Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: César Albarrán Torres

31 / 12 / 1969
entrevista

Maurizio Braucci

Escribiendo sobre la mafia italiana y los lugares que recorrió en México.

Por Alejandro Cárdenas Ochoa

Está lejos de ser una idealización de la mafia concebida por Francis Ford Coppola a través de El padrino, y más bien se acerca a las brasileñas Tropa de elite o Ciudad de Dios, pero lo cierto es que Gomorra, cinta dirigida por  Matteo Garrone,  se revela como una mirada incómoda y desoladora a la vida cotidiana del crimen organizado que opera en Nápoles.
 
El punto de partida de esta película que conquistó el Gran Premio del Festival de Cannes en el 2008, está en la novela homónima de Roberto Saviano, quien ha sido sentenciado a muerte por la mafia napolitana, conocida como la Camorra.
 
En entrevista, vía Internet, desde Nápoles, Maurizio Braucci uno de los guionistas de la puesta cinematográfica de Matteo Garrone, considera que Gomorra es una metáfora sobre la criminalidad organizada “un problema muy grave que se da en todo el mundo".
 
“La cinta habla de cómo opera la Camorra en Nápoles, de los negocios ilícitos, pero sobre todo de cómo son los jóvenes las primeras víctimas, ya que son muy maleables y se les prepara como distribuidores de droga, asesinos a sueldo… problemáticas que se reflejan en otras partes del orbe”, explica Braucci.
 
Para traducir el libro a la pantalla , tomaron seis de las historias esenciales que planteaba Saviano: “Después comenzamos a construir la psicología de los personajes centrales y una dramaturgia. Esto fue muy complicado porque Saviano trabajó con muchos relatos a manera de cuentos y no había dramaturgia".
 
“Después otros dos guionistas trabajamos junto con el director durante cuatro meses. Estuvimos en Scampia la zona donde se filmó la película, hablamos con la gente y conociendo todo lo que se vivía ahí, esto es debido al estilo naturalista y al sentido de realidad que tiene Matteo Garrone”, narra Braucci.
 
El guionista recuerda que estuvieron en lugares en Scampia donde ni la policía puede entrar: la Camorra controla todo. Y considera que la mafia napolitana permitió hacer la película “porque creo que fue una cuestión política, era más conveniente que nos permitiera hacerla que lo contrario”.
 
Napolitano de nacimiento, Maurizio Braucci lamenta que Saviano haya sido intimidado por la Camorra, “pero uno no puede cambiar la realidad, nuestro deber es enseñar lo que pasa en una parte del mundo”.
 
En su caso, dijo que no se siente en peligro, “continúo con mi vida normal, escribiendo artículos sobre la vida criminal. El problema es cuando hablas del mundo legal y el de la criminalidad. En el caso del cine tenemos directores como Pier Paolo Pasolini que habló de los problemas y de la realidad italiana sin vergüenza y sin miedo”.
 
Braucci presentará en el mes de septiembre su libro Tres cuerpos, editado por Mondadori.  “Se trata de una ficción que narra la vida de un hombre de Nápoles que llega a México a buscar a su padre, quien emigró 20 años antes, sin embargo se encuentra con la noticia que ha muerto y decide descubrir a su progenitor a través de un viaje por ese país y por la gente que él convivió”.
 
Durante un invierno, Braucci estuvo en México y recorrió varios lugares del país que después fue decodificando en su novela Tres cuerpos.
 

Autor

César Albarrán Torres

Es investigador del Programa de Culturas Digitales de la Universidad de Sydney. Es el editor fundador de cinepremiere.com.mx y escribe sobre cine, televisión y tecnología en diversos medios nacionales e internacionales.

Ver más artículos de César Albarrán Torres

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas