Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Javier Pérez

25 / 08 / 2016
Reviews
Calificación Cinepremiere: 3.5 3.5
Califica esta película
Calificación usuarios: 0
Califica esta película:

Recuerdos

La francesa Recuerdos es una cinta sencilla y sin pretensiones que sobresale entre tantos filmes pirotécnicos.

Aquí no hay persecuciones vertiginosas. Ni una saturación del soundtrack con rolas que intentan llenar el vacío. Tampoco planos que duran una fracción de segundo, ni una carga de efectos visuales al por mayor. La fortaleza de Recuerdos, tercer largometraje del también actor Jean-Paul Rouve, es su emotiva y aparente sencillez. 

Divertida y melancólica por partes iguales, la película habla de las relaciones humanas en un contexto de cotidianidad que se percibe cercano. A pesar de la variedad de lecturas de carácter social que pueden desprenderse de su trama (sobre nuestra relación con los adultos mayores, las crisis depresivas, la búsqueda de pareja), la película no acusa ni señala, simplemente narra la relación de un nieto y su abuela, de un hijo y su padre, de unos hijos y su madre y de una pareja madura en crisis. Todo a un ritmo cadencioso y con una economía de personajes potencializada por una dirección efectiva.

Romain (Mathieu Spinosi) tiene 23 años, estudia literatura y mantiene una relación cercana con sus padres. Aunque llega tarde al funeral de su abuelo, es evidente que se lleva bien con su abuela Madelaine (Annie Cordy, espléndida), a quien pronto visita con mayor frecuencia, por lo que se da cuenta de su soledad; en tanto, consigue trabajo en la guardia nocturna en el lobby de un hotelito. El padre de Romain, Michel (Michel Blanc), acaba de jubilarse y es presa de una crisis, que no acepta pero que aumenta sus inseguridades e incertidumbres, lo que le provoca problemas con su esposa, Nathalie (Chantal Lauby). A su vez, la caída de la abuela en su departamento desencadena una serie de decisiones por parte de Michel y sus hermanos (como enviarla a un asilo), las cuales ocasionan nuevas dificultades, como su desaparición.

Iniciada en un funeral y terminada en otro, la película sin embargo no cae en melodramas ni edulcoramientos. Como la vida, transcurre con sus sinsabores y sus momentos de dicha. Rouve, quien participa también en un papel pequeño como el dueño del hotel, adaptó la novela de David Foenkinos para entregar este relato familiar cuya clave es su sencillez. Sencillez en el uso de los encuadres, en la puesta en escena, en la utilización del score y en la inserción de canciones (como “Le Bonheur”, de Berry) que puntualizan las emociones perfectamente. Sin embargo, la sencillez es sólo la forma elegida por el cineasta para narrar esta compleja historia de relaciones humanas que aborda temas espinosos. El espectador, en última instancia, será quien reflexione sobre la conversación que el cineasta ha puesto en marcha.

La película tiene, sin duda, otro de sus aciertos en sus 90 minutos de duración: no necesita más ni menos. Y en sus actores, todos en el tono adecuado. Spinosi, por ejemplo, lleva a buen puerto esta historia, la cual también podría verse como un relato de crecimiento: el personaje principal, en este caso el suyo, emprende un viaje interior que lo lleva a un proceso de búsqueda y encuentro que lo confronta consigo mismo.

Un oasis en una cartelera saturada de hiperkinesis, a pesar de que por momentos raya en lo cursi (sin caer nunca), Recuerdos es una cinta que permite prestar atención en lo que nos rodea. Es como si se nos permitiera echar un vistazo a la vida de alguien más para poder pensar en nosotros mismos.

Vale la pena buscarla, a pesar de que no estará en muchas salas.

¿No estás de acuerdo con esta crítica? Escribe la tuya y dile al mundo lo que opinas de esta película. Escribir Crítica Ver críticas de usuarios
  • Título original: Les souvenirs
  • Año: 2014
  • Director: Jean-Paul Rouve (Quand je serai petit)
  • Actores: Michel Blanc, Annie Cordy, Mathieu Spinosi
  • Fecha de estreno: 26 de agosto de 2016
VER TRAILER MÁS GRANDE

Javier Pérez

Nadie quiere acompañarlo al cine porque come palomitas hasta por los oídos e incluso remoja los dedos en el extraqueso de los nachos. Le emocionan las películas de Stallone y no puede guardar silencio en la sala a oscuras. Si alguien le dice algo, él simplemente replica: "stupid white man".

Ver más artículos de Javier Pérez

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER