the defenders
Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Luis Miguel Cruz

17 / 02 / 2017
anime

Studio Ghibli

Con más de medio siglo en evolución, el anime parecía encontrar el rumbo hacia una industria estable, diversa y con una buena base de aficionados. Sin embargo, la técnica aún necesitaba superar su prueba más importante: el equilibrio entre contenidos de autor y éxito comercial.

Nausicaä del valle del viento lo logró en 1984 con una buena recepción que inspiró a los directores Hayao Miyazaki, Isao Takahata y el productor Toshio Suzuki para crear Studio Ghibli. Con un nombre que alude al aire cálido del Mediterráneo, la tercia pretendía ser el viento del cambio para afianzar el anime en el mundo.

(Nausicaä del Valle del Viento, 1984) 

 

La alianza se concentró en leyendas y momentos históricos de Japón, pero se temía que los contenidos fueran incomprendidos en otras latitudes. La solución fue una estricta política antiedición para evitar cortes que sacrificaran tramas por mayores ganancias.

LA FÓRMULA DEL ÉXITO
Los primeros 15 años trajeron grandes victorias, pero la gloria mundial aún parecía lejana pues todavía tenían que lidiar con distribuidores ansiosos por alterar las obras para aumentar su atractivo internacional. El propio Suzuki expuso su hartazgo enviándole a Harvey Weinstein –en su momento, presidente de Miramax– un sable con la leyenda “sin cortes” cuando aquel estudio se disponía a distribuir La princesa Mononoke en Estados Unidos.

La historia cambió con el apoyo de John Lasseter quien, fascinado por El viaje de Chihiro, convenció a los ejecutivos de Disney para adquirir los derechos globales de distribución. El ratón aceptó con una condición: quería todas las películas del estudio. Al poco tiempo, la cinta recibió el Premio de la Academia y convirtió a Ghibli en la potencia animada de oriente.

(El viaje de Chihiro, 2001)

 

UN FUTURO INCIERTO
Hayao Miyazaki se había retirado en cinco ocasiones y por ello nadie se preocupó cuando anunció su sexta jubilación en 2013, tras declarar en el Festival de Venecia que “hay muchas cosas que quiero hacer además de animación”. Al poco tiempo, Toshio Suzuki anunció que Ghibli tomaría una pausa de reestructuración ante la salida de su creativo, lo que desató rumores sobre un posible cierre.

La historia está lejos de terminar, pues el cineasta regresó al estudio para el cortometraje Kemushi no Boro, aunque el estudio no ha revelado nuevas películas. Por su parte, los aficionados sólo pueden soñar que los vientos que alguna vez revolucionaron al anime sigan soplando con fuerza por muchos años más.

 


Ve la lista completa: 
Los 50 mejores animes de la historia

Autor

Luis Miguel Cruz

Amante del cine, aficionado a los deportes, entusiasta de los libros, coleccionista de figuras de acción y orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Ver más artículos de Luis Miguel Cruz

COMENTARIOS

 

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas