the defenders
Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Clara Itzel Hernández Valladares

31 / 12 / 1969
entrevista

Q&A Eric Bana

Platicamos con el hombre ideal de Te amaré por siempre.

Por Vera Anderson / Corresponsal Hollywood

Aunque ya lo habíamos notado en La caída del halcón negro, realmente conocimos bien a Eric Bana como el guapo australiano de Hulk y Troya. Para cuando llegó Munich a los cines un año después, ya todos se habían dado cuenta que era un talento de verdad y desde entonces no nos ha dejado de sorprender. Este año, Bana ha hecho de todo, fue Nero en Star Trek, regresó a sus raíces cómicas con una interpretación hilarante en Funny People y ahora con su lado más suave y romántico en la súper romántica y lacrimógena Te amaré por siempre.

¿Si pudieras viajar en el tiempo, a qué momento histórico regresarías?
Creo a mediados de los 50, ya entrando a los 60. No sé si es porque he romantizado ese periodo, pero siento que fue un momento genial.

En tu propia vida, ¿tienes un momento favorito de Eric Bana?
Realmente disfruto vivir en el momento. Y me disfruto tanto como lo hacía cuando tenía 20 y estaba desempleado. Ésa es la verdad. No quisiera cambiar un periodo de mi vida por otro. Siempre he disfrutado mucho lo que hago o dejo de hacer. Y ahora el ser padre ha sido el cambio más grande en mi vida, mucho más de lo que podría suceder en tu vida profesional o en cualquier otra área. La que más me ha recompensado, definitivamente.

Ésta es tu primera cinta romántica…
No sólo el primer romance, el otro día se me ocurrió que otra cosa única sobre ésta, es que también es la primera que sólo está enfocada en dos personajes. Todo se centra en Henry y Clare. Y nunca había tenido eso antes. Fue algo que disfruté muchísimo y no podría haberlo hecho con alguien mejor que con Rachel. La química fue un plus, porque la realidad es que si no está ahí, realmente no hay nada que puedas hacer al respecto. Y hay muchas veces en que sí tienes esa química, pero no se ve en pantalla. Incluso cuando sí funciona en la película, es una cosa tan intangible, que realmente no puedes llevarte el crédito de ella. Sólo tuvimos suerte.

Con cada cinta pareces estar ampliando más tu rango, ¿hay algo que no puedas hacer? ¿Dónde te sientes más cómodo?
Lo que tal vez no sepas, es que en Australia también solía cantar y bailar, así que ya le hablé por teléfono a mi amigo Hugh Jackman –ríe– y le advertí que eso estaré explorando durante los próximos años. No, estoy bromeando, a menos de que sea una comedia en la que el personaje no pueda cantar ni bailar. Pero siempre he disfrutado mucho moverme. Tienes que luchar por eso, porque obviamente de alguna forma tiene que ser una búsqueda conciente por hacer algo diferente para estimularte. La realidad es que con cada película se vuelve más difícil, corres el riesgo de repetirte porque no hay tantas opciones. Pero mientras lo pueda hacer, lo seguiré haciendo. Aunque sí tengo mis restricciones, como dije: no puedo cantar ni bailar.

Algo para lo que no pareces tener ninguna restricción es para quitarte la ropa en pantalla. ¿Cómo es eso para ti?
Pues si puedo escoger, prefiero estar vestido. No es algo que piense mucho porque en realidad no he tenido que hacerlo muchas veces. Digo, he hecho muchas escenas románticas, pero nunca he tenido que estar desnudo. Aunque de hecho no soy muy conciente de mí mismo. No sé si te has fijado, pero nunca he salido en una película con el estómago marcado. Yo no le entro a eso –ríe–. Creo que tienes dos opciones: o estás marcado o tienes vida. Yo escojo la vida. Creo que estar marcado es para la gente que no tiene amigos. Así que no, no llevo una vida aburrida en búsqueda de la perfección física. Yo creo en divertirme. Siempre he sido muy activo. Hice mucho deporte en la escuela. Y todavía me encanta andar en bicicleta, jugar futbol y esas cosas. Pero no tengo la misma disciplina que muchos de mis compañeros. Prefiero pasármela bien.

Este año debe haber estado de locos, ¿no? Haciendo prensa para tres películas, ¿qué sigue?
Sabes, me di cuenta que para mí sería una pesadilla estar en otra producción con la cantidad de prensa que he hecho para estas tres. Y estuve en otro proyecto en casa que se llevó unos tres o cuatro meses para salir. Desde finales del año pasado, me di cuenta que éste me la pasaría yendo a lugares hablando sobre mí mismo. Así que decidí no meterme a ningún otro por el momento. He estado leyendo y buscando algo para el año que entra. Todavía no lo encuentro, así que no sé qué será. Pero no me verás por un buen rato, ésta es la última.

Autor

Clara Itzel Hernández Valladares

Clara Itzel es una comunicóloga junkie de los animales, TV, cine, libros, tatuajes, pop culture, té & café. La pueden seguir en instagram (@MissClaraItzel) y leer en ElMoodRandom.com

Ver más artículos de Clara Itzel Hernández Valladares

COMENTARIOS

 

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas