Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

La primera vez que vi a... (Parte 2)

COLUMNA Kino central

Por: Carlos Jesús González

14 / 04 / 2009

La primera vez que vi a... (Parte 2)

Winona Ryder:

Parto del punto de que el fanatismo, mío y de muchos, por Winona -con todo y su mote, "buenona"- por desgracia ha pasado a ser algo exclusivamente generacional, como decir "está suave" o calzarse top-sailers. Más allá de la pérdida de contratos que le pudo significar el que sufriese de mano larga (cleptomanía, le dicen los psicólogos), sus posibles cualidades histriónicas nunca fueron tomadas realmente en serio. Si la llamaban tanto era porque su cara de Blanca Nieves posmoderna dejaba embelesados a espectadores que, como yo, estaban más que dispuestos a dejarse el domingo en la taquilla con tal de mirarla de nuevo e imaginar el aroma que pudiera hallarse en su nuca, el tamaño de sus pies, los lunares perdidos en el mapa de su espalda. Su impacto sobre mí fue tan contundente que todavía recuerdo como si fuese ayer la primera vez que la vi. Fue en la película Lucas, de 1986, cinta tan increíblemente ochentera -con gringuísimo aplauso incluido al final- que sinceramente es capaz de provocar pena ajena. Aun así por allí (minuto 1:30 para ser específicos) brillan Winona y su sonrisa colgate y esas orejas suyas siempre salidas y desafiantes, defecto apenas suficiente para probarnos que, aunque insistiésemos en pensar lo contrario, Winona era humana.

Aquí la escena final. Por allí además aparece Chalie Sheen, cuando todavía me caía bien:

Philip Seymour Hoffman:

Lo recordé el otro día, mientras lavaba los trastes y pensaba en unos cines que había por mi casa cuando era niño y que luego, para mi desgracia y la de todos los niños de mi barrio, convirtieron en un banco que desde entonces me he imaginado representado por un ejecutivo que se parece a Christopher Lee. A un Cristopher Lee joven. Al Christopher Lee de Drácula, para ser más claros. Y bueno, fue entonces, entre enjabonamiento y enjabonamiento, que más que su rostro recordé su voz, esa voz grave y suicida, esa voz de sarcasmo o de locura que no posee ningún otro actor y probablemente nadie más en el Planeta Tierra. Recordé eso y lo mucho que lo odié en Perfume de Mujer, en donde aparecía siempre con movimientos de gárgola o de jorobado, como si aun joven y más delgado tuviese el mismo peso que ahora o como si cargase con una responsabilidad invisible, acaso la de convertirse en pocos años en uno de los tres mejores actores de su generación. Y vaya que lo consiguió.

Aquí les dejo un fragmento de la película. Se le puede ver en el 1:05 y de nuevo en el 5:03

Javier Bardem

Con Jamón Jamón (Bigas Luna, 1992) tuvo lugar la primera vez que vi a Penélope Cruz. Intuí por su bella boca de sirena que con ella las cosas no quedarían allí. Que la vería luego, no dentro de mucho, en otra película ibérica, entonces el tipo de cine que me parecía con propuestas más interesantes -cosa que, valga decirlo, no me sucede ahora-. Lo que sí, acepto, nunca pensé que sucedería, era que ese tipo con modales de estríper y nariz de boxeador sacado del cómic de Dick Tracy pudiera alcanzar algún día algún reconocimiento. Por si fuera poco, lo odié luego en Huevos de Oro y en Airbag y en Carne Trémula, y me dieron ganas de patearle la entrepierna cuando Perdita Durango inundó las pantallas. Si bien, luego de Los Lunes al Sol un switch dentro de mi cabeza dio la vuelta y me di cuenta de que Javier Bardem, bien dirigido, era un actor con un potencial increíble y de que con el paso del tiempo no solamente los actores evolucionan o cambian... también lo hacemos los espectadores.

Aquí una escena del filme, baile tachero incluido:

 

 

 

Carlos Jesús González

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Ver más artículos de Carlos Jesús González

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER