Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Clara Itzel Hernández Valladares

31 / 12 / 1969
críticas de tv
Calificación Cinepremiere: 3.5 3.5
Califica esta serie
Calificación usuarios: 0
Califica esta serie:

True Blood: I’m Alive and on Fire

Un episodio de transición, que no deja de ser entretenido.

En una serie estructurada a 12 episodios por temporada, si las matemáticas no mienten, el episodio 4 es la tercera parte de un todo; por tanto, aquí es muy normal encontrar episodios de transición, donde la historia avanza poco porque se están guardando lo mejor para después.

“I’m Alive and on Fire” es un episodio de éstos, pero afortunadamente es mucho mejor que otros de esta denominación. Como es la costumbre de True Blood, las tramas se comienzan a complicar cada vez más y nos comienzan a presentar plot devices para distraer al público, sólo que, por suerte, están muy bien escritos.

En cuanto a la historia, por un lado tenemos el intento de los escritores de hacer que el público quiera a Eric Northman –como si no fuera suficientemente popular ya– con una nueva personalidad simpática y menos malvada, donde fácilmente se puede colar a ser el interés romántico de Sookie, claro está, agregándolo a su complicada relación con Bill (a quien le sucede algo bastante grotesco) y hasta el hombre lobo Alcide, sentando así las bases para un extraño “cuadro amoroso”; por el otro lado, la trama en que se centra esta temporada sobre las brujas (o wiccans) comienza a adquirir forma y se va muy atrás hacia los orígenes mágicos de una bruja poderosa que aún no conocemos, pero es la culpable del hechizo que ahora aqueja a Eric –algo que se perfila para ser muy interesante, por cierto.

La historia de Sam Merlotte no tiene nada que valga siquiera mencionar y la de su hermano Tommy debería ser interesante –ya que se reúne con sus padres­– resulta poco atractiva, pues es un personaje que no acaba de “cuajar”. Ni la de Lafayette, Tara y Jesús, que es relevante exclusivamente porque tiene que ver con las brujas, mas no con ellos per sé. Eso sí, la trama más forzada e impactante (dejaría de ser HBO) es la del pobre Jason Stackhouse, que literalmente está siendo usado como semental para el siempre desagradable grupo de hombres-y-mujeres-pantera, ¿será que sí se convertirá en pantera?

Lo mejor de esta cuarta entrega viene en forma de los sueños de Marnie, pues es un ejemplo de la buena calidad que un programa como éste nos tiene ya acostumbrados –aunque el español hablado en ellos sea un poco extraño– y, como ya dije, nos da un vistazo sobre lo que viene, y seguro será emocionante cuando entendamos cómo se entrelaza todo.

El final es un poco flojo, pues implica un cliffhanger de más brujería (ahora sobre Pam) que no es tan emocionante como otros, pero es bueno a secas. De cualquier forma, siendo el episodio más flojo de la temporada, no es ni remotamente malo, pues como ya hemos dicho antes, True Blood permanece como una de la series más entretenidas en la pantalla chica actualmente.

Manolo García

¿No estás de acuerdo con esta crítica? Escribe la tuya y dile al mundo lo que opinas de esta película. Escribir Crítica Ver críticas de usuarios
  • Título original : True Blood: “I’m Alive and on Fire”
  • Año : 2011
  • Director : Michael Lehmann (Nurse Jackie)
  • Actores : Anna Paquin, Stephen Moyer
  • Fecha de estreno : 31 de julio de 2011
VER TRAILER MÁS GRANDE

Clara Itzel Hernández Valladares

Clara Itzel es una comunicóloga junkie de los animales, TV, cine, libros, tatuajes, pop culture, té & café. La pueden seguir en instagram (@MissClaraItzel) y leer en ElMoodRandom.com

Ver más artículos de Clara Itzel Hernández Valladares

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER