Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Los peores one-night-stands del cine

Por: Clara Itzel Hernández Valladares

06 / 01 / 2012
1/10

Los peores one-night-stands del cine

Cuando Harry encontró a Sally (1989)

¿Quiénes son los tórtolos?
El mujeriego (¿por qué? No lo sabemos… seguro Billy Crystal era parte de un fetiche 80ero) Harry, y su mejor amiga/confidente/wingman, la adorable Sally.
¿Por qué es tan malo?
Porque no sólo fue un rebound sex (ella estaba lastimada), sino que ambos habían acordado nunca tener contacto físico para experimentar una relación sin necesidad de fingir o aparentar ser interesantes. Bravo, las hormonas ganaron y su culpa los venció y destruyó. Durante meses no se pudieron dirigir la palabra… hasta Año Nuevo y un discurso de amor y bla bla bla. Vivieron felices para siempre.
Lección aprendida:
La amistad entre sexos opuestos NO puede existir. Y sí, al final terminan juntos, pero hay que recordar toda la letanía de llantos, depresión y las teorías sexuales que durante una hora exponen los protagonistas y sus mejores amigos (entre ellos la Princesa Leia). En otra palabras: nunca te vas a poder revolcar con tu mejor amig@ sin sentir culpa.

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER