Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER

Versus: Las princesas de Disney

Por: Clara Itzel Hernández Valladares

29 / 12 / 2009
2/10

Versus: Las princesas de Disney

Cenicienta, 1950

Cualidades principales en Cenicienta:
Bella: Sus hermanastras le tienen envidia por eso. Conquista al Príncipe sólo con entrar a la fiesta, por ser la más hermosa del lugar.
Soñadora: Cuando la despiertan los pajaritos, se enoja con ellos porque le interrumpieron sus sueños. Pero luego dice que es lo único que nadie le puede quitar.
Sentido maternal: Le gusta vestir a los animales y darles de comer.
Comienza a abogar por sus derechos: Se defiende vagamente cuando no la quieren dejar ir a la fiesta del Príncipe. Dice: “Yo también tengo derecho de ir. ¿Qué no soy de la familia?”
Las labores del hogar son una carga: Al contrario de Blanca Nieves, ya no le gusta trabajar. De hecho le choca, y con eso la castiga la Madrastra.
Enamorada de un extraño: Ni siquiera sabe cómo se llama el Príncipe (nosotros tampoco sabemos). Sólo bailaron una canción y ya se va a casar con él.
Pasiva. Hace lo que le imponen: Cuando le rompen el vestido no hace nada por defenderse, simplemente se va a llorar. ¿Y porqué deja que la traten como esclava? ¡Esa es su casa! ¡La que le heredó su papá!
Le deja sus deseos a alguien más: Ella no hace nada por su situación. Tiene fe en que se arreglará sola, pero no toma las riendas de su vida.

Meta en la vida:
Encontrar el amor para que la saquen de su situación y que la liberen de trabajar. Tiene una fe ciega de que eso sucederá. Así canta:
“Si amor es el bien deseado, en dulces sueños llegará.
No importa quién borre el camino,
Marcado está el destino, y el sueño se realizará.”
Conflicto: Huir de una situación que no le gusta. Pero espera que le resuelvan sus problemas o un Hada Madrina, o un Príncipe. Ella no hace nada por estar mejor.

Antivalores: Fealdad (en las hermanastras), envidia, malos tratos, dar órdenes.

El hombre debe:
Ser guapo, bailar y cantar bien, ser Príncipe (o sea, que te pueda mantener), y si no le pidió el teléfono (por baboso), poner a su asistente personal (o duque) a localizarla por todo el reino.

Mensaje:
¿Cómo saldrás de tu horrible situación rutinaria? ¡Casándote! Con un Príncipe que te mantenga. Tú aguanta tu sufrimiento y aprende a limpiar bien la casa, que el destino te premiará con el matrimonio.

COMENTARIOS

News

¿Ya atrapaste Pókemon?

¡Ahora atrapa las mejores trivias en nuestro newsletter!

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER