the defenders
Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Los mejores invitados a una boda

Por: Clara Itzel Hernández Valladares

09 / 09 / 2011
8/9

Los mejores invitados a una boda

Kill Bill Vol. 1 (2003)

¿Quién es la feliz pareja?
Beatrix Kiddo, una mujer cuyo sueño era casarse de blanco y más ahora que está embarazada. Su novio, eh… bueno pues, digamos que es tan relevante en la película como los diálogos de una cinta erótica.

¿A qué personaje querríamos en nuestra boda?
La única lección que nos ha dado Tarantino en Kill Bill (claro, en cuestiones románticas-nupciales) es que, además de los exámenes físicos que se deben realizar todas las parejas… también se debería de realizar alguna investigación sobre el pasado delictivo. Imagina que estás en el ensayo de tu boda y de pronto… un puñado de malandrines irrumpen la iglesia y deciden aniquilar a todos los asistentes. Si conoces a gente que se queja de que el pastel de su recepción sabe mal, o se derriten las figuras de hielo… bueno, pues lo que le pasa a la aún señorita Kiddo antes de dar el “sí”, no tiene comparación. Su historia es digna de un capítulo de “Laura en América” llamado “Mi ex llegó a mi boda… ¡y mató a todos los invitados!”

¿El mejor momento?
Mmm… ya que sólo se trata de hablar de la boda, pues, digamos que el único memorable es el cameo de Samuel L. Jackson como el pianista.

COMENTARIOS

 

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER