Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Arturo Aguilar

27 / 09 / 2016
TIFF

Toronto 2016: Días de box

The Bleeder cuenta la historia real que inspiró Rocky y Miles Teller se pone los guantes.

Curiosamente, en los últimos dos días pude ver dos películas basadas en historias reales de boxeadores. Cuentos modernos de superación y lecciones de vida sobre nuestras capacidades e incapacidades para sortear obstáculos o aprovechar oportunidades, respectivamente.

Primero tuve oportunidad de ver The Bleeder, protagonizada por Liev Scrieber y Naomi Watts. La película cuenta la historia de Chuck Werner, quien como él mismo, vía voz en off, nos señala al principio del filme, ustedes ya lo conocen, pero quizá no saben que lo conocen.

Wepner es el boxeador en el que Sylvester Stallone se inspiró para construir parte de su icónico personaje Rocky y de esa primera película que le valdría múltiples nominaciones al Oscar y fama mundial. La película cuenta la historia de Wepner desde que por azares del destino y de su sobrehumana capacidad de soportar golpes, recibe una oportunidad por el título mundial de su categoría, ni más ni menos que frente a Muhammad Ali, en la que seria la primera defensa del título de Ali, y la única vez en la que un adversario lo mandaría a la lona (aunque dicen que fue por pisarlo y no por un golpe). Desaprovechada esta oportunidad, Chuck descubriría pronto una fama gratuita cuando Rocky se estrena y se convierte en un fenómeno fílmico y de premios. De nuevo, más oportunidades de hacer algo de su vida, pero su incapacidad para ello es solo comparable con su gusto por la fama, el alcohol y las drogas. Con un par de buenas actuaciones por parte de Schrieber y Watts, la cinta funciona y entretiene, pero no mucho más.

Esto último también aplica para Bleed for This, en la que Miles Teller da vida a Vinnie Paz, campeón del mundo de peso medio que tras un accidente automovilístico que le provoca una fractura en el cuello, asegura volverá a pelear aunque el diagnóstico médico apenas y da posibilidades de que pueda volver a caminar.   

Se trata de una historia de perseverancia y superación, donde las actuaciones de Teller y de Aaron Eckhart, aportan calidad a un filme del que podemos anticipar el desenlace (no es un secreto la vida de este pugilista, así que tampoco hay riesgo de mucho spoiler pero yo no les contaré de más), pero que se queda corto en la forma en que desea transmitir la pasión, certeza, fuerza o necedad de este hombre para seguir adelante. 

Si a Teller ya lo habíamos visto saber meterse en la piel de un hombre obsesionado con lo que hace, lo que considera algo más que una profesión o pasión (como en Whiplash), aquí queda a deber en ese último nivel de vehemencia e ímpetu imparable. 

Lamentablemente, a la hora de ver las peleas de box recreadas en los filmes, en ninguna de ambas películas hay intención de sus realizadores de hacer algo distinto o atractivo, quizá novedoso en la puesta en escenas de ese tan singular lugar que es un ring, como sí se logra, y de manera sobresaliente en Creed de Ryan Coogle, apenas estrenada hace un año, o qué decir de esa obra mayor que es Toro Salvaje de Martin Scorsese. 

En ese sentido, estas películas se quedan en las categorías de pesos ligeros. 

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas