Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Jessica Oliva

22 / 10 / 2016
FICM

Gael García Bernal inaugura el FICM 2016 con Neruda

El actor mexicano presentó la película de Pablo Larraín al lado del chileno Luis Gnecco.

La decimocuarta edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) arrancó con Gael García Bernal regresando a la tierra de donde “la mitad de él” proviene, al haber crecido en Tierra Caliente, Michoacán. “Ahí aprendí lo que sucedía con la tierra. No en el mundo: en la tierra. Porque a veces el mundo no sabe lo que sucede en la tierra”, dijo el actor. Su discurso, en el que rememoró su infancia en este lugar, dio paso a la proyección de Neruda, cinta que protagoniza al lado del chileno Luis Gnecco y que inauguró el evento la noche del viernes. La película llegó a tierras mexicanas después de una exitosa carrera festivalera –que comenzara en Cannes–, la cual se topó con reacciones apasionadas y contrariadas en su reciente estreno en Chile, debido a la aproximación ficcionalizada y lírica del director Pablo Larraín (No) al que fue considerado por Gabriel García Márquez como “el mejor poeta del siglo XX”.


En lugar de inclinarse por una biopic tradicional, que retomara los hechos tal cual, el director chileno (junto con el guionista Guillermo Calderón) construye la esencia de Neruda por medio de la ficción, de “lo que pudo haber pasado”, como si se tratara de la vida que el mismo escritor –quien se caracterizaba por crear microcosmos con su pluma– se hubiera inventado para sí mismo. Dicha combinación de verdad y ficción, sin embargo, ha dado motivo de queja entre los espectadores chilenos:  “Lo mismo sucedió con No. Las personas salieron y dijeron: ¡Pero eso no sucedió así! Bueno, es una ficción”, reflexionó Gnecco, quien encarna al poeta, unas horas antes en conferencia de prensa. “Pero también fue muy polémico por cómo era: era un poeta popular, pero también era un burgués, entonces en una buena parte de la población, esa derecha del No, resiente mucho a Neruda. Entonces nos cuesta mucho trabajo ficcionar. Nos enfocamos sólo en si algo es verdad o no. La película ficcionaliza con todos sus personajes porque es, en el fondo, un canto a la ficción: al amor de un poeta por su creación y también a cuánta autonomía puede adquirir dicha creación”.

Gael García Bernal, por su parte, interpreta a Oscar Peluchonnaeu, un policía de la vida real que en la cinta persigue a Pablo Neruda por sus afiliaciones comunistas y quien, al mismo tiempo, se convierte en un personaje de ficción dentro de la poesía nerudiana. A propósito de su participación, el actor alzó la voz en pos de que los públicos latinoamericanos consuman el cine de su región y propuso incluso a algunos poetas mexicanos que podrían ser buenos candidatos para saltar a la pantalla grande: “Lo que debe pasar es que veamos las películas de nuestros propios países. Son muy pocas las películas mexicanas que se ven en Chile, las chilenas que se ven Argentina, etc. Y en cuanto a hacer una cinta de poeta mexicano, pues hay cantidad de poetas mexicanos que podrían ser abordados: Lopez Velarde, Gorostiza, Pellicer, Octavio Paz. De Alfonso Reyes debe haber ahí una historia alucinante. Sé que hay una de Rosario Castellanos que va a estar el año que viene. Elena Garro, por ejemplo, es un gran personaje. Hay mil opciones”.


Pablo Neruda –quien vivió un tiempo en Michoacán– ha sido descrito por Larraín (quien no pudo asistir al festival) como una figura tan grande que es “inasible”. Sin embargo, fue conocido por sus muchos excesos, excentricidades y contradicciones, cualidades reflejadas en la cinta, de forma poética y sin miedo a suponer y especular. Para Gael, eso es lo que hace a Larraín un realizador destacado: “Hay pocas voces conciliatorias en el cine. Y todo lo que Pablo hace es un ejercicio de reconciliación: no existe la verdad absoluta o la justicia perfecta, en esos grises, en donde el tiempo hace su trabajo, es donde genera una discusión, y siempre provocará en algunos espectadores salidas fáciles que intenten tirar esa discusión. Con No sucedió: hubo personas que la tacharon de “mala” porque no aparecían en ella. Pero Pablo lo hace de una forma generosa y franca. Y sin pedir permiso, cosa que el cine debe de hacer: no pedir permiso para  contar lo que cuenta”.


Recorte presupuestal

Al ser cuestionado sobre el recorte presupuestal al ámbito cultural que se tiene pensado para 2017, el actor también tuvo algo que decir: “Es una especie como de disco rayado. Siempre que hay un letargo de crecimiento o algo los recortes van dirigidos a la cultura. Entonces, manifiesto mi preocupación y me uno a todos los que estamos en esto. Me uno porque la cultura, de alguna manera, es el concepto de un país. Es lo que más sobresale. Espero que todo llegue a una buena solución”.

Fotos: Eduardo Islas

Autor

Jessica Oliva

Periodista, editora en Cine PREMIERE y bailarina frustrada en sus ratos libres. Gustosa del cine, la literatura, el tango, los datos inútiles y de la oportunidad de desvelarse haciendo lo que sea.

Ver más artículos de Jessica Oliva

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas