Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Arturo Magaña

11 / 11 / 2016
Reviews drama emily blunt
Calificación Cinepremiere: 3.5 3.5
Califica esta película
Calificación usuarios: 1.5
Califica esta película:

La chica del tren

Aunque The Girl on the Train es un thriller disfrutable, la adaptación protagonizada por Emily Blunt se queda a la mitad de lo emocionante que es el libro.

Siempre es interesante conocer la reacción del público cuando una obra previamente estrenada en otro formado es adaptada a la pantalla grande. Recientemente, fuimos testigos de lo que Ron Howard hizo con Inferno, de Dan Brown y la sorpresa del público por todos los cambios realizados. Ahora, es el momento de hablar de La chica del tren, novela de Paula Hawkins, que arriba a la pantalla a cargo del director Tate Taylor (Historias cruzadas).

Esta historia nos presenta a Rachel Watson, una mujer profundamente deprimida por perder la vida que solía tener. Su trabajo, su marido y sus motivaciones fueron consumidas por el severo alcoholismo que padece. Resguardada en la casa de una vieja amiga, Rachel fingirá que diariamente va a trabajar, pero en realidad su vida se reduce a los viajes que hace en el tren de ida y de vuelta.

Y es que estos trayectos se traducen en la oportunidad de seguir alimentando una obsesión que Rachel ha tenido por un largo tiempo: cerca de las vías del tren, viven dos personas cuyo amor y pasión le ayudan a distraerse de su vida. Sin embargo, esa hermosa ilusión se rompe el día en que ella ve a esa mujer besando a otro hombre. Furiosa, Rachel bebe más de lo normal y pierde la consciencia. Despertando al día siguiente, descubrirá que está llena de sangre y moretones… y que aquella mujer, a la que ahora odiaba a muerte, ha desaparecido.

Habrá quienes digan que una obra debe sostenerse por sí misma sin importar de dónde provenga. Y tienen toda la razón. Sin embargo, es lógico y entendible que si adaptas un libro que ha vendido cerca de 21 millones de copias en el mundo, seguramente surgirán algunas comparaciones.

Siguiendo la narrativa utilizada en la novela de Hawkins, Taylor utiliza el primer acto para presentar a las tres mujeres que sostendrán toda la historia que, a diferencia del libro (que está situado en Londres), tendrá lugar en Nueva York. Así averiguamos más de Rachel (Emily Blunt), al mismo tiempo que conocemos a Megan (Haley Bennett) y a Anna (Rebecca Ferguson), sus intenciones, sus secretos, la percepción que tiene una de la otra y, sobre todo, como las acciones de una van afectando la vida de la otra.

En la novela, la autora no sólo te presenta a estas mujeres; te va introduciendo a la vida de cada una de ellas y provoca una especie de voyerismo que te hace formar parte de la historia. Y es que, a lo largo de 350 páginas, Paula Hawkins fue construyendo un camino lleno de huecos, momentos confusos y pequeños detalles que fueron guiando al lector hacia un final emocionante e inesperado.

Sin embargo, pareciera que, con el afán de incluir todos los aspectos importantes de la historia, la película de Taylor deja fuera pequeños, pero trascendentes, elementos para condensar la historia en un thriller de dos horas de duración.

Da la impresión de que la producción da por hecho que el espectador conoce la historia, que ha leído el libro, y se confía en que este bagaje le ayudará a llenar los huecos que se presentan en su guion.

A este punto, seguro se estarán cuestionando el por qué de la calificación. Y esa recae en los siguientes aspectos:

Los fanáticos de los thrillers saben que la música es crucial para contar este tipo de historias. Por ello, la producción eligió al destacado Danny Elfman, quien entrega un score a la altura de sus anteriores trabajos. Sin embargo, debo reconocer que hay ciertos temas del compositor que quisieron emular a lo hecho por Trent Reznor y Atticus Ross en Perdida, de David Fincher (cinta basada en el best seller homónimo de Gillian Flynn con el que mucho se comparó a La chica del tren).

Sin embargo, la música se mezcla a la perfección con un buen diseño sonoro que aumenta la emoción y el misterio de la historia. El inconfundible sonido que los trenes producen al andar por las vías se convierte en un elemento más de la historia. Las actuaciones de todo su elenco (donde destaca Haley Bennett como la también atormentada y misteriosa Megan) son capturadas por la lente de la directora de fotografía Charlotte Bruus Christensen que trata de emular ese voyerismo.

Finalmente, lo más destacado de la película es, indudablemente, Emily Blunt. Desde el inicio de la cinta, corroboramos que es una de las actrices más talentosas y versátiles de los últimos años. Es muy interesante verla como la atormentada Rachel después de haber dado vida a la Reina de Hielo y antes de meterse en los zapatos de la icónica Mary Poppins. La manera en que transmite la profunda tristeza y el miedo con el que lidia su personaje se convierte en una muestra del enorme talento que tiene.

Aunque logra su cometido y se convierte en un thriller disfrutable, La chica del tren se queda a la mitad de lo emocionante que es el libro en el que está basado. 

  • Título original: The Girl on the Train
  • Año: 2016
  • Director: Tate Taylor (Historias cruzadas)
  • Actores: Emily Blunt, Haley Bennett, Rebecca Ferguson
  • Fecha de estreno: 11 de noviembre de 2016
VER TRAILER MÁS GRANDE
Si te interesó esta película, Cine PREMIERE te recomienda ver:

 

  • Perdida (David Fincher, 2014)
  • La dama desaparece (Alfred Hitchcock, 1938)
  • Intriga (Denis Villeneuve, 2013)

 

Arturo Magaña

Cinéfilo y reportero. Ver, escribir, leer y hablar de cine y series de tv es mi pasión. Soy fanático de Star Wars y tengo un trauma con Friends.

Ver más artículos de Arturo Magaña

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER