Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #183 – Comic Con Preview

Preview de Comic Con y Diamantino

July 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Jefa por accidente – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 2
Calificación usuarios: 3
Votar ahora:

Por:

11-01-2019

Jennifer Lopez protagoniza una comedia funcional que no le exige mucho, ni a sus actores ni al espectador.

Título original: Second Act
Año: 2018
Director: Peter Segal (Grudge Match)
Actores: Jennifer Lopez, Vanessa Hudgens, Milo Ventimiglia, Leah Remini
Fecha de estreno:11 de January de 2019 (MX)

No hay duda de que Jefa por accidente es un filme sobre las esperanzas y las posibilidades de enfrentar las adversidades y crecer en el intento. Es una historia positiva a todas luces, dirigida indudablemente a la ¿minoría? latina en Estados Unidos. La película es un proyecto impulsado por la actriz y cantante Jennifer Lopez, a quien hemos visto en papeles similares desde cintas como Sueño de amor (2002).

J-Lo interpreta a Maya, una latina cuarentona que ha trabajado durante 15 años en un supermercado y que busca la oportunidad de convertirse en gerente de una tienda a la que ha invertido su vida y sus estrategias. Sin embargo, su jefe, el señor Weiskopf (Larry Miller), opta por contratar a alguien externo pero con título universitario (Arthur Coyle en plan caricaturesco), con el cual no cuenta Maya, quien apenas hizo la preparatoria.

Frustrada, y sin muchas esperanzas de poder empezar “un segundo acto”, que es el título original del filme, recibe una oportunidad en un puesto estratégico de una compañía de productos de belleza en parte porque su ahijado le ha hecho un currículum con datos alterados a su favor. Deberá desarrollar un nuevo producto, encabezando un equipo junior y basada en sus experiencias de lo que espera el consumidor, y competir contra la hija del dueño, Zoe (Vanessa Hudgens), quien no la recibe muy bien.

Jefa por accidente avanza sin sorpresas, incluso en sus posibles giros que más bien sitúan la historia en el plano del cuento de hadas vuelto “realidad”. Pero la historia, firmada por Justin Zackham y Elaine Goldsmith-Thomas, es tan predecible y poco verosímil que resulta difícil engancharse. El director Peter Segal (Ajuste de cuentas, 2013; Como si fuera la primera vez, 2004) le mete algunos chispazos de humor en especial en la relación que existe entre Maya y su amiga Joan (Leah Remini, amiga en la vida real de Jennifer Lopez), con un par de momentos hilarantes cortesía de la improvisación de las actrices. Y también en la relación entre Ariana (Charlyne Yi), la asistente acrofóbica de Maya, y el químico relegado Chase (Alan Aisenberg). Pero nada que ayude a hacer memorable la historia.

En cambio, la evolución de la relación entre Maya y Zoe le hace falta una mayor efectividad, al igual que a la que mantiene la protagonista con su novio Trey (Milo Ventimiglia), a quien el nuevo cariz empoderado de Maya parece afectarle. Y eso, tal vez, haya que resaltar: la historia propone que las mujeres pueden seguir creciendo, sobreponiéndose a las adversidades de entornos laborales injustos por cuestiones de género, raza o lo que sea. Es una cuestión que se subraya a lo largo de todo el filme y que termina acorde con el talante positivo de este filme que no exige mucho, ni a sus actores ni al espectador.

Nadie quiere acompañarlo al cine porque come palomitas hasta por los oídos e incluso remoja los dedos en el extraqueso de los nachos. Le emocionan las películas de Stallone y no puede guardar silencio en la sala a oscuras. Si alguien le dice algo, él simplemente replica: "stupid white man".

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios