the defenders
Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Estilo: Al final del mundo

COLUMNA CinefiliadesdeChile

Por: Staff Cine PREMIERE

05 / 12 / 2008

Estilo: Al final del mundo

Chile queda al sur…, pero bien al sur del mundo y como estamos tan solos, la mayoría del tiempo nos miramos el ombligo. Cuesta salir al mundo, porque apretados entre la cordillera y el mar, todo queda lejos. Por eso quizá es que el cine chileno también es así de localista y muy cruzado por el factor histórico que nos define, un poco amargo, un poco infeliz, un poco cansado, pero dispuesto a la risa explosiva, esperando  poder burlarse de aquél que le va bien y siempre sorprendido de mirarse y mirarnos.

El último Día Nacional del Cine, que fue el pasado 14 de octubre, Los distribuidores y exhibidores de cintas en salas estaban felices porque en un día lograron movilizar a 154 mil personas vendiendo las entradas a $ 1.000 (equivalente casi a US $1,5). Una cantidad así de personas parece "un pelo de la cola" en mercados como España, Argentina o México; pero en este país al sur del mundo eso no les importó demasiado a los exhibidores y distribuidores, que celebraron porque metieron en las salas a cerca de 50 mil personas más que el 2007 durante el mismo evento. O sea, la cosa está mejorando.

Y es que la percepción con respecto al cine chileno es que aún es adolescente, pero va madurando. Ya se empieza a conciliar consigo mismo, se conoce mejor y es capaz de reírse de sí, no le pide permiso a las paternales bellas artes y hasta el carnaval de hormonas ha ido quedando atrás.

El cine chileno se ha vuelto "joven", pudiente, más independiente y en ocasiones, más aspiracional y ambicioso. Pero se perdona, no está mal visto en esta sociedad y en un país que siente que su propia economía ha sido muy alabada por extranjeros. Sí, acá también pesa más la opinión extranjera que la nacional. A los chilenos les está gustando el éxito o lo que suene o se le parezca y esa cosa "apocadita" tan propia de los nativos de este país se ha ido quedando en el siglo pasado y con él se ha ido la culpa por ganar dinero, por ser exitoso, por viajar a Europa, y por acceder al resto del mundo. Y, por supuesto, todo eso se traduce en el cine: El orgullo fue grande cuando  Machuca viajaba por tantos países y luego, que 31 Minutos, la Película se apreciara en México y Brasil también dejó a todos con una sonrisa. Hacer cine en Chile ahora es "cool" y muchos actores jóvenes se pagan la vida haciendo teleseries (telenovelas), pero se dan el lujo de hacer cine. 

La tecnología facilitó las cosas y los jóvenes, sin academia y sin licencias, se tiraron a hacer películas. Ahí está López (25 años, director de Promedio Rojo y Santos) y Matías Bize (29 años, director de Sábado y En la Cama) con cintas que provocaron interés en las nuevas generaciones con argumentos basados en la comedia y el romance, porque está bien reírse y enamorarse.

Y tratando de dejar atrás esas y otras culpas: Bienvenidos, me llamo Sandra Gómez y soy periodista, vivo en Chile, me gusta el cine, la música, los cómics y no le hago asco a la lectura. Cuento lo que pasa por acá a Cine Premiere y como decimos en Chile ¡vamos que se puede!

 

Staff Cine PREMIERE

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Ver más artículos de Staff Cine PREMIERE

COMENTARIOS

 

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER