Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Respuestas al Test del soundtrack

COLUMNA Ciudadano Rosebud

Por: Carlos Jesús González

08 / 09 / 2011

Respuestas al Test del soundtrack

Las mayoría de las respuestas ya están dadas. Uno o más de mis lectores, a quien agradezco con furor de épica cinematográfica sus aportaciones a este espacio, las respondieron y además sin errores. Las preguntas, lo acepto, eran de lo más clavadas y tal vez por lo mismo miradas con cierto recelo por algunos de los que, más por curiosidad que por otra cosa, se pasaron por aquí. ¿Pero qué le va a hacer uno, que justo encuentra en esa combinación entre cine y música, uno de los placeres más grandes en la vida? Recuero que alguna vez, hace muchos años, uno de mis mejores amigos me dijo que todas las mujeres que usan botas blancas en miércoles transpiran perdición y mientras lo hacía, en un bar de muy mala racha, por cierto, en la radio –probablemente Stereo Universal- comenzó a sonar el clasicazo A whiter shade of pale, de Procol Harum, y entonces no pude evitar que la piel se me pusiese de gallina: ¡vaya momento cinematográfico! Y juro por mis barbas que como éste he tenido, por fortuna, muchas otros, secuencias de vida que, por coincidencia, de manera incidental, digamos, poseen una música perfecta, ¡lo único que les faltaría sería el ser filmadas!

La vida, insisto, a veces puede ser una película. Y yo no sé exactamente qué historia contaría en caso de que tuviese la oportunidad de dirigir alguna vez, mas sí sé qué canciones usaría. De ello no tengo la menor duda.

Sin más, aquí las respuestas de este test de cuatro partes, apto únicamente para clavados:

Parte I

1. Acepto que cuando vi el filme, y dada la voz nasal de Sonny Bono, pensé que se trataba de Dylan. Me equivoqué. La canción pertenece a Sonny & Cher.

2. ¿Podría haber un mejor final cinematográfico que el que retrata a dos antihéroes mirando cómo el centro financiero del mundo se colapsa al tiempo que escuchan Where is my mind, de los Pixies?

3. La primera nota empieza justo cuando el humo de Begbie golpea el rostro de Renton. Allí comienza la perdición de uno y la redención del otro.

4. La única que Scorsese no incluye es el famoso hit de The Who. Las Crystals adornan el plano secuencia en el que Ray Liotta y Lorraine Bracco caminan por el centro nocturno (para un servidor uno de los mejores de la historia). Con Leyla pueden mirarse los asesinados por De Niro, a partir de la paranoia que le genera el robo del aeropuerto, y Harrison ornamenta el acelere de Liotta justo el día en el que es apresado.

5. Paltrow canta, en una de las escenas en la que más sexy la he visto, Bette Davis Eyes. El buen Joseph Gordon-Levitt canta, muy borracho, según recuerdo (¿o eso era después?), Here comes your man, de los Pixies y Murray, en una secuencia que en lo personal me emociona hasta las lágrimas, canta More than this mejor incluso que Bryan Ferry, quien nunca gozó de ser cubierto por una mirada de luna como la de Scarlett Johansson.

 

Parte II 

1. Los Shins. Y yo también los escucho desde que Natalie Portman nos los recomendó a todos los que vimos la secuencia narrada.

2. God only knows, canción que, efectivamente, aparece también en una de las secuencias finales de Boogie nights, de P. T. Anderson.

3. El inciso “a” es el correcto. A mí no me volvió loco, menos porque el grupo apenas y aparece y porque, como muchos ya saben, no soy muy amigo del maguito gafapasta, al menos no en versión cinematográfica.

4. Tal y como tuvo a bien decir el buen Nee, Hoppippolla, de Sigur Ros, se repitió en los trailers de ambas cintas. A mí me gustaba más cuando a los islandeses no los conocía ni dios, pero bueno.

5. Good vibration, de los Beach Boys. Sin duda, es uno de los mejores capítulos de Lost.

Parte III

1. Tarantino rescató el one hit wonder de los Stealers wheele y, vía un sadismo que resulta incluso más sórdido al ser velado, mostrado a medias, le dio una nueva dimensión.

2. La respuesta sería In your eyes, hitazo de los ochenta que encantaba a la fresada más enamoradiza y que se mitificó luego de la secuencia de esta película en la que se aparece.

3. By this river, de Brian Eno. Aunque yo prefiero la manera en que esta canción respalda la historia de La habitación del hijo, de Nanni Moretti.

4. Rush, air bass de Paul Rudd incluido.

5. The Cure y la canción de Sandler, por cierto, no es nada mala.

Parte IV

1. Straw dogs es la buena. Sea of love es original de Phil Phillips (aunque los que la hicieron famosa fueron los Honeydrippers), Blue velvet es un éxito de Bobby Vinton y, bueno, sobra decir a quién pertenece Can’t buy me love.

2. El charro mexicano por excelencia, Jorge Negrete, aún no cuenta, hasta donde yo sepa, con un biopic. José José se interpreta a sí mismo –cosa rarísima- en Gavilán o paloma, Leonardo Daniel encarnó a José Alfredo Jiménez en Pero sigo siendo el rey y, por su parte, Pedrito Infante da una versión bastante lacrimógena –como era su estilo- de la vida de Juventino Rosas en Sobre las olas. De todos estos amagos de biografía fílmica el que mayor mención merece, sin duda, es La reina de la noche, de Arturo Ripstein, versión libre –y quizá no tanto- de la azarosa existencia de Lucha Reyes.

3. John Keating (Williams) silbaba a Tchaikovski.

4. Nessun dorma, de Turandot. Me extraña que nadie haya dicho nada, pues de verdad es lo más destacable de esta engañosa película.

5. Cat Stevens por siempre. Antes de convertirse al Islam y dejar de transformar el viento en melodías fantásticas. 

Carlos Jesús González

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Ver más artículos de Carlos Jesús González

COMENTARIOS

 

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER