más que narran las vicisitudes que sufren los Aliados (todos ellos buenísimos y de moral intachable), que han sido presos por los alemanes (tan malos y perversos como el Emperador de Star Wars encarnado), en un Campo de Concentración "Equis" y a quienes, por razones que no recuerdo, se les ofrece -o se les obliga- jugar al futbol contra un equipo teutón, seguramente integrado por miembros de las SS. Entre los prisioneros que conforman tal equipo se encuentran personajes encarnados por Michael Caine, Stallone (que hace de portero), y estrellas invitadas del nivel de Pelé o Gary Lineker (sobre este último puede que me equivoque, pero por favor corríjanme si no es cierto), quienes actúan peor que extras de Pastorela pero pasan balones y malabarean con ellos cual si de una cáscara llanera se tratase.  

En mi caso, recuerdo haber mirado extasiado una acrobacia que hace Pelé y que, para mi gusto, es lo mejor de la cinta.

Si la película les llama la atención, les sugiero mantener la curiosidad y tratar de conseguirla a como de lugar. Aquellos que ya la hayan visto quizá gocen con los siguientes fragmentos mostrados. A disfrutar: 

p.d. Se agradecerán sus recomendaciones sobre otras películas que involucren al cotizado balompié. Favor de abstenerse de Rudo y Cursi, Bend it like Beckham y ese churrazo con Kuno Becker que es Goal (creo que hasta segunda parte tiene).

Carlos Jesús González

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Ver más artículos de Carlos Jesús González

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER