Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Hace una década: adiós estrellas...

COLUMNA

Por: Eduardo Scheffler

23 / 09 / 2011

Hace una década: adiós estrellas...

 Hace una década cayeron las Torres Gemelas. En aquel entonces se empezaba a dar un cambió en la industria cinematográfica: las estrellas perdían relevancia; los personajes la ganaban...

3,650 días.

Y el mundo era diferente.

El cine también.

Miro ahora la portada de Cine PREMIERE, septiembre de 2001. El mes y el año en que cayeron las torres gemelas.

En aquella carátula aparecían por primera vez dos personajes de filmes que ahora son imprescindibles: Gandalf, por Lord of the Rings y Harry Potter (junto con Hermione y Ron). Personajes que nos acompañarían por muchas ediciones más, convirtiéndose quizás, en estandartes de toda una década cinematográfica y confirmando algo que desde aquel entonces se intuía: el cine en la primera década del nuevo milenio lo definirían los personajes y no los actores.

Me explico.

Alguna vez la presencia de un actor o actriz en portada de una revista de cine, movió masas. Lo mismo sucedía con la presencia de ese mismo actor o actriz en una película. Poner a Demi, Uma, Brad, Kevin o Julia en un póster o portada bastaba para generar la reacción positiva del espectador. Así, sin apellidos. Como seres divinos, perfectos, intocables y mágicos. Capaces de romper marcas en taquilla… aunque la película fuera mala.

Era un sistema de estrellas.

Era un sistema infalible.

Hasta que falló.

Y el interés del espectador de pronto estuvo en los personajes y en lo que a ellos les sucedía. En su historia, su aventura, su transformación en seres memorables: Frodo, Harry Potter, Spider-Man, Gollum, Sully, Boo y Mike Wazowski.

Todos ellos encarnados por no celebridades.

Ese septiembre de 2001 las torres gemelas se derrumbaban y había tensión por los cambios que se avecinaban en la redacción de Cine PREMIERE.

Ese septiembre de 2001 el mundo y nuestra portada cambiaban, dándoles cabida a la mitología de los personajes que nos iluminarían durante una década.

Por cierto, ¿alguien había notado a Tom Cruise en el recuadro que anunciaba la llegada de Vanilla Sky en aquella portada?

Yo tampoco.

Cine PREMIERE, septiembre 2001

COMENTARIOS

 

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER