the defenders
Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Clara Itzel Hernández Valladares

31 / 12 / 1969
entrevista

Jason Lee: no es un white trash cualquiera

Habla sobre My Name Is Earl, la serie que lo llevó al estrellato televisivo.

Por José Carlos Elizondo / Desde Los Ángeles

Para los que no hayan escuchado de My Name is Earl, es una comedia algo obscura donde un gringazo promedio y bueno para nada, se gana $100,000 dólares en la lotería. Al recolectar el dinero, tiene una revelación y decide corregir todo lo malo que hizo en el pasado –ya saben, por eso del karma–. La cuarta temporada ya salió al aire en Estados Unidos y pronto lo hará, junto con el DVD de la tercera, en México. Cine PREMIERE platicó con Jason Lee, quien entra el cuarto vestido tal y como te lo imaginarías después de ver el programa: jeans y camisa de cuadros rojos. El mostacho también es real.

En la cuarta temporada, el programa regresó a tener episodios con tramas independientes, más que una historia lineal. ¿Te late el cambio?
Yo lo prefiero, y creemos que los fans también. A mediados de la segunda temporada empezamos a bajar en el rating y nos preguntábamos si fue el cambio de entrelazar la historia en los episodios. Si cada capítulo es independiente, te puedes perder uno y no pasa nadita de nada. Los fans están más interesados en ver los momentos individuales, lo que causa gracia de los personajes, que en estar siguiendo una historia compleja y cada vez más enredada.

Cuando los números empezaron a bajar y no sabías si se daría luz verde para la siguiente temporada, ¿te sentiste desilusionado?
Al principio sí. Y con la huelga de guionistas y el cambio de horario del programa nos vimos aún más afectados. Más que desilusión, son nervios. Pero una vez que el show sobrevive, sabes que tienes el apoyo de una buena base de fans leales... y eso no tiene precio.

¿Es cierto que rechazaste el papel de Earl tres veces porque tenías miedo de que la gente te identificara con un vago corriente?
Sí, pero descubrí que no me importa porque a la gente le gustó el programa. Y si me reconocen es con una gran sonrisa y cumplidos para el show. El bigote es lo que me salvó. Es lo más reconocible del personaje y aunque me lo dejo crecer mientras filmamos, me lo rasuro en cuanto puedo –ríe–. Y una vez que me lo rasuro sé que tengo de tres a cuatro meses para ser yo y descansar.

En los meses que no estás filmando, ¿qué haces además de rasurarte el bigote?
Por lo general busco un trabajo chico en cine o televisión.

Además de My Name is Earl, ¿hay algún programa de televisión que disfrutes?
Realmente no. No tengo televisión y me es muy difícil seguir un programa; pero sí me llego a picar en uno que otro. Dexter, por ejemplo, pero me cuesta trabajo seguirlo.

Autor

Clara Itzel Hernández Valladares

Clara Itzel es una comunicóloga junkie de los animales, TV, cine, libros, tatuajes, pop culture, té & café. La pueden seguir en instagram (@MissClaraItzel) y leer en ElMoodRandom.com

Ver más artículos de Clara Itzel Hernández Valladares

COMENTARIOS

 

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas