Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Festival Berlinale 2012 (I)

COLUMNA Kino central

Por: Carlos Jesús González

09 / 02 / 2012

Festival Berlinale 2012 (I)

Aquí estamos de nuevo. Sorprendidos, como siempre, de que la fiesta del cine continúe pese a un clima que para esta edición 62 de la Berlinale se muestra de lo más inhóspito. Hace tanto frío que yo de plano descartaría los dramones de cualquiera de las secciones de este evento, mismas que en suma exhibirán alrededor de cuatrocientas películas. La razón es tan simple como lo mostraría un libro de primaria: las lágrimas podrían congelarse nada más saliendo de la sala, provocando irritaciones cutáneas y dios sabe qué tanta cosa más. Y peor todavía para quienes expongan su cándido y maltrecho corazón a tan drástico cambio de temperaturas...

Yo mejor me quedo con la sobriedad alemana, conteniendo emociones. No me importa tanto si al final, como se ha hablado, desfilarán por la alfombra roja luminarias de la talla de Juliette Binoche, Max von Sydow, Meryl Streep o ese animal de cuatro patas bautizado como Brangelina. Me conformaría con lo más simple: que las cintas proyectadas, más que calidad visual, efectos especiales o maniquíes mecánicos del mainstream, me digan algo. Algo que yo continúe rumiando todavía en la cama, ya apagadas las luces de mi propia sala cerebral. Aunque tampoco estaría nada mal encontrarme al gran Billy Bob Thornton, que viene como director (el título de su obra es:Jane Mansfield's Car), bebiendo whiskis en un bar de tercera. Suena a onanismo mental pero en Berlín, me consta, todo puede pasar.

Esta vez no habrá un blog oficial del Festival pero en cualquier caso estaré aquí posteando lo observado y escuchado de cuando en cuando. Para el día de hoy, el primero de la jornada, no hay aún mucho que decir. El cineasta Benöit Jacquot presentó Les Adieux à la Reine, cinta que, a través de la hermosísima Léa Seydoux (acaso lo más rescatable de la proyección), se narran los últimos días de la monarquía francesa tras la toma de la Bastilla. Lo mío sinceramente no es el cine de época, pero Jaquot indudablemente mantiene mano firme a la hora de dibujar la psicología de sus personajes. Por demás, Diane Kruger, quien encarga a la reina María Antonieta -una bastante menos popi y tontorrona que la Kirsten Dunst de Sofia Coppola-, muestra que además de hablar bien el francés es capaz de echarle ganas a papeles más complejos que los que suelen brindársele. Algo hay además de insinuaciones lésbicas que incluyen a Virgine Ledoyen, mujer de la que podría enamorarse cualquier ser dotado de conciencia (yo me prendí de ella desde que la vi con "Dicarpio" en La playa).

Hasta aquí entonces, que mañana (o pasado) será otro día. Y, por cierto, aceptaré recomendaciones de quienes miren el programa de la Berlinale y vean allí una película que se les antoje. Haré hasta lo imposible por mirarla y, por supuesto, daré mi opinión.

Pues eso. Tschüss, como dicen los germanos.

 

Carlos Jesús González

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Ver más artículos de Carlos Jesús González

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER