Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Por: Arturo Aguilar

18 / 09 / 2016
TIFF Festivale

Toronto 2016: Snowden nos recuerda que alguien nos vigila

La película de Oliver Stone destacó en los últimos días del festival, junto con otro pequeño fenómeno: la cinta Moonlight.

Tras un par de días de entrevistas con los protagonistas y directores de varias películas presentadas en el festival (Manchester by the Sea, La La Land, Bellas de noche, Into the Inferno), por fin regresé a las salas de cine para continuar con el maratón de funciones de este año, ya en la recta final del encuentro.

Dos películas se llevaron la atención. La primera fue Snowden, dirigida por Oliver Stone y protagonizada por Joseph Gordon-Levitt, sobre el hacker informático que se convirtió en la fuente que permitiría al periodista Glen Greenwald publicar reportajes, en los diarios The Guardian y The Washington Post, sobre el uso –indiscriminado y sistemático– de sistemas de vigilancia y espionaje por parte del gobierno de Estados Unidos hacia todos sus ciudadanos. 

Tratándose de un tema de una innegable y enorme carga política, Stone aprovecha esta historia real para poner el dedo en la llaga de un sistema político y de inteligencia abusivo y controlador, amenazante y en lo más mínimo confiable, llevándonos a través de la transformación ideológica de Snowden. Es una suerte de viaje para abrir los ojos sobre lo que los gobiernos y poderes hacen para mantener dicha supremacía o rol de macho alfa, pasando por encima de todos los derechos posibles e imaginables. Aunque habría que señalar que Stone podría mostrarse más vociferante sobre el significado de lo acontecido, debido a la conocida postura política de sus filmes, la historia resulta lo suficientemente poderosa por lo que trae de suyo lo hecho por Snowden.

Por otra parte, habrá que destacar el trabajo de Gordon-Levitt quien literalmente parece transformarse en Snowden, en gestos y hasta en el registro y ritmo de su voz. Quienes hayan visto el documental ganador del Oscar Citizenfour, que narra los encuentros de Snowden con Greenwald y la documentalista Laura Poitras en Hong Kong, donde compartiría y revelaría los secretos clasificados a los que tenía acceso, notarán el sobresaliente parecido que el actor logra con el personaje real.

Por supuesto, al final, la idea del filme es poner de nuevo este tema pendiente en la mesa de discusión colectiva, porque, seamos sinceros, esto es algo que sigue pasando (así que cuidado con lo que dicen en sus correos y mensajes de texto o Whatsapp o hasta en lo que ponen en redes sociales).

La otra película de la jornada fue Moonlight, el retrato en tres tiempos (infancia, adolescencia y adultez) de un afromamericano gay en Miami. Pero no en el Miami colorido y folclórico, de playas de postal y moda, sino en su lado más pobre y violento, agresivo e impalacable. La combinación de momentos crudos y realistas, retflejo directo de una situación social conocida, con momentos de expresionismo casi poético sobre lo que este hombre vive y enfrenta, hacen de este filme la pequeña joya de la que todos hablan en el festival.

 Al grado de que para los últimos días del mismo, ya se anunciaron algunas funciones extras tanto para prensa como para el público. 

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Tú quieres reír

CINE PREMIERE TIENE ESTAS RECOMENDACIONES PARA TI...

Más películas