Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Mabel Salinas

25 / 08 / 2016
entrevistas Cine mexicano

Q&A Sebastián Zurita, Juego de héroes

Platicamos con el actor sobre su papel en la cinta Juego de héroes.

Platicamos con Sebastián Zurita, protagonista de Juego de héroes, película que oscila en torno al club Pachuca. En ella, el actor interpreta a Luis, una arrogante estrella del fútbol que recuerda la importancia de la humildad cuando se reencuentra con un amigo de la infancia. Esto fue lo que nos contó del proyecto de Pedro Álvarez Tostado.

¿En qué momento te sumas al proyecto?

Empecé en el casting. Fue un proceso largo, me acuerdo que tuve varias juntas con Pedro (Álvarez Tostado). Yo le decía: “a mí me encanta jugar fútbol, tienes que verme”. Yo vendiéndome… Un día fue a mi casa y le puse la película que hice con Cazals (Ciudadano Buelna) porque él quería verme en otros proyectos, le daba cosa el estigma de que venía de la tele. Al final tuvimos un proceso muy padre, que fue vivir en Pachuca con el equipo de primera división. 

¿Te preparaste de alguna manera para el rol?

El aire de Pachuca es otra cosa, es muy delgado, muy finito. El acondicionamiento era como jugador de fútbol. Yo me había lastimado la rodilla como el personaje. Realmente tengo dos operaciones de rodilla. Esa misma rehabilitación que uno ve en la película yo la tenía que hacer con ellos. Empezábamos a las 8:00, desayunaba con los equipos de la sub 19 y sub 20, me hicieron todos los exámenes físicos que le hacen a un futbolista y de ahí te hacen un régimen alimenticio y un acondicionamiento físico. Tenía rehabilitación durante hora y media y de ahí pasaba a entrenar con la sub 19 o sub 20, dependiendo de quién estaba entrenando ese día. Toda la tarde era entrenamiento personal de tácticas y cosas por el estilo. 

Trabajaste muy de cerca de Andrés Chitiva, que es un ícono del Pachuca…

Un tipazo. Fue de las personas que más se apegaron a mí en el rodaje. Él estaba ahí nada más para supervisar ciertas cosas y terminamos jugando juntos en prácticamente toda la película. Es un tipo con un corazonzote y nos volvimos muy amigos. Es impresionante el nivel. Una cosa es jugar cascaritas y otra cosa es cuando estás con los de primera división que donde quieran ponen el balón. Es impresionante el nivel de talento que hay. 

¿Y cómo fue trabajar con Francisco Villalvazo (quien interpreta a Carlitos), que no es un actor profesional?

Él da pláticas motivacionales en el Club Pachuca. En el proceso cuando Pedro le hace una audición no queda muy convencido y, al igual que yo, (Francisco) le dijo: “ven a ver mi trabajo” y lo llevó a una plática. Habla con diferentes generaciones y es un genio para eso. Viendo la plática (Pedro) se dio cuenta que era el personaje. (Villalvazo) estaba nervioso porque no es actor, pero lo tratábamos de guiar. Creo que lo fue sacando. Yo le decía: “Tú eres Carlitos prácticamente”. Lo quieren muchísimo, es uno más del equipo Pachuca.

¿Participaste en las tomas donde se ve color de los juegos de futbol?

Hicimos todos los juegos nosotros, parte de lo que se entrenaba era para que yo tratara de llegar a cierto nivel. Hay ciertas cosas en los detalles que cualquier jugador de futbol te dice: “eso no está bien”. Todo eso se trabajó aparte para cuando nos integráramos a los partidos. En una semana y media filmamos todos los encuentros. Fuimos pasando por muchos equipos y era un proceso de cinco horas de jugadas fijas y después nos dejaban jugar 15 minutos libres. Casi todos esos equipos eran con chavos que se iban a probar para el Pachuca. Jugaban como si se les fuera la vida ahí. 

¿Qué se siente filmar en el estadio?

Se siente un poco de presión. Tienes enfrente a tipos que juegan perfecto y te dicen: “aquí te la paso, la recibes, le pegas de primera y la cruzas al ángulo de allá”. Y yo así de “espérate”. Era muy chistoso porque las celebraciones de los goles son totalmente genuinas. El estadio no estaba lleno. Teníamos un cuarto del estadio con gente. Filmábamos con ese cuarto y pasaban por grupos a un green screen que había en un foro atrás y los iban replicando para poder completar todo el estadio. Estar adentro es impresionante. No puedo creer el audio que hay. Había gente hasta arriba hablando y los podías escuchar en la cancha. Le tomé un respeto a los jugadores de futbol impresionante. De 2,000 niños que van a la escuela del Pachuca, uno o dos se vuelven profesionales. Es gente muy aventada. Te pones a jugar al tú por tú con estos jugadores y es otro ritmo. Por eso luché tanto por estar en esta película. Sabía que era una experiencia importante. 

Autor

Mabel Salinas

Diariamente escribo de cine en Enlabutaca.com, portal que dirijo, y coedito noticias de entretenimiento en Terra. Soy cinéfila, seriéfila, melómana. En pocas palabras, me encanta el arte.

Ver más artículos de Mabel Salinas

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas